¿Cómo funciona el proceso de financiación de una startup?

¿Cómo funciona el proceso de financiación de una startup?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

inversion startups

Hoy en día, ya sea por tener ganas de empezar a trabajar de manera autónoma o por motivos económicos, hay mucha gente que decide empezar su propia empresa. El proceso de creación es un poco complejo si no tenemos claro como se hace y como pueden empezar a surgir las oportunidades. Dentro de este proceso podemos definir diferentes actividades entre las cuales hoy destacaremos la financiación.

Es muy probable que cuando decides crear una empresa, algún amigo o familiar te pregunte si tienes dinero suficiente para poder emprender un proyecto de esta envergadura. Lo cierto es que para empezar no se necesita obtener financiación, pero si en algún momento queremos expandir nuestro negocio o darnos a conocer de una manera más extensa, deberemos empezar a pensar en las opciones que tenemos.

La idea básica de las acciones es que funcionan como un pastel. Cuando empezamos un negocio el pastel es muy pequeño y tenemos el 100% de un pastel del tamaño de un bocado. Cuando empezamos a tener inversión y la compañía crece, el pastel se hace más grande. Un 100% de nada es menos que un 20% de una gran compañía. Debemos tener esto en mente para poder entender las diferentes fases.

Dinero contabilidad financiacion

El proceso de financiación

Etapa de la idea

Al principio de todo estás solo. Has tenido una idea brillante que destaca de entre las otras y finalmente decides desarrollarla. En el momento en el que empiezas a trabajar ya estás creando valor, que más tarde se va a convertir en acciones. Como se trata de una sola persona en una compañía que aún no está registrada, tampoco no se piensa en acciones ni en el valor de estas.

Los co-fundadores

Un día empiezas a ver que la idea te está llevando más tiempo del que pensabas y necesitas a otra persona con habilidades que te pueda ayudar a llevar a cabo la idea. Cuando encuentras a la persona adecuada ves que gracias a su trabajo está aportando más valor, por lo que le ofreces convertirse en co-fundador. Como no tienes dinero no le puedes pagar nada, así que le ofreces acciones a cambio de su trabajo.

Aquí viene un dilema, y es que no sabemos qué porcentaje de acciones debemos darle, ¿un 20%?, ¿un 40? Al fin y al cabo es tu idea, pero te das cuenta que el valor de tu startup es casi nulo por lo que esta persona se está arriesgando mucho. Al final le das un 50% para que esté igual de motivado que tu. Pero luego te das cuenta que necesitas más dinero para poder integrar otras ideas que se te ocurren, así que miras las opciones que tienes.

Hay dos opciones en esta fase, inversores o la familia y amigos. Si no conoces a nadie dispuesto a invertir dinero a tu empresa, o no sabes como hacer que se fijen en ti, hablas con tu familia y amigos y te dan dinero a cambio de un pequeño porcentaje de las acciones (15.000 euros por un 5% por ejemplo). Gracias a esto puedes sobrevivir unos meses más e implantar las ideas que tenías en mente.

startup pizarra brainstorming

El registro de la compañía

Para poder dar ese 5% a tu familia, debes registrar tu compañía y emitir acciones comunes. Además también te guardas un 20% adicional para los empleados futuros.

La ronda de business angels

Con el dinero que te ha dado la familia tan solo puedes sobrevivir durante 6 meses, por lo que necesitas empezar a buscar otra fuente de financiación. Hay diferentes opciones:

  • Incubadoras, aceleradoras, etc.. Estos lugares te dan dinero, espacio para trabajar y mentores. En su momento hablamos sobre las ventajas e inconvenientes de estos programas
  • Angels. Normalmente este tipo de inversores dan dinero a las compañías que están valoradas en 2,5 millones de dólares, por lo que debemos saber cuál es nuestro valor. Para ello debemos hablar con los angels y ver qué valor creen que tienes.

reunion startup

Dividiendo el pastel

Cuando los inversores compran acciones e invierten en nuestra compañía, nuestras acciones se diluyen. Esto quiere decir que si por ejemplo valoran nuestra compañía en 1 millón de dólares y deciden invertir 200.000, el valor después de la inversión será de 1,2 millones. Dividiendo la inversión por el valor después de la inversión, encontraremos el porcentaje que se queda el angel, que en este caso será de 16,7%.

Esto quiere decir que nuestras acciones se reducirán un 16,7%. Esto no es malo, porque nuestro pastel se está haciendo más grande con cada inversión, pero por otro lado también perdemos control de la compañía. Por este motivo deberíamos solo buscar inversión cuando es necesario.

Ronda de venture capitalists

Igual que los angels valoran tu compañía e invierten, las acciones se diluyen y ellos ganan control sobre tu compañía. Una vez hecho esto ya hemos pasado la ronda de financiación A. Ahora se puede intentar conseguir una B y C, pero también puedes decidir salir al público.

Oferta Pública de Venta

Una OPV es otra manera de conseguir dinero, pero esta vez de muchas personas que no conocemos. Todas las personas que habían invertido antes en la compañía tienen acciones restringidas y que no se pueden vender. Con la OPV estas acciones se convierten en no restringidas y se pueden vender. Es la manera de pagar a las personas que han confiado en la empresa desde el principio. Después de tomar riesgos ven como los beneficios llegan y tu creces como compañía.

Archivado en Curiosidades, Empresa, Financiación, Sociedad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs