Caño Cristales, el río más hermoso del mundo, tu próximo viaje

COMPARTIR 0 TWITTEAR

“Yo voy a ti como va sorbido al mar ese río”, escribió Ramón de Campoamor. ¿Qué río te ha venido a la imaginación al leer esos versos? Quizás el exótico Nilo, o el grandioso Amazonas, o los elegantes Támesis, Volga o Danubio. Puede ser. El Tigris y el Eufrates, siempre van unidos en nuestro subconsciente. El Sena, el Misisipi, el Ganges, el Río de la Plata o el Amarillo. El Ebro y el Tajo, no podían faltar. A partir de ahora, sólo podrás pensar en uno que no aparece en esa lista. Caño Cristales.

Colombia Paraíso

El arcoíris reposa en este río, cuando no tiene función en el cielo. El gran teatro de la Naturaleza le reserva un papel estelar, pero secundario, esplendoroso si aprovecha los resquicios del tiempo. Sin embargo, para que sus apariciones dejen boquiabierta a la muchedumbre, debe racionarlas. Entretanto, necesita un escondite, hay que descansar. Hoy hemos descubierto su hogar. Aquí dormita imponente y tranquilo, esos ratos muertos en los que no fabrica sonrisas.

Caño Cristales, así se llama este paraíso, fue declarado Patrimonio Biológico de la Humanidad, y desde 1948, parque protegido por la ley de la República de Colombia. Es un río de cinco colores, un regalo para la vista y para Colombia. Situado en el Parque Natural Sierra de la Macarena, en el departamento del Meta. Abarca los municipios de San Juan de Guaviare, La Macarena y Mesetas. Atención, espabila, no confundas el río de La Macarena, con la Macarena de Los del Río. Sería imperdonable. Un pecado.

Colombia Río

Un Parque Natural de 650.000 kilómetros cuadrados. La flora y la fauna de la serranía son únicas, especies vegetales y animales, propias de la región Andina, la Amazonía y la Orinoquía. Asombra la riqueza ornitológica, quizás la más importante del mundo. Aunque parezca un cuento, no necesitarás abrazar tu almohada para pasear por bosques fríos, cruzar túneles gigantes o escuchar sonidos exóticos y salvajes en una selva húmeda tropical. ¡Ah! Si no quieres que se convierta en pesadilla, no imites a “El último superviviente”, Bear Grylls. Podrías encontrarte cara a cara con un oso hormiguero. O una chucha mantequera. ¿No te da miedo? ¿Y si fuera un puma o un cocodrilo?

Río más hermoso del mundo

El apelativo del “caño” es fácil de explicar. Los campesinos denominan así a los riachuelos para distinguirlos de los grandes ríos, como el Amazonas, el Gaviare, el Caquetá o el Putumayo. Nada que ver con los regates de Messi a Pepe.

Si nos disfrazamos de Henry Morton Stanley y queremos encontrar el nacimiento del río, porque el Doctor Livingston, supongo, ya es historia, deberíamos buscar a espaldas de los más viejos tepuys de la Sierra. 1.200 millones de años de experiencias, las rocas más antiguas del planeta. Parte del Escudo Guayanés. Una zona escarpada, repleta de ignoradas pinturas rupestres. Pictogramas y petroglifos. El Caño nace al sur de la Sierra de la Macarena y se desploma hacia el oriente, para desaparecer plácidamente en el río Guayabero.

Cascadas Colombia

No alcanza los 100 kilómetros de longitud, ni sobrepasa los 20 metros de ancho. Demasiado pequeño para llamar la atención, si no tuviera un orgullo tan grande. El cauce de Caño Cristales es rocoso, ¿Qué supone eso? Una lluvia, no necesariamente torrencial, provoca que su caudal crezca de una manera sorprendente. Y merma con la misma rapidez. El caño es una sucesión de rápidos y cascadas. Las aguas son cristalinas, permiten ver el fondo. Los pequeños pozos circulares que contiene, han sido abiertos por minerales de gran dureza. Cuando uno de estos fragmentos de minerales o rocas muy duras cae en alguna de las “marmitas de gigante” (concavidades), gira y gira, y va aumentando la profundidad y el tamaño del pozo.

El musgo, los corales y sobre todo, las algas de diferentes colores, hacen del lugar una auténtica maravilla sensorial. Amarillo, azul, verde, negro y rojo. Este último color, característico de las plantas autóctonas, corresponde a las macarenias clavígeras. Estas algas se adhieren firmemente a la roca y ni siquiera las corrientes más fuertes del río las pueden arrancar. Durante el verano las aguas se secan y las plantas rojas encuentran allí su oportunidad para multiplicarse. Así, cuando el nivel de agua está a la altura adecuada, tanto el musgo como las algas florecen con colores brillantes, dotándole al río de esa estampa única en el mundo.

Un entusiasta nativo describe así el río:

Si te detienes a mirar todo el curso del caño es como si un meteorito gigante hubiese caído allí y hubiera permitido que el agua jugara sobre su cuerpo, dibujando el recorrido y haciéndole huecos en cada caída de sus cascadas. Como se ve en estas hermosas fotografías. Por eso casi no verás piedras, como en los ríos comunes. Es una placa compacta de comienzo a fin, rodeada de naturaleza exuberante. Caño Cristales… el paraíso.

Un dato curioso. No hay peces. Sus intratables cascadas no permiten que los peces suban.

Paraíso

El “río de los dioses” lucha cada día contra dos grandes enemigos. No, no son Hannibal Lecter y Joker. Son mucho más despiadados y molestos. Uno. La devastación y el atropello de colonos y negociantes en madera que talan los árboles. Conciencia ambiental, cero. Dos. Muchos turistas invaden los rincones más encantadores y queman árboles, dejan desperdicios, cazan animales en vías de extinción… Inadmisible. La Sierra de La Macarena debería estar mejor protegida. El Ministerio del Medio Ambiente colombiano tendrá la última palabra.

Cierra los ojos, ¿escuchas el límpido y bello sonido del río? ¿Sabes leer el agua? No es el cuadro de un pintor abstracto y colorista, no son tinturas artificiales arrojadas al río, no es una prodigiosa imagen publicada por un artista del Photoshop, es simplemente, otro lugar al que ir antes de morir. El río más hermoso del mundo.

El río más hermoso del mundo

Agradecemos a la agencia de viajes de naturaleza colombiana Caminantes del Retorno su permiso para publicar alguna de sus fotografías en este artículo.

Archivado en Colombia
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs