California apuesta por los libros de texto gratuitos con una ley muy prometedora

COMPARTIR 0 TWITTEAR

En estos tiempos de crisis económica, en los que hay que evitar cualquier tipo de despilfarro, el estado norteamericano ha tomado un camino muy lógico y necesario: crear libros de texto que no tengan coste para los estudiantes de cursos bajos, gracias a un uso racional de los recursos públicos y el empleo de las nuevas tecnologías. Una iniciativa muy interesante, y de la que deberíamos tomar ejemplo en nuestro país.

Las Matemáticas o la Historia no cambian de un año a otro, pero eso no impide que nuestros estudiantes deban gastar cantidades astronómicas en libros nuevos cada curso. De hecho, se dan casos en los que ni siquiera hermanos con poca diferencia de edad pueden reutilizarlos. Han existido programas para compartir estos manuales entre estudiantes de distintas edades, con cargo a las arcas del Estado, pero la propuesta que ahora se presenta resulta mucho más atractiva, y también más eficiente a nivel de costes. Por desgracia, la idea no ha surgido en nuestro país, aunque esperemos que sea adoptada pronto.

Fotografía de varios libros apilados

Hoy sabemos que el gobernador de California Jerry Brown ha aprobado unas leyes destinadas a hacer los libros de texto más asequibles en su estado. Y es que los manuales de referencia de cursos escolares bajos serían elaborados por profesores universitarios de la zona, y se lanzarían bajo una licencia de tipo creative commons. Paralelamente, se crearía una página web desde la que los estudiantes podrán descargar los textos libremente, sin ningún tipo de coste. Además, otros estados están invitados a unirse a la iniciativa si la consideran prometedora, con lo que quizá nos encontremos a las puertas de una revolución en el mundo educativo.

La noticia resulta muy positiva, y muestra como el empleo de las nuevas tecnología y la voluntad de mejorar los servicios públicos llegan a producir soluciones muy interesantes. Considerando los recortes que la Educación en España está sufriendo, quizá fuera una buena idea importar este modelo, que podría lograr reducir el gasto en libros sin que su calidad se redujera un ápice. No cabe duda de que los editores de manuales escolares no verán con buenos ojos esta novedad, pero a veces es inevitable que determinados sectores desparezcan ante los cambios que los avances técnicos provocan en nuestro día a día.

¿Qué te parece esta idea? ¿Crees que deberíamos aplicarla cuanto antes en nuestro país, o consideras que el sistema actual es perfectamente válido y eficiente?

Imagen | shutterhacks

Archivado en California, Educación
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion