El fantástico mundo de Roald Dahl (I): La maravillosa medicina de Jorge

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El universo literario de Roal Dahl es uno de los más heterogénos y fantásticos creados hasta la fecha. La maravillosa medicina de Jorge constituye un ejemplo de literatura infantil tan bien hecha que no deja de ser atractivo para los adultos.

Como ya comenté en un post anterior, Roald Dahl ha sido uno de los escritores más versátiles del siglo XX. Su producción literaria abarca la fábula, la novela juvenil, el relato de terror, los guiones de cine y televisión, el teatro y un largo etcétera.

Sus libros infantiles y juveniles han sido leídos por millones de colegiales en todo el mundo y, para bien o para mal, asocian irremediablemente su nombre al de Matilda, Willy Wonka o el Fantástico señor Zorro.Quisiera pues iniciar una serie de posts sobre esos cuentos largos o pequeñas novelas que casi todos hemos leído, la gran mayoría hemos disfrutado y, probablemente, nunca olvidaremos.

La maravillosa medicina de Jorge

La maravillosa medicina de Jorge no es el más conocido de los libros infantiles de Roald Dahl, pero su creatividad, su finísimo sentido del humor y la tremenda agilidad del relato lo convierten en un imprescindible de cualquier biblioteca.

El libro comienza con la advertencia “No intentes hacer tú solo en casa la maravillosa medicina de Jorge. Podría ser peligroso”, y coloca al lector en el lugar exacto que quiere Dahl: le mete en su mundo como sólo él sabe hacer, un mundo mágico en el que no consigues creerte del todo la historia pero piensas (o deseas) que pudiera ser real.

portada la maravillosa medicina de jorge

Portada de La maravillosa medicina de Jorge, fuente: http://www.prisaediciones.com

Jorge es un niño normal que vive con sus padres y su abuela en una granja alejada del pueblo. Es fin de semana y sus padres van de compras, así que Jorge es el encargado de hacer compañía a la abuela. El autor escribe: “La mayoría de las abuelas son señoras encantadoras, amables y serviciales, pero ésta, no”. Lo cierto es que la abuela de Jorge era gruñona y malencarada, con un carácter agrio e insoportable. Jorge decide hacer una medicina que mejore el carácter de su abuela y va recopilando todo tipo de potingues por la granja. Mezcla todos los ingredientes, remueve bien y, cuando su abuela toma la medicina hecha por Jorge, comienza a crecer hasta hacerse gigante. A partir de aquí se suceden toda una serie de increíbles y extravagantes situaciones.

Desde la primera a la última página, el libro está envuelto con el toque de la deslumbrante imaginación de Dahl, con una acción que no cesa y que rehuye las descripciones largas y complicadas. Un cuento que mira cara a cara a los niños y les dice: “no sois tan estúpidos cómo algunos pueden creer”, lo cual puede ayudar a entender su éxito entre los lectores jóvenes. A mí me cautivó.

El fantástico mundo de Roald Dahl (I): La maravillosa medicina de JorgeEl fantástico mundo de Roald Dahl (II): Matilda El fantástico mundo de Roald Dahl (y III): Charlie y la fábrica de chocolate

Archivado en Literatura, Matilda, Roald Dahl, Willy Wonka
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion