Españistán, el país se va a la mierda

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Puede un cómic explicar el porqué de la crisis que nos asola? entra y descubre como unos simples muñecos explican como hemos llegado la situación económica actual.

La palabra crisis se ha instalado en nuestro vocabulario diario, ya sea estando en la panadería, durante una noche de copas o en la biblioteca mientras hurgas en tu bolsillo con las esperanza de reunir los céntimos suficientes para disfrutar de un ruinoso café de máquina. Todo empezó durante el año 2008 con el derrumbe de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos y que afectó a todos y cada uno de nosotros.

Españistán, el país se va a la mierda

EL LIBRO

Hace unos meses un joven catalán llamado Aleix Saló (@AleixSalo) sacó un libro donde ilustraba la historia de un cani (o un choni, o un poligonero, ya saben…) que, en su empeño por deshacerse de la hipoteca, deberá recorrer el Reino de Españistán para enfretarse con todos y cada uno de los malandrines, meapilas y soplagaitasque lo pueblan, dando lugar a un relato plagado de tópicos, tacos y faltas de ortografía, con bien de lobbies, parados, mileuristas, pensionistas, funcionarios, obispos, SGAE, telebasura, enchufes, sobornos y estilismos poligoneros. Durante el cómic se ven las dificultades que atraviesa el protagonista para deshacerse de su hipoteca, concedida con todo tipo de facilidades por parte de su “amigo” el Banco, pero convertida en una losa insalvable al quedarse en paro.

Bienvenidos al país con el mejor sistema educativo de toda África. El país de las hipotecas crecientes y los sueldos menguantes, una democracia joven que lo mismo te patenta la fregona que te planta un adosado sobre una fosa común por aquello de cerrar viejas heridas […]

Prólogo de Jose A. Pérez de Mi Mesa Cojea

El autor, para completar su relato, realizó un video de unos siete minutos de duración donde explicaba como España se había visto envuelta en la vorágine del dinero fácil. Un país donde de la noche a la mañana se vendían más coches de gama alta que utilitarios, donde el viaje a Cuba había sustituido a las fiambreras en Benidorm y en donde un mileurista se podía comprar un piso de 250.000€. Se trata de dos obras de obligada visión para conocer algunos detalles más de lo que nos ha llevado a la situación actual en que nos encontramos, eso si, de una forma que nunca se verá en la prensa salmón.

Enlace | Españistan

Archivado en Sociedad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion