Secretos revelados | Recordando la luz que nos habla en el mar

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Secretos revelados hoy llega nostálgico, recordando pasados viajes y, por supuesto, el recuerdo del lugar donde crecimos. ¿Será que se acerca la Navidad? Pues hoy viajaremos al lugar donde me crié, a ese lugar en el que viven parte de mis seres queridos y donde en cada esquina encuentro una historia (y una foto) de la que hablar. Nuestro viaje se detiene en Tenerife.

Faro en La Punta de Teno, Tenerife

Como ya os decía, será que se acerca la Navidad y eso nos pone a todos nostálgicos. Hoy os traigo un pedacito de mi tierra, porque hace mucho que no veo el mar y este es el punto donde más me ha gustado verlo. Os presento el Faro de Punta Teno. El punto más occidental de la isla de Tenerife. Forma parte del Parque rural de Teno. Este espacio protegido, guarda un interés natural grandísimo colmado de impresionantes acantilados de hasta 600 metros.

En esta ocasión, en lugar de elegir retratar los acantilados, mi interés se fijó en este viejo faro de los 70, que a sus pies esconde el anterior faro construido en el siglo XIX. Si os preguntáis por qué llamó mi atención, la explicación se resume en una palabra: contraste. Y es que el rojo sobre el azul tiene un alto contraríe que no paso desapercibido.

La composición de esta imagen es un claro ejemplo de la regla de los tercios, colocando el faro por los puntos de máxima atención. Esto es una simple curiosidad, pues en el momento en que realizaba esta toma lo que importaba era captar la unión entre la tierra (el mar y la tierra volcánica) y la construcción del hombre (el faro). Y es que la Punta de Teno es un lugar singular en que cualquier elemento que no forme parte de la tierra destaca y adquiere un significado diferente. No es sólo un faro, es la luz que guío a muchos marineros.

Actualmente la luz de este faro está apagada y la noche es totalmente oscura. Pero en el horizonte, un hermano de este faro hace señales a la espera que el faro de Teno responda. La luz proviene de La Gomera, de una zona en la que las luces escasean y que desde este punto parece fácil llegar a nado, aunque yo no me atrevería a hacerlo.

Por todo esto, es uno de mis lugares favoritos, en los que el mundo parece detenerse y las olas del mar nos hablan de lo que ocurre en lugares lejanos acercándonos a estos con su vaivén.

Modo: Manual
ISO: 100
Diafragma 9 f
Velocidad de obturación 1/200
Distancia focal 14 mm


Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion