Windows 8 promete un arranque ultra rápido

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Si quieres conocer de primera mano qué nos va a traer el revolucionario Windows 8, lo mejor es que le eches una ojeada a este vídeo que muestra el tiempo de carga del sistema operativo de Microsoft en un portátil. Gracias a una serie de avances, tanto en el software como en el hardware, podemos olvidarnos de las largas esperas al arrancar nuestro equipo.

Os traemos un vídeo realmente espectacular, que proviene del blog oficial Building Windows 8, y en el que Emily Wilson, encargada del grupo de desarrollo del kernel de este nuevo sistema, nos demuestra lo rápido que puede llegar a ser su arranque. Resulta una mejora muy considerable frente a la situación que vivimos a día de hoy, y en su consecución intervienen tanto el avance del hardware de los últimos años como una serie de optimizaciones que Microsoft ha aplicado a su código. Los chicos de Redmond le dan mucha importancia a este asunto, no sólo porque es bastante impactante para un usuario ver un tiempo de carga tan reducido, sino porque además sus estudios demuestran de que está muy extendida la mala costumbre de apagar y encender nuestros ordenadores en lugar de usar otros métodos de ahorro de energía más eficientes.

Una de las claves para obtener este resultado es que al apagar nuestro equipo se cierra la sesión de usuario, pero la del kernel se hiberna. Dicho de otro modo, se guarda su contenido (que suele ser pequeño) al disco duro desde la RAM, lo que acelerará el siguiente encendido. Además, se aprovechan las capacidades de los procesadores multinúcleo para agilizar la lectura del archivo de hibernación.

Captura de la interfaz Metro de Windows 8

En la parte del hardware hay dos aspectos básicos que permiten este rendimiento increíble. Por un lado se utiliza un SSD, aunque las anteriores mejoras también hubieran tenido bastante impacto si se tratara de un disco mecánico. Hay que considerar que este nuevo tipo de formato de almacenamiento está experimentando un boom en los últimos tiempos, así que es de esperar que cuando Windows 8 esté en el mercado sea relativamente frecuente. Por otro lado, el uso de UEFI en lugar de BIOS también acelera el proceso de arranque del sistema operativo.

En definitiva, por lo que estamos viendo de las características del nuevo sistema de Microsoft, parece que los riesgos que los chicos de Steve Ballmer están tomando con este producto van a valer la pena, y es probable que podamos disfrutar del mejor Windows desde hace muchos años. Sólo nos queda esperar a su lanzamiento, que los más pesimistas sitúan a finales de 2012, y desear que todas las promesas que nos están haciendo cristalicen en un software de alta calidad.

Fuente | Building Windows 8

Archivado en Software, SSD, Windows 8, Windows Metro
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion