Un nuevo invento para alegrarnos la vida, nos obligan a sonreír para abrir el frigorífico

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Los asaltos a la nevera ya no podrán ir acompañados de una mueca triste en nuestros rostros. Si no esbozamos nuestra mejor sonrisa, no conseguiremos abrir la puerta de nuestra fría despensa. Los japoneses nos traen un sistema por el que una cámara reconoce nuestra expresión, convirtiendo una sonrisa en la llave de este electrodoméstico. El objetivo que pretende lograr es que cada día seamos más felices, pues según se ha descubierto la sonrisa es el camino a la felicidad.

Frigorifico happiness Couter abierto por chica sonriente. El método más simple para ser feliz no es otro que sonreír. Cuanto más sonreímos, más ganas tenemos de seguir sonriendo. Y como la risa es la muestra de que somos felices, desde la universidad de Tokio nos presentan este invento para ayudarnos a alcanzar la ansiada satisfacción.

Este invento consiste en un sistema que no nos permite abrir el frigorífico si no mostramos una amplia sonrisa. Por medio de una cámara que reconoce nuestras expresiones se nos avisa de que esa no es la cara de alguien feliz. Y si no estás contento, no vas a llegar a probar ni un solo bocado que guardes en la nevera. Pero tranquilos, tienes más de un intento, solo basta con mostrarle a la cámara tu mejor cara y listo, la comida a tu alcance.

Con Happiness Counter, que es como se llama el invento, parece que las personas evolucionan hacia un estado más feliz. Ya sea porque te acostumbras a sonreír más o porque realmente la risa trae algo de felicidad, parece que con el tiempo abrir la nevera cuesta menos trabajo.

Por mi parte, invito a todos a probar lo de sonreír más. No sabemos si realmente es efectivo, pero seguro que por intentarlo no perdemos nada. Y si os funciona y sois más felices, compartirlo con nosotros.

Archivado en Felicidad, Inventos, Nevera
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs