Unos paneles LED que entusiasman a los niños hospitalizados

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Un hospital infantil no tiene por qué ser sombrío, las sombras son juguetes de adultos. Jason Bruges Studio ha creado unos paneles LED para colocar en las paredes de los pasillos, que deslumbran a los niños. Y a mí, no quiero mentir. Son animales que cobran vida. El trayecto hasta la sala de la anestesia ya no es un calvario, es un sueño de luces. Los más pequeños quedan fascinados, alucinados con las siluetas interactivas de animalitos que van apareciendo y desplazándose por el bosque. Increíble. Una brillante idea, que veremos si tiene cabida en este mundo cruel.

Paneles LED Niños hospitalizados

A veces la tecnología te reconcilia con la vida. Ufff… ¡me he vuelto loco! Nunca pensé que escribiría esta frase, la verdad, pero ya está hecho. Y no ha dolido. El invento se llama Nature Trail y como ves en las fotos, es fácil de explicar. Los creadores han ingeniado un mundo de fantasía en las paredes del pasillo de un hospital mediante la tecnología LED. Recrean animales y árboles con patrones de luz interactivos. Una idea que si se extiende, y espero que lo haga, provocará muchas sonrisas entrañables. Ese será su gran triunfo.

Paneles LED hospital niños

Esto no es una de esas ideas que se pierde en el limbo, estos innovadores paneles ya funcionan de forma experimental en el hospital londinense Great Ormond Street. Allí desempeñan su función con gran éxito de crítica y público. Un cometido valiosísimo, distraer a los tiernos infantes, pacientes de 1 a 6 años, cuando sus angelicales huesos entran en las glaciales salas de cirugía. Una iniciativa que alegra el trayecto y la espera.

La intención de este “capricho”, por tanto, es muy simple, que los niños vayan entretenidos por los pasillos que les conducen a esa temida operación, embelesados con esta brillante fábula. De esta forma, quizás se consiga que la inevitable experiencia clínica no sea traumática ni estresante. Para los peques puede ser un viaje al mundo de los Hermanos Grimm o al universo Disney. Se quedan mirando este lienzo digital con la boca abierta, como solo un niño puede mirar. Asombrados. En Great Ormond por ejemplo, encuentran diferentes criaturas del bosque: caballos, ciervos, erizos, aves y ranas.

Luces LED niños hospitalizados

Desgraciadamente, no vivimos en el País de Nunca Jamás, así que nos conformamos con 50 metros de pasillo. Los patrones de luz se transforman en unos animales en 3D que se mueven sobre la superficie digital. Hasta los adultos abren los ojos encantados. Los creadores trabajan para Jason Bruges Studio, quien insufló vida virtual al proyecto. ¿Cómo funciona? Verás, estas criaturas del bosque cobran vida cuando se activan unos sensores de paso ubicados en el techo. Los niños se ven envueltos por una atmósfera distendida y lúdica, que les hace olvidar su delicada realidad.

70 paneles LED, un total de 72.000 LED. Los centelleantes animalillos corren a diferentes alturas para que estén a la medida de los ojos de los chiquillos. Cuentan los altavoces anglosajones, que el éxito ha sido monstruoso. Repito, puede que no escuches hablar mucho de este “curioso proyecto”, y obviamente, sus responsables no desfilarán por alfombras rojas para recoger los premios más afamados del mundo. Sin embargo, eso no desmerece su valor, no importa. Su gran recompensa son las sonrisas de las víctimas más inocentes. La felicidad de un niño. Yo, simplemente, les rindo mi pequeño homenaje desde aquí, me encontré con esta historia y quería que los lectores de Xombit la conociesen.

¿Crees que tienen futuro estos fondos LED en los hospitales? ¿Te parecen interesantes o una soberana estupidez? ¿Es un capricho o una necesidad? ¿Qué otro empleo les darías?

Archivado en Curiosidades, Infancia, LED
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion