¿No te gustó Prometheus? Échale la culpa a Damon Lindelof

¿No te gustó Prometheus? Échale la culpa a Damon Lindelof

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Con el permiso de Christopher Nolan y su El Caballero Oscuro: la Leyenda Renace, Prometheus de Ridley Scott era probablemente la película más esperada de 2012. Nos acribillaron durante meses con imágenes promocionales, tráilers y teasers varios pero, llegado el momento, el resultado se quedó lejos de colmar las grandísimas espectativas creadas. La mayoría le echamos la culpa al guión y Jon Spaihts, su guionista, está de acuerdo con nosotros.

Prometheus

El camino desde la primera versión de un guión cinematográfico hasta el estreno en salas (o lo que sea) es realmente largo. Ese guión tempranero necesita pasar por mil manos con mil opiniones distintas sobre qué es lo que habría que cambiar para mejorarlo. En el mejor de los casos al guionista le dejan modificarlo, en el peor, contratan a otro para que lo haga. Jon Spaihts, responsable de la primera versión del guión de Prometheus, tuvo que sufrir en sus carnes que Damon Lindelof mangonease en su criatura hasta casi desfigurarla. Y como no quiere quedar en la historia como el mancilló la saga Alien, Spaihts ha querido explicar cuál era la película que él tenía en la cabeza (y que plasmó en papel) pero que no gustó a Scott y los ejecutivos del estudio.

Spoilers a partir de aquí.

Para empezar, Spaihts deja claro que la polémica escena del medpot en la que Elizabeth Shaw (Noomi Rapace) se practica una cesaria a lo vivo no aparece en el film tal y como él la ideó. Al volver a ver los films, el guionista se dio cuenta de que nadie sobrevivía al nacimiento de un alien por eso de que la criatura se abre camino a través del pecho y el abdomen, así que se inventó la manera de que esto fuese posible y de que, además, el sujeto en cuestión fuese consciente de había sido infectado por un parásito y que algo crecía en su interior. Vamos, el horror. Y la china le tocó a Shaw, que debía deshacerse del parásito lo antes posible mediante la máquina en una escena muy gore.

Prometheus

Hasta aquí se podría decir que es más o menos lo mismo que aparece en el film y es que lo diferente viene ahora. Shaw consigue deshacerse de la criatura, pero ésta es expulsada fuera de la máquina y dejada a su suerte mientras que la madre se recupera dentro de la cápsula durante ocho horas (y no cinco segundos) en las que ve como el engendro crece y mata a todo el que se cruza en su camino. En el film, la criatura, que aparece en una especie de forma híbrida diferente, queda atrapada dentro del medpot mientras Shaw se escabulle y no es hasta mucho después que vemos que la criatura sigue viva y que acaba convirtiéndose en lo que se acaba convirtiéndo. Como véis, esa criatura pierde peso en el film y sólo la recuperan para enlazar propiamente con la saga Alien.

Y digo enlazar propiamente porque, al parecer, Damon Lindelof llegó al proyecto con un único objetivo en la cabeza por orden del estudio: quitarle peso a la criatura y sustituir la mitología de la saga Alien por una nueva que diese para crear una saga propia, o lo que es lo mismo, quería des-alienalizarla. Spaihts se pasó nueve meses trabajando con Scott en la creación de un nuevo monstruo que, en un momento dado, se convertiría en el xenomorfo original, y crearon hasta ocho variantes diferentes de xenomorfos que surgían de ocho huevos diferentes de aliens pero, al final, todo ese trabajo quedó en nada porque no utilizaron ni la mitad de la mitad. Una pena.

Prometheus

Con Spaihts ya fuera del proyecto, se encontraron con que el problema de esa des-alienización es que el film requería nuevas amenazas por lo que Lindelof echó mano un elemento que ya aparecía en las primeras versiones del guión, el líquido negro mutante, y lo utilizó para crear (o mejor dicho, adaptar) tantas amenazas como fuesen necesarias para llenar el hueco dejado por los xenomorfos y sin pensar demasiado en las posibles incoherencias en las que pudieran caer tal vez con la idea de que el público ya encontraría una explicación (un poco lo que pasaba con Lost).

Otro de los cambios importantes de guión corresponde a David, el androide interpretado brillantemente por Michael Fassbender. Si bien es cierto que éste siente fascinación por la ciencia de los Ingenieros, en la versión ideada por Spaihts, David no contamina a Holloway deliberadamente con una gota del líquido negro sino que el parásito entra en su organismo cuando en un acto de chulería se quita el casco en la cámara y uno de los comecaras le deja inconsciente durante horas. Al volver a la nave, Shaw está tan contenta de verle vivo que acaba teniendo relaciones sexuales con él pero, en pleno coito, Holloway empieza a encontrarse mal hasta que explota y muere. Así que nada de momento Jesucristo crucificado en llamas.

Prometheus

Siguiendo con David, éste considera que los humanos que le crearon no están a su altura y que su lugar está con los Ingenieros. Es por eso que boicotea y retrasa la misión de los humanos. En el guión de Spaihts, Shaw se daba cuenta e intenta frentarle pero David la expone a un comecaras recién salido de un huevo. Como David no huele como una persona y su aliento es seco, la criatura le ignora y deja que el androide le toque como si de una mascota se tratase, pero se lanza encima de Shaw en cuanto David se la acerca. Y es así como el parásito entra dentro de Shaw y como ésta corre a deshacerse de él mediante el medpod.

En cuanto al final, el que Spaihts tenía en mente era mucho más abierto que el del film ya que finalizaba con David y Shaw solos en la superficie del planeta. El guionista quería que nos quedásemos con la idea de una mujer y un androide destrozado abandonados y obligados a entenderse si querían sobrevivir, y que lo demás ya nos lo explicarían más adelante (al parecer desde el principio tenían claro que harían al menos un film más sino dos). Pero Scott y Lindelof prefirieron mostrarnos un poquito más e indicarnos por dónde va a ir la segunda parte de Prometheus, cerrando la puerta a otras tramas que, a priori, podrían haber sido muy interesantes.

Prometheus

Esta entrevista de Spaihts puede parecer oportunista e incluso revanchista pero la verdad es que ahora se entiende que el guión de Prometheus tenga más agujeros que un colador. Claro está que, después de los palos que ha recibido el film, es muy fácil hacer leña del árbol caído pero, en el fondo, es comprensible que sienta que han traicionado el espíritu de su criatura. Si algunos nos enfadamos cuando nos cambian una coma de sitio porque entendemos que modifica el sentido de una mísera frase, ni me quiero imaginar lo que debe ser que mangoneen de esa manera algo en cuya creación has invertido tanto.

Nunca sabremos si el guión de Spaihts hubiese funcionado mejor que el modificado por Lindelof. De hecho, ni siquiera van a dejar que lo leamos y es que, aunque se esperaba que fuese incluído en la edición en Blu-Ray, por lo visto no lo será debido a problemas legales (¿nos lo creemos?). De todas maneras, y si nos creemos lo que nos cuenta Spaihts, diría que su historia parece más coherente ¿y vosotros? ¿Le echamos la culpa a Lindelof?

Archivado en Damon Lindelof, Noomi Rapace, Prometheus, Ridley Scott
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • rapsodos dice:

    ¡A Lindelof siempre hay que echarle la culpa! Incluso del mal tiempo si se me permite. A pesar de que puede tener buenos puntos de partida (voy a omitir cualquier tipo de referencia a Lost), parece que no ha sabido en esta ocasion llevarlo a buen puerto con la colaboracion de Scott (que para algo es el director). Aqui la logica interna brilla por su ausencia, y de verdad que cuesta creer que unos supuestos seres humanos inteligentes (estan en una nave espacial… son geologos y biologos… y yo posiblemente este en un hoyo en esa fecha) actuan como seres con ciertas deficiencias.

    Entre eso, y los recortes de metraje que hay, una pelicula que simplemente me ha gustado (que encima eso, no me parece mala), podria haber sido una experiencia mucho mas rica, y sin necesidad de mencionar o de mostrar al Alien. Pero para la segunda entrega ya han prescindido de este buen hombre.

    P.D. Con el permiso de Nolan y Scott, yo particularmente menciono al Hobbit como pelicula mas esperada.

    • Cèlia Gallego dice:

      El problema es que en su origen era una precuela de Alien y en un momento dado decidieron que no lo fuese. Lo normal es que hubiesen empezado de cero pero con los parches convirtieron un guión interesante en una chapuza.

      PD: Con el Hobbit me pasa que, como el estreno es en diciembre, ya ni la cuento en 2012 😉

      • rapsodos dice:

        He leido por ahi que el guionista original y que estuvo trabajando con Scott durante muchos meses en conceptos y diseños para la pelicula tenian otra idea en mente. Y que aterrizo el Lindelof cual mercenario para encargarse de exponer lo que el estudio queria dentro del guion. Si encima hay que culparle por joder el trabajo ajeno, esto ya puede ser el acabose!

        P.D. Y aun asi me ha gustado… no entusiasmado, pero si gustado, seguro que es cosa del robotrin, que es hipnotico.

  • Fernanda dice:

    ¡Un guionista con muchas críticas siempre, a ver qué tal le va a Damon Lindelof con su nueva serie, ojalá haga una buena adaptación del libro en The Leftovers Serie TV, habrá que verla para poder opinar!

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs