If I Die: con la muerte en los talones, un concurso que te dejará helado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Una amarga victoria. “If I Die” nos da la bienvenida a su mundo de despedidas. Es sencillo. Tú te mueres, y ellos se encargan de enviar a Facebook el comunicado que tú has escrito o grabado previamente. Un mensaje desde la tumba, que petrificará a los amigos y familiares que te guardan luto. Bien. El difunto no protesta. Hasta ahí todo perfecto. Más o menos. Ahora han organizado un concurso que no te dejará indiferente. Gana el primero en morir. Ya doblan las campanas por el ambicioso fiambre. ¿El premio? Abrir las puertas de la fama.

La genética está en nuestra contra, es una pelea que no vamos a ganar por mucho que vayamos al gimnasio. Ni tú, ni yo. Que no la ganes tú, tampoco me importa demasiado, pero tarde o temprano, yo también tendré que pedir perdón por no levantarme. Andy Warhol vaticinó que en el futuro todo el mundo sería famoso durante 15 minutos, pero apuesto mis patillas a que este concurso de Facebook no entraba en sus pensamientos. No veo al padre del Pop Art fumando un puro, encantado de que sus planes siempre salgan bien. Es más probable que esté abriendo una lata de sopa de tomate Campbell, para compartirla con Marilyn Monroe y con John Lennon. La eternidad no baila en el Studio 54.

Concurso macabro Facebook

“If I Die” es una aplicación que vive con más pena que gloria, en la red social de Mark Zuckerberg. Nació como página web en 2010, y un año más tarde dio el salto a Facebook. Ofrece a los usuarios la posibilidad de grabar un mensaje para que se publique en su muro en caso de defunción. Dan ganas de llorar de alegría. El caso es que la empresa israelí Willook ha lanzado una campaña para promocionar la siniestra aplicación. Un concurso un pelín fúnebre, ejem, que plantea un único y definitivo reto a los participantes: ser el primero en morir. El premio es la fama que tanto cuesta, la que muchos persiguen sin éxito durante toda la vida. Tantos cástines fallidos para entrar a Gran Hermano o en MHYV…

Eran Alfonta, fundador y consejero delegado de Willook:

Tuvimos esta idea desde el primer día que pensamos en crear este servicio.

Creemos que todas las personas tienen derecho a que sus últimas palabras sean conocidas, que su legado sea público y consideramos que un concurso (denominado “If I Die First”) sería lo apropiado para que esto tuviera impacto.

Los requisitos para participar en esta carrera por el aplauso universal, con meta volante a dos metros bajo tierra, son sencillos: estar vivo, tener cuenta en Facebook, instalar la aplicación y entrar en la opción “For a chance to World Fame” (por una posibilidad para alcanzar la fama mundial). Ahí es donde dejas tu mensaje para la posteridad. Piénsatelo bien, no improvises. La posteridad se hace muy larga, sobre todo al final, si no aciertas con la frase adecuada, o la persona a la que va dirigida te falla, serás el hazmerreír del infierno. El bufón al que pisarán el rabo rojo. No seas iluso, hay cuatro claves en la vida que deberían enseñarnos en la escuela. El cielo es azul, el agua moja, las mujeres tienen secretos, y lo que menos dudas ofrece: todos nos veremos en el infierno.

Concurso macabro If I Die

De momento no se admiten apuestas, ni podemos manchar los nombres de los políticos y banqueros que nos han dejado caer al pozo de la crisis. Sí, ya sé que es muy triste. Que quede claro, a ver si me explico bien, no es una página web donde desfogarse, o donde hagan vudú a tus enemigos. Si buscas eso, olvídate de “If I Die”, sigue lanzando dardos en la diana personalizada que tienes en tu habitación.

Bien. Ya te has apuntado a este inocente servicio post mortem. Ahora imagínate que resultas ganador. Eres el usuario que ha tenido la suerte de fallecer antes que los demás infelices. Tendrás tu testimonio póstumo publicado en páginas web como Mashable, una referencia en Internet con más de 20 millones de visitantes únicos al mes, así como en revistas y medios internacionales que colaboran en la campaña. Qué envidia. Un triunfador más allá de la vida.

La inscripción, que es gratuita, se abrió el pasado sábado y desde entonces se han apuntado más de 1.200 personas. Atento: esta vez deberías leer bien las reglas del juego antes de marcar la casilla de “Sí, acepto”, los organizadores dejan muy claro que forzar la propia muerte es hacer trampas. No quieras ser más pícaro que el diablo. Seguro que pensabas que ya habías encontrado el vacío legal, ¿eh, pillín?

Si hay alguna sospecha de que se trate de un suicidio o fallecimiento deliberado, entonces no se publicará. Tenemos una política antisuicidio muy estricta.

Sí, señor, muy bien dicho. No quieren que “If I Die” se convierta en una plataforma que fomente o dulcifique la muerte, aunque se presente con sentido del humor. Qué humanos.

La aplicación frivoliza con el drama del fallecimiento con el fin de hacerlo atractivo e interesante. Si hubiéramos optado por un ángulo más profundo, el resultado sería aterrador y mórbido.

Creemos que todo el mundo debería grabar un mensaje en ”If I Die” porque nunca se sabe…

Añadiremos 21 gramos de presunto ingenio a este veneno que se extenderá por la red de las tinieblas como la peste. “La inmortalidad está a la vuelta de la esquina junto con la muerte” y “Este es el único concurso que no quieres ganar pero que no te puedes perder”. Fantásticos eslóganes, grandes frases para una campaña mortal. El segundo lo podría haber escrito Don Draper. También podrás deleitarte con un vídeo ilustrativo sobre cómo llegar a ser un famoso. No se les escapa nada.

Aunque no te lo puedas creer, ha habido críticas. Alfonta no les dio importancia, es algo que les pasa a todas las aplicaciones. Un especialista en consuelos.

Si la gente usa Facebook para su vida social entonces también tiene derecho a morir ahí.

Es parte de nuestra vida digital, nosotros añadimos un servicio de muerte digital.

“If I Die” cuenta con más de 213.000 usuarios desde que se estrenó en Facebook, y únicamente ha sacado de debajo de la tierra dos muertes. Lamentable cosecha.

Nos impresionó lo emotivos que fueron esos mensajes, eran de despedida, ambos de personas que estaban enfermas y asumo que sabían que no les quedaba mucho tiempo. Una de ellas dejó un mensaje en vídeo y la otra en un texto.

“If I Die”, que como hemos dicho, es gratuito, emprendió este mes su servicio de pago. ¡Qué te pensabas! El verdadero negocio. Dicen que quieren evitar recurrir a la publicidad en Internet, pero yo, que soy muy crédulo, veo muy negro que una empresa quiera anunciarse ahí. Los usuarios “premium” podrán grabar mensajes que solo irán dirigidos a la persona que elijan, tenga cuenta en Facebook o no. Eso sí, previo pago de una cuota anual de mantenimiento. Santalucía Seguros tiene que estudiar este asunto cuanto antes o pasarán a mejor vida. Tarifas de 25 dólares (unos 20 euros) por 5 mensajes de hasta 15 minutos cada uno. Una especie de “Epílogo” sin Canal Plus, para olvidados e ignorados anónimos.

La aplicación “If I Die” es independiente del “concurso por la fama”. Para participar en el concurso hay que grabar un mensaje distinto. El ganador se conocerá en un plazo de 19 meses, según la estimación de los organizadores. Supongo que la Universidad de Wisconsin está detrás de este estudio. Una estimación científica, sin duda.

No queremos que ocurra muy rápido pero ciertamente alguno de nuestros usuarios morirá.

¿Te vas a apuntar? ¿Te parece demasiado macabro? ¿Crees que podrías ser original en tu última nota? ¿Te convence el premio, o piensas que es un poco soso, teniendo en cuenta el precio que hay que pagar? ¿A quién le enviarías los cinco mensajes de tu cuenta Premium? ¿Qué te diría tu novia, si le regalas un bono de estos el día de tu aniversario?

Archivado en Concurso, Facebook, Humor negro, Internet y redes sociales, Muerte
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion