El señor de las moscas, de William Golding

COMPARTIR 0 TWITTEAR

“El señor de las moscas” ha llegado a convertirse en todo un clásico moderno. Un libro leído por millones de personas a lo largo de todo el mundo que consigue conmovernos, asustarnos y hacernos reflexionar. Una novela propia de uno de los mejores escritores del siglo XX.

El señor de la moscas fue la primera novela que publicó el británico William Golding y, si bien en sus primeros años pasó desapercibida para el gran público, con el paso del tiempo se convirtió en un libro imprescindible hasta el punto de llegar a ser una de las lecturas recomendadas más frecuentes en colegios e institutos del Reino Unido.

El libro cuenta las aventuras de un grupo de preadolescentes que acaban en una isla desierta tras un accidente de aviación. Los primeros conflictos por el liderazgo del grupo de supervivientes no tardan en surgir y dar lugar a la formación de dos grupos: un grupo en el que todavía prevalecen las formas de una sociedad civilizada y racional y un grupo de cazadores regido por las leyes de la supervivencia y la supremacía del más fuerte.

A pesar de que el inicio de la novela está cubierto de cierta candidez e inocencia, rápidamente se torna hostil, cruda y, en algún pasaje, hasta truculenta, dejando ver la maestría y originalidad de la prosa de Golding.

William Golding

Muchas han sido las interpretaciones que se han dado a este libro en el que sobresalen dos temas por encima del resto: la pérdida de la inocencia en el tránsito de la niñez a la vida adulta y la violencia y hostilidad presentes de manera natural en el ser humano (tema este último que enlaza la novela con gran parte de la obra de Golding).

Esta obra ha calado de tal manera en la cultura popular que son habituales referencias a la misma en cine y televisión. De todas las existentes quizás las dos más evidentes sean el episodio de Los Simpson titulado Das Bus (en el que el autobús escolar cae por un puente y los niños terminan en una isla desierta) o los primeros episodios de Lost (en los que se producen hechos como la separación de los supervivientes en dos grupos o la caza de jabalíes en unos términos muy cercanos a los de la novela).

Ninguna de las obras posteriores de Golding alcanzó la difusión de El señor de las moscas, lo cual no impidió que fuese galardonado con el Nobel de Literatura en 1983, reconociéndose de esta manera una trayectoria literaria única, plagada de originalidad y que comenzó con esta historia sobre un accidente de avión.

Archivado en Literatura, Novela, Sociedad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion