E.T. y Alien pierden a su padre, muere Carlo Rambaldi

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El día de ayer falleció el padre de E.T, el peculiar extraterrestre que literalmente saltó a la fama en 1982. Carlo Rambaldi, artista de los efectos especiales, murió en Lamezia donde residía y se fue tras una vida de éxitos y premios. Monstruos, simios gigantes y extraterrestres forman parte del legado de este cineasta italiano que hoy dice adiós a este mundo. Aquí os contamos un poco de este importante personaje de la historia del cine.

Los efectos especiales son una parte esencial del cine en nuestros días. La más reciente película de Scorsese, “La invención de Hugo”, hacía un merecido homenaje a Georges Méliès, uno de los primeros en explotar la capacidad del cine para “capturar los sueños”. Pero nada de esto sería posible sin el talento de los magos encargados de dar vida a personajes y situaciones sólo “visibles” en el terreno de lo onírico. Uno de ellos fue el italiano Carlo Rambaldi que lamentablemente ha fallecido ayer a los 86 años de edad.

Mago de los efectos especiales

Rambaldi nació un 15 de septiembre de 1925 en la provincia de Ferrara, estudió en Bolonia graduándose en 1951 e inició su carrera cinematográfica en 1957 con la película “Sigfrido” de Giacomo Gentilomo (el fue el creador del dragón que aparece en la película). Pero su mayor gloria llegó de la mano del renombrado director norteamericano Steven Spielberg. Su primer trabajo juntos se dio en 1977 con “Encuentros en la tercera fase”, aunque un año antes había logrado ya su primera estatuilla Oscar tras haber dado vida al famoso King Kong.

El personaje más entrañable

Las estatuillas seguirían llegando y el aporte de Rambaldi se ganaría un lugar eterno en nuestra memoria. En 1979 se encargó de los movimientos de cabeza de un famoso monstruo: Alien. Pero el octavo pasajero no sería el único ser de otro mundo que sería posible gracias al italiano. En 1982 Carlo creó a “E.T. El extraterrestre”, un personaje entrañable y con un lugar especial en la historia del cine. Además de estos trabajos (que le valieron sendos premios de la Academia), el mago de los efectos especiales trabajó con el cineasta David Lynch en “Dune”.

Uno de sus personajes célebres

Hollywood está de luto con la pérdida de uno de los genios de los efectos especiales, pero los personajes fruto de su talento le mantendrán siempre entre nosotros. El cine, decíamos, tiene la virtud de atrapar los sueños y proyectarlos en la pantalla, pero se necesita siempre del visionario, el intérprete capaz de traducir el material onírico en personajes e historias que nos hacen soñar a todos para volver a comenzar el ciclo. Que el trabajo de Carlo Rambaldi sirva de inspiración a los soñadores del mundo para que sigan impresionándonos en las salas de cine. ¿Pensáis que los efectos de las películas de Rambaldi no son mejores de los actuales o sois de los amantes de los clásicos?

Archivado en Alien, Hollywood, Martin Scorsese, Steven Spielberg
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion