Un experto descifra a los mayas: no habrá fin del mundo este año 2012, pero sí una catástrofe

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Manuel Mandianes, científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), asegura que los mayas predijeron que este año se produciría una catástrofe, no el fin del mundo. No sé si alegrarme o construir una habitación del pánico. Sus palabras son muy doctas y sensatas. Merece la pena leer lo que dice, sus explicaciones. Espero no llegar tarde, que no te hayas gastado todos tus ahorros pensando que la profecía maya era 100 % segura. Nostradamus también puso su foco en el 2012, pero tú parecías más inteligente. En fin, un poco de desenfreno no hace daño…

Ya podemos estar más tranquilos, los mayas nunca desaparecieron. No, no me refería a eso, no quería hablar de ese tema, tengo que pensar antes de escribir, no todos los lectores de Xombit han hecho la ESO. Veamos, voy a subirme al púlpito: el fin del mundo ocurrirá alguna noche de estas, pero es de suponer que no sea en el 2012. Oye, no te pongas así, no dije que tuviera una noticia urgente y trascendental. No se construye Chichén Itzá cada día.

Profecía maya

El próximo 21 de diciembre no tendrás que asomarte a la ventana para contemplar la gran explosión, es más probable que nuestros queridos políticos nos maten a disgustos sorbito a sorbito. Yo tenía pensado recibir la “nueva era” bebiendo un Moët & Chandon, acompañado de Bar Rafaeli. Tendré que posponerlo. El científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Manuel Mandianes, ha indicado que los mayas predijeron que este año se produciría alguna catástrofe, pero en su calendario, en ningún momento se habla del fin del mundo. Tampoco hagas mucho caso a Ken Follet cuando trae a cuento un mundo sin fin. Solo yo tengo línea directa con Dios, y me dice que las grandes catástrofes no esperan. Como los autobuses…

El calendario maya no se puede seguir de la misma manera en la que hoy los contemplamos, ya que su forma de elaborarlo era proyectando para el futuro lo que habían vivido en el pasado. Siglos atrás, por la concordancia de planetas estrellas y otros astros, se habría producido alguna mala cosecha o pestes, por ello los mayas, adivinando que en 2012 probablemente se daría la misma confluencia, profetizaron que se produciría alguna catástrofe.

Me gustaba más el fin del mundo. Era más concreto. Esto de la catástrofe es demasiado etéreo. Seguro que ocurre alguna. Y el ingenuo de turno se agarrará a ese clavo ardiendo. Si el Real Madrid le mete cinco al Barça en el Camp Nou, empezaré a creer en la astrología maya. Ufff. Menudo escalofrío…

La preocupación fundamental de los mayas era la medida del tiempo, y les obsesionaba de tal manera que fundaron su filosofía y su religión a partir de él. Prácticamente la totalidad de sus divinidades tenían que ver con algún periodo, algún ciclo del tiempo o alguna hora del día.

Esta preocupación les llevó a estudiar el origen del tiempo. En su manera rústica de llevar a cabo esta investigación, los mayas determinaron que el tiempo era como el mito del eterno retorno, de modo que los periodos de tiempo se repetían por ciclo y los ciclos también se repetían.

Su “modus operandi” era conocer lo más posible de los siglos pasados para, después proyectarlo de cara a adivinar el futuro. Llegaron a escribir lo que acontecería cuatro milenios más adelante que el tiempo que ellos estaban viviendo.

La teoría de los ciclos económicos y los ciclos de Samsara tienen puntos en común con esta conjetura. Por mucho que avance la sociedad, por muchos kilómetros que nos separen, seguimos siendo los mismos panolis. Es interesante y enloquecedor. Sobre todo, esta especie de “teléfono estropeado” que tergiversa todas las historias.

Así como se ha llegado a la profecía de que el mundo puede acabarse. En realidad ellos no dijeron que sería el fin del mundo, los expertos actuales sobre el tema no lo determinaron así, sino que lo escrito alertaba de que acontecerían cosas importantes. La idea del fin del mundo caló en la sociedad por otros canales. Ha pasado lo mismo que cuando los adivinos y echadores de cartas dijeron que el fin del mundo sería en el año 2000, se propagó y no fue así.

¿Por qué tienen tanto éxito los echadores de cartas de madrugada? ¿Por qué la gente del año 2012, que tiene más acceso a la ciencia y vive en la era de las nuevas tecnologías y grandes telescopios, da tanta importancia a lo que dijeron unos sacerdotes mayas que no tenían los instrumentos que se tienen hoy en día?

Profecía maya catástrofe

Para Manuel Mandianes, la razón de que este tipo de profecía cale en la sociedad está muy clara:

La filosofía de la postmodernidad. El ser humano ha dejado atrás, como consecuencia de los nuevos tiempos, una serie de creencias que le ha dejado un vacío de valores.

Para llenar este vacío, el hombre se inventa fiestas, tradiciones, pero carece de una filosofía como la que se tenía hace siglos, basada en la religión, como también la tenían los mayas. Cuando el hombre actual lee las profecías mayas carecen de la filosofía que ellos tenían sobre el tiempo y lo ponen en un contexto cultural y sociopolítico que es totalmente diferente.

No sé qué haces leyendo esta noticia pudiendo ver Sálvame. Aún estás a tiempo, anda. Ellos también son expertos en adivinaciones. El calendario maya aporta muy poco a las “profecías”, y hasta el menos avispado de los ciudadanos pensantes es capaz de ver que el equipo de Jorge Javier, tampoco contribuye a que veamos con más claridad el futuro. Mandianes explica que el estudio del tiempo cíclico no es “muy acertado”:

La cultura maya ha aportado una gran ayuda a la astronomía puesta al servicio de la astrología. Era tan importante para ellos que los mil monumentos jeroglíficos hallados en la zona que habitaban, están todos dedicados a este tema.

Los sabios de la sociedad maya eran los sacerdotes que sabían de astronomía. Eran los encargados de hacer todas las profecías y de predecir el tiempo. La astronomía era una herramienta, la llave que abría la cerradura de la astrología.

Si no acertaban, su prestigio caía por tierra y los que acertaban crecían en la estima de los ciudadanos y su rol social aumentaba y eran más importantes.

Profecía maya Fin del mundo

Los vaticinios más agoreros alertaban de que el fin del mundo llegaría el 21 de diciembre de este año, pero el pasado mes de mayo, un equipo de científicos descubrió algo que apagó todas las alarmas y que fue publicado en el ”National Geographic” y en “Science”. Sucedió en una excavación, en el extenso complejo de Xultún, en la región de Petén, en Guatemala. Un lugar, que en su tiempo fue una gran ciudad construida por los antiguos mayas.

Encontraron una estructura que contiene lo que parece haber sido el espacio de trabajo del escribano de la ciudad, paredes adornadas con pinturas únicas, diminutos glifos rojos y negros, muchos de las cuales son los cálculos relacionados con el calendario maya. Los diferentes ciclos: el calendario ceremonial de 260 días, el calendario solar de 365 días, el ciclo de 584 días del planeta Venus, o el ciclo de 780 días de Marte. El telón del fin del mundo volvía a abrirse. The show must go on.

Los científicos del proyecto no han necesitado salir en la televisión cien veces para dar explicaciones. Este descubrimiento disipa las dudas, no hay ningún rastro que indique que el calendario maya (y por consiguiente, el mundo) acaba en el año 2012. Sin embargo, la creencia popular, los fanáticos de la telebasura, seguirán dando por buena la leyenda.

El calendario marca, más bien, el transcurso de diferentes ciclos.

Qué peso me he quitado de encima. Ahora tengo más tiempo para convencer a Bar Rafaeli…

¿Habías vendido todas tus pertenencias para vivir como Charlie Sheen hasta el 21 de diciembre? ¿Sabes que los mayas lograron solucionar sus problemas de sequía? ¿Cuál es la siguiente fecha clave para el fin del mundo? ¿Crees en algún vidente? ¿Qué catástrofe se producirá este año? ¿Piensas que Belén Esteban sería una buena presidenta del gobierno?

Archivado en Fin del mundo, Mayas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion