Una persona tiene “miedo” de usar su Smart TV debido a su política de privacidad

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Imagen de un televisor 4K de LG

La tecnología ha avanzado a pasos agigantados, más características, más funciones, más de todo. Lamentablemente lo que ha disminuido es la privacidad del usuario en torno al uso de aparatos conectados a Internet. Ya hemos tenido suficiente con la NSA y otras empresas como Google, Facebook, entre otras, que usan nuestros datos –a veces de forma intrusiva– para publicidad. Ahora se suman a esta categoría el mundo de las Smart TV, que al parecer capturan toda información que se menciona cerca.

Una persona de nombre Michael Price recientemente ha decidido reemplazar su vieja, ya-no-inteligente TV que ya no funciona mucho. Para eso, ha comprado una Smart TV con la capacidad de hacer streaming, navegar por Internet, jugar, ver contenido multimedia. La cual también incluye una cámara integrada para reconocimiento facial y un micrófono para operar por voz, pero Price ha encontrado un pequeño problema: la política de privacidad.

Michael se dió el trabajo de leer 46 hojas que explicaban la política de privacidad de la empresa, donde ciertos puntos han causado “miedo” en él. ¿Qué pudo leer para que sucediera esto? A modo resumido, la TV recoge una cantidad impresionante de datos personales, que incluye:

La TV archiva dónde, cuándo, cómo y por cuánto tiempo usas a TV. Se crean cookies para rastrear y detectar cuándo has visto cierto contenido en particular o un email en particular. “Se recolectan las aplicaciones que usas, los sitios web que se visitan y cómo se interactúa con el contenido”. También se ignoran las peticiones de do-not-track (no rastrear) debido a la política.

Considerando esto demasiado, Michael Price encontró un punto del cual preocuparse aún más, el micrófono del televisor. El precio por usar esta característica es:

Si las palabras mencionadas y escuchadas incluyen datos personales del usuario, esa información será recogida con los demás datos y serán enviados a terceros.

Lo anterior quiere decir que aunque no uses la TV todo el tiempo, ésta registrará todo y lo enviará a la empresa fabricante. Aunque siempre está la opción de no usar estas características, el uso de todas las features del televisor no serán posibles. Por lo tanto tendrás que elegir entre usar el televisor con todo su potencial y arriesgarte a enviar información personal a no sabes quién, o proteger esta información y usar unas cuantas funciones básicas.

Algunas personas dirán “si no hago nada ilegal no tengo nada que temer”, hasta cierto punto tenéis razón. Pero las situaciones del hogar varían y un montón de datos personales tales como tarjetas de crédito, fechas de nacimiento y datos del grupo familiar serían recolectados. Desafortunadamente no hay ninguna ley que proteja a los clientes de este tipo de “funciones”. Aunque no se tiene registro de datos robados vía televisores inteligentes, este supone una grave violación a la privacidad de la persona.

Fuente | Brennan Center

Archivado en Datos, Privacidad, Smart TV
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion