El papel de los periódicos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Para qué compramos los periódicos? ¿Nos aportan algo que no pueda aportarnos internet? ¿Obedece a una costumbre o a una necesidad real de información?

Mis sábados comienzan casi siempre de la misma manera (comiencen a las nueve de la mañana o la una del mediodía): tras un breve desayuno me conecto a internet, miro las promociones de los diarios y decido si me aseo para bajar a comprar alguno o continúo un rato más dando vueltas en pijama por casa.

A día de hoy no hay nada en la presa escrita que justifique su compra: todas las noticias y casi todos los artículos de opinión pueden ser leídos en distintos medios a través de la red y, salvo que te interese alguno de los productos o suplementos del día (yo completé la colección de Mafalda a un precio muy asequible gracias a un periódico) ir a comprar el diario es más un ejercicio social y físico que una necesidad intelectual.

Cada día cientos de toneladas de papel salen de las imprentas, se suben en camiones y se distribuyen por todos los rincones de España. Cientos de toneladas de materia que exigen un consumo energético para su transformación en papel, para su llegada a las imprentas, para su impresión y para su distribución. Cientos de toneladas que finalmente son recicladas en un porcentaje muy pequeño.

Montones de papel

Montones de papel, fuente:http://www.opinar.net

Las noticias a través de internet no generan tanto CO2 (pues por mucho que consuman los servidores que alojan as.com estoy convencido que es mucho menos de lo que se gasta en imprimir y distribuir el periódico físico, contando la web con millones de lectores más), no ocupan espacio en los desvanes y son fácilmente accesibles, catalogables y “buscables” una y otra vez. Además la velocidad de transmisión es similar a la de la radio (minutos desde que se produce la noticia hasta que está disponible).

A favor de la prensa escrita está su calidad (superior todavía en término medio) y la mayor facilidad de concentración lectora que para muchos de nosotros representa el papel frente a la pantalla del tablet o el ordernador.

El cambio lleva tiempo produciéndose y cada vez es más rápido. Probablemente en diez o quince años la prensa escrita no sea más que una rareza, una excusa para distribuir libros, DVDs o toallas de playa los fines de semana.

Por cierto, no os he contado lo que hago con el diario que compro los sábados: al lado de mi kiosko habitual hay un contenedor de papel… podéis haceros una idea.

Archivado en Comunicación, Nuevas tecnologías, Sociedad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Mis sábados comienzan casi siempre de la misma manera (comiencen a las nueve de la mañana o la una del mediodía): tras un breve desayuno me conecto a internet, miro las promociones de los diarios y decido si me aseo para b……

  • Jon Arregi dice:

    A mí, que soy un auténtico devorador de libros, me pasa parecido con los periódicos (me leo unos 6 al día). Por supuesto entiendo que los argumentos románticos a favor del papel, pero es que los periódicos son tan incómodos, estáticos, el papel es malísimo, te manchas de tinta, las hojas se desencuadernan… y es tan cómo leer un periódico en el iPad! 😀

    • Miguel dice:

      Yo, durante mucho tiempo, leí 3 ó 4 periódicos en papel al día, ahora rara vez leo alguno. A pesar de que el formato es más propicio para leer casi todo (al final en la edición digital la mitad de las secciones ni las abres), es sumamete incómodo por tamaño, calidad de la tinta y demás… y que conste que sigo defendiendo los libros en formato tradicional.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion