The Mindy Project y los peligros de las comedias románticas

The Mindy Project y los peligros de las comedias románticas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

No sé si será por la crisis pero parece que las cadenas norteamericanas creen que nuestra vidas necesitan un poco de alegría pero la temporada seriéfila 2012-2013 viene cargadita de estrenos de comedias. Ya os hemos hablado de algunas de ellas (Animal Practice y The New Normal) pero hoy toca hablar de The Mindy Project, probablemente la comedia más esperada de la temporada.

The Mindy Project

Mindy Kaling es conocida principalmente por su papel en The Office dónde interpreta a Kelly Kapoor, la cotilla y dispersa responsable del departamento de servicio al cliente de la oficina de Dunder Mifflin en Scranton. Pero Kaling, ahí dónde la veis, también es guionista y productora de The Office y coincidiendo con el fin de la serie se ha lanzado a crear, escribir y protagonizar su propio proyecto: The Mindy Project.

Su protagonista es Mindy Lahiri, una ginecóloga treintañera con una carrera bien encaminada pero cuya vida sentimental es un auténtico desastre debido a su obsesión por las comedias románticas. Ella querría que su vida fuese como una película de Sandra Bullock, Meg Ryan o Katherine Heigl y encontrar a su príncipe azul tras un encuentro románticamente fortuito, pero su realidad se acerca más a la de El Diario de Britget Jones, incluso en los quilitos de más y la voluntad de menos.

The Mindy Project

Pero las similitudes con Bridget Jones no se acaban ahí ya que Mindy también se encuentra en el centro de un triángulo amoroso con sus Daniel Cleaver y Mark Darcy particulares. Por un lado está Jeremy (Ed Weeks), un compañero británico con una vida sexual dispersa al que Mindy es incapaz de resistirse y con el que se lía periódicamente, y por el otro está Danny (Chris Messina, que últimamente está en todos lados), otro compañero de la clínica, divorciado y aparentemente mucho más centrado, con el que Mindy mantiene una relación algo tensa básicamente porque le dice las verdades (o crueldades) a la cara.

El piloto es resultón, no se lo vamos a negar, pero cuesta imaginar que The Mindy Project vaya a tener un recorrido demasiado largo. La utilización de las comedias románticas para presentar a la protagonista es un recurso interestante y altamente efectivo pero, a la larga, y si no eres fan del género, puede llegar a saturar. Habrá que esperar al resto de espisodios pero parece que la serie basculará entre Mindy en la clínica (y con su triángulo amoroso) y Mindy de cita en cita besando sapos, por lo que necesitará encontrar un equilibrio entre las tramas románticas y las médicas, si es que las hay, para no cansar al espectador y no agotar las tramas antes de hora.

Alerta de spoilers. El tráiler, como siempre, lo explica prácticamente todo.

Pero dónde más le urge encontrar el equilibrio es en los personajes secundarios y los actores que los interpretan. Kaling ha demostrado en The Office que tiene una gran bis cómica, pero si exceptuamos a Messina, el resto de los actores (o quizás sus personajes) no destacan en absoluto, y si lo hacen es para mal. Esto hace que Mindy destaque, claro, pero ella sola no puede llenar una temporada completa por muy bien que nos caiga.

Veremos cómo evoluciona pero por ahora lo que está claro es que The Mindy Project es apta sólo para amantes de las comedias románticas, así que si las odías ni te acerques. Yo reconozco que no soy fan del género pero me quedo a la espera de ver por dónde va y porque, en el fondo, confío en el talento de Mindy Kaling, que lo tiene y mucho.

Archivado en FOX, The Mindy Project
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs