China tiene un gran problema (y a la vez una bendición): los robots

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Fábrica de Foxconn

Que China es la mayor fábrica del mundo es algo que no podemos negar. Y es que el gigante asiático acapara la mayor fabricación de gadgets posibles en el mundo. Mira un momento a tu alrededor, y te darás cuenta que todos o casi todos los dispositivos que tienes se encuentras fabricados en China.

En el mercado tecnológico las demandas –al igual que la innovación– son exponenciales, por lo que vemos cómo se multiplica año tras año. Si hace unas décadas veíamos cómo la población china comenzaba a emigrar de las zonas rurales a las ciudades para empezar en el sector de la industria, es ahora tal la demanda que ya no hay población rural que meter en fábricas.

Para el gobierno chino y sobre todo para los grandes fabricantes esto no es un problema sin solución. Porque se puede seguir manteniendo la creciente demanda aún sin disponer de más trabajadores, y encima, reduciendo los costes de fabricación. ¿Cómo?, con robots.

Con robots todo son ventajas, o eso parece

Estas son algunas ventajas de disponer de robots en fábricas:

  • Son mucho más precisos que la mano humana para la manufacturación de gadgets
  • Trabajan 24h sin descanso alguno, evitando así cualquier retraso
  • Aceleran los procesos de fabricación
  • Los costes de mantenimiento son menores que los de los trabajadores
  • Pueden realizar trabajos peligrosos para el ser humano (trabajo con químicos, de riesgo de accidente…)

Sí, son muchas las ventajas de un robot, sin embargo, y aunque sean el futuro, aún no pueden reemplazar al ser humano por completo. ¿Por qué?, porque no son inteligentes. Un robot no puede responder ante un imprevisto, no piensa, no se adapta, de hecho, no puede hacer nada que no se le programe antes. Teniendo en cuenta que el dispositivo que fabrica un robot es diferente cada varios meses…, el robot ha de ser reprogramado continuamente o directamente sustituido.

Actualmente, los robots son una solución a la gran demanda que existe en China. Sin embargo, no es la solución definitiva, o por lo menos no está del todo definida. Mientras el robot siga siendo estúpido, la clase obrera china puede respirar tranquila, las grandes corporaciones seguirán necesitando sus servicios. El futuro de la manufacturación parece ser 100% robótica, ¿qué pasará entonces con toda la clase obrera china y mundial?

Archivado en China, Robots
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion