Cincuenta sombras de Grey, de E. L. James

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hace unos meses pronosticábamos que la trilogía “Cincuenta sombras” sería uno de los bombazos editoriales de este verano. Una cuidada campaña de marketing viral con gran presencia en las redes sociales y una distribución amplia parecen confirmar esta intuición. Tras un fin de semana de lectura os desvelamos los secretos de un libro que quizá pueda hacer frente (en lo que a ventas se refiere) al fenómeno que supuso hace unos años la saga “Millenium” de Stieg Larsson.

Habitualmente desconfío de las novelas de quinientas páginas y si vienen presentadas como parte de una trilogía mi desconfianza se acentúa todavía más.

Cincuenta sombras de Grey es una novela que nunca se convertirá en una obra clásica recordada por su calidad o innovación pero que contiene todos los elementos necesarios para ser un superventas e, incluso, dar lugar a una trilogía cinematográfica.

La relación narrada en la novela entre el empresario Christian Grey y la estudiante Anastasia Steele parece más una obra de ciencia ficción que una historia que pudiera llegar a suceder en el mundo real principalmente por la increíble juventud de los protagonistas difíciles de asimilar a su modo de vida, su forma de pensar y su manera de moverse en el mundo. El otro punto flojo de la novela es la poco creíble vigorosidad sexual del señor Grey, más cercana a un personaje ideado por Stan Lee y digno de poseer su propia serie en la Marcel que a una persona de carne y hueso.

Cincuenta sombras de Grey portada libro

En el aspecto técnico la ejecución de la narración es discreta, reconociéndose una gran capacidad para la descripción y la recreación de sentimientos pero recurriendo en demasiadas ocasiones a repeticiones que hacen que el lector intuya lo que va a ocurrir pero que son tan obvias y se emplean con tanta asiduidad que parecen más de una obra dirigida al público juvenil que de una novela indicada para un público adulto.

Como aspectos positivos merecen ser mencionados la indudable capacidad de la autora para mantener una tensión casi constante a lo largo de quinientas páginas y la introducción de un método narrativo poco utilizado: el género epistolar en formato email.

… y de la historia ¿qué contar sin desvelar el argumento? Quizá lo más apropiado sea decir que se trata de una historia de descubrimientos: descubrimiento de uno mismo, de los propios límites y de los demás.

Una novela sencilla de leer que puede ayudarnos a pasar momentos agradables entre siesta y siesta o entre baño y baño en la playa este verano pero que, seguramente, no tenga continuación en las librerías más allá de 2 ó 3 años.

Cincuenta sombras de Grey cuenta con todos los ingredientes necesarios para repetir el éxito de ventas cosechado en los países de habla inglesa. Para pasar a la historia de la literatura seguramente no.

Archivado en Anastasia Steele, Christian Grey, Cincuenta sombras de Grey, Literatura, Novela, Trilogía
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion