Iridis-Pi combina LEGO, supercomputación y Raspberry Pi… ¡el sueño de todo geek!

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Las Raspberry Pi son una placas muy económicas y versátiles, que pueden ser integradas en proyectos educativos o de aficionados, y que están teniendo un gran éxito en el mercado. En la Universidad de Southampton han pensado que su bajo coste permitiría unir muchas de ellas para construir un superordenador, y se han puesto manos a la obra, para lo cual incluso han fabricado una caja contenedora hecha con… ¡piezas de LEGO!

Las Raspberry Pi son unas placas que integran los componentes básicos de un ordenador, y que pretenden ofrecer una potencia aceptable a un muy bajo coste, de forma que puedan ser empleadas en todos tipo de proyectos amateur y educativos. Están disfrutando de un gran éxito en la comunidad del software libre, hasta el punto de que es difícil hacerse con una en determinadas tiendas. La flexibilidad y libertad que permiten es muy grande, por lo que no nos debemos sorprender de que surjan ideas como la Universidad de Southampton, que ha decidido crear un “superordenador” uniendo varios de estos aparatos.

Fotografía de un superordenador con Raspberry Pi y LEGO

Así ha nacido Iridis-P, un dispositivo formado por 64 Rapsberry Pi, que se interconectan por medio de la tarjeta de red, y que ofrecen 1 terabyte de almacenamiento en formato tarjeta SD. Emplea una variación de Debian Wheezy como sistema operativo, adaptado a partir de la versión original que controla esta placa. Otro punto muy interesante es que el conjunto se soporta en una caja fabricada con piezas de LEGO, que fue construida con la ayuda del hijo de seis años de uno de los desarrolladores. Además, el proyecto tiene un marcado carácter educativo, y en la fuente se incluyen instrucciones para replicar esta máquina por nosotros mismos.

En definitiva, un concepto atractivo, que sin duda servirá para que muchos estudiantes se inicien en el mundo de la supercomputación. Otra cosa es que el conjunto de las 64 Raspberry Pi sea capaz de ofrecer una potencia digna de que lo consideren un superordenador, pero lo importante es el valor del proyecto para el aprendizaje. Sin duda, los creadores de la pequeña placa deseaban este tipo de usos originales para su ingenio, y parece que el cálido recibimiento que les ha ofrecido la comunidad asegura que veremos muchas curiosidades como esta en el futuro.

¿Qué te parece Iridis-Pi? ¿Crees que es interesante y sorprendente, o consideras que las Raspberry deberían conformarse con usos más acordes a sus limitadas capacidades?

Fuente | Universidad de Southampton

Archivado en LEGO, Raspberry Pi
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion