Las Redes Sociales y su repercusión en el mundo laboral

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Las redes sociales forman parte de nuestra rutina diaria, las consultamos constantemente y estamos suscritos como mínimo a una. Pero, ¿Qué repercusión tiene el uso de las mismas en nuestro trabajo?

Las Redes Sociales y su repercusión en el mundo laboral

Las redes sociales constituyen un fenómeno a nivel mundial incuestionable desde hace algunos años, expandiéndose gracias al carácter social y cooperativo del ser humano y al hecho de que cada vez más y más personas tienen acceso a internet.
Su variedad además es incuestionable: las hay orientadas a un tipo de usuarios concreto, a una actividad o un propósito definido, incluso(aunque debido a la expansión de algunas ésto va cambiando) otras son características de un país o región del mundo particular. En ellas se pueden colgar fotos, comentar experiencias, buscar trabajo, encontrar pareja… todo sin levantarse de la silla.
Seguramente a todo el que lea este artículo se le han ocurrido un mínimo de tres o cuatro ejemplos de ellas que utiliza, ha utilizado o alguien conocido emplea.
Es inevitable, vivimos en una época en la que la presencia en la red es casi tan importante como la propia existencia en la vida real, todos (o casi todos) tenemos Facebook, Tuenti, Google Buzz, Linkedin, Flickr, Twitter, y un largo y casi interminable etcétera.

Estas actividades consumen un mínimo de tiempo diario.
A algunas personas solo unos minutos: lo justo para comprobar nuevos mensajes, colgar o ver algunas fotos o mirar los perfiles de conocidos.
Sin embargo a otro muchos les ocupa entre una y varias horas, dependiendo del número de redes sociales en las que tenga una cuenta y del tiempo que les dediquen a cada una.
La presencia de estas nuevas tecnologías y su uso se ha extendido paulatinamente del tiempo de ocio al entorno de trabajo. Según un informe elaborado por la consultora InSites Consulting, el 54% de los españoles accede a estas redes en horario de trabajo.

Partiendo de esta información existen dos puntos de vista diferenciados:

  • Estudios de la Universidad de Melbourne afirman que los trabajadores que utilizan las redes sociales son un 9 % más productivos, basándose en que los pequeños descansos que se toman para consultar las redes sociales les permite volver al trabajo más despejados.

  • La otra cara de la moneda se encuentra en que esta actividad puede atraer o causar el espionaje corporativo o generar lagunas de seguridad en la red de la compañía, utilizando como siempre el eslabón mas débil de la cadena: el ser humano, su confianza y la carencia de formación en temas de seguridad.

Según analistas de Kaspersky Lab, las principales amenazas que acechan a los usuarios de estas redes sociales durante el horario laboral son: el robo de cuentas de de usuario en la red sobre la que se conectan, en este caso la de su lugar de trabajo; el robo de contraseñas y la propagación de malware a través de sitios web o de correo electrónico con archivos adjuntos de tipo malicioso.
La mejor forma de combatir estos peligros no consiste en la prohibición del uso de redes sociales durante el horario laboral, sino en la educación, concienciación y alerta constante de los peligros a los que los usuarios estan expuestos.
Para ello existen una serie de consejos y advertencias de seguridad que se suelen mencionar casi siempre:

  • Comprobar la configuración de protección de datos.
  • Precaución con lo que se publica en las redes sociales.
  • Atención a las solicitudes de amistad recibidas, pueden ser falsas.
  • Proteger la propia identidad.
  • Evitar ataques de malware a través de mensajes tipo “vídeo muy gracioso”.

Y por supuesto y como nunca está de más: mucho sentido común.

Archivado en Ciberdelincuencia, Entretenimiento, Internet y redes sociales
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion