Probamos el nuevo monitor de Philips con tecnología MHL para deleitarnos con la imagen en HD

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hemos tenido la suerte de probar el monitor MHL de Philips para contaros qué nos ha parecido. Sin duda, un dispositivo muy atractivo que una vez has probado hará que deseches tu antiguo monitor. Incorpora la reciente tecnología MHL que nos permite disfrutar de los vídeos de alta definición de nuestro móvil directamente en una pantalla grande. ¿Quieres ver todo lo que esconde este monitor? ¡Pues no te pierdas nuestro análisis!

Monitor Philips MHL

Durante unas semanas hemos analizado con lupa el monitor Philips 237E4QHAD, descubriendo la tecnología MHL y disfrutando como niños de Alta Definición (HD). Pues sin duda, este monitor conquista nuestro sentido de la vista.

Primeras impresiones

Simplemente poniéndolo en marcha hemos descubierto que disponer de un monitor de estas características resulta muy agradable, no solo por su tamaño sino por su calidad de imagen. Que sobre todo agradecerán los más adictos a los juegos y a los que nos encanta trabajar con la edición de imágenes.

Hace mucho que los monitores son planos, pero al ver las dimensiones de este te imaginas que será más pesado. Sin embargo, es ligero y manejable, lo cual nos viene bien para cambiar la inclinación de la pantalla sin esfuerzos.

Monitor Philips MHL

Especificaciones técnicas

Imagen/Pantalla: Tipo de panel LCD: LCD IPS
Tipo de retroiluminación: Sistema White LED
Tamaño de panel: 23 pulg. / 58,4 cm
Área de visualización efectiva: 509,18 mm (H) x 286,41 mm (V)
Relación de aspecto: 16:9
Resolución óptima: 1920 x 1080 a 60 Hz
Densidad de píxeles por pulgada: 96 ppp
SmartResponse (típica): 7 ms (gris a gris)
Brillo: 250 cd/m²
Relación de contraste (típica): 1000:1
SmartContrast: 20.000.000:1
Punto de píxel: 0,265 x 0,265 mm
Ángulo de visión: 178° (H) / 178° (V), @ C/D > 10
Mejora de la imagen: SmartImage Lite
Colores de pantalla: 16,7 M
Frecuencia de escaneado: 30 – 83 kHz (H) / 56 -75 Hz (V)
MHL: 1080p a 30 Hz
sRGB: SÍ
Conectividad:
Entrada de señal: VGA (analógica), HDMI (HDCP digital)
MHL-HDMI (HDCP digital)
Entrada sincronizada: Sincronización separada, sincronización en verde
Entrada/salida de audio: Salida de audio HDMI
Soporte: Inclinación: -5/20 grado
Potencia: En funcionamiento: 28,6 W (prueba EnergyStar 5.0)
Modo de espera: 0,5 W
Modo desactivado: 0,3 W
Indicador LED de alimentación: Funcionamiento: blanco, modo de espera: blanco (parpadeante)
Alimentación: Externa, 100-240 V CA, 50-60 Hz
Dimensiones: Producto con soporte (mm): 547 x 420 x 193 mm
Producto sin soporte (mm): 547 x 335 x 37 mm
Embalaje en mm (an. x al. x prof.): 600 x 500 x 100 mm
Peso: Producto con soporte (kg): 2,82 kg
Producto sin soporte (kg): 2,52 kg
Producto con embalaje (kg): 4,17 kg

Disponibilidad y precios

Para adquirir el monitor LCD IPS lo más lógico será acudir al distribuidor oficial de Philips de tu ciudad. Pero para que os hagáis una idea os ponemos algún ejemplo de dónde podréis comprarlo.

  • Amazon a 193,50 euros.

  • El Corte Inglés: aún no esta disponible, pero figura como distribuidor de Philips.

  • Fnac: al igual que en el caso anterior, aún no esta disponible en la web, pero esta tienda es uno de los distribuidores oficiales habituales.

Botones

Uno de los componentes más destacables son los botones, que encontramos en el lado inferior derecho de la pantalla. Sobre todo por la inmediatez que nos ofrecen para realizar ajustes en la pantalla.

Monitor Philips MHL menu

  • Apagado/Encendido: es el botón que todo aparato electrónico debe tener y, como es de esperar, nos sirve para apagar o encender la pantalla. Cabe destacar, como en prácticamente todos los botones, su rápida respuesta. Aunque es probable que con un simple roce apaguemos la pantalla, a veces sin darnos ni cuenta.
  • Menú OSD/OK: nos permite acceder al menú OSD. También se puede utilizar para confirmar una opción como botón OK.
  • Volumen/Atrás: es el indicado para ajustar el volumen junto con los botones de Subir o Bajar.
  • Fuente entrada señal /Subir: con este botón podremos cambiar el tipo de fuente de entrada. Además de usarse también como botón para subir, ya sea el volumen o moverse por las diferentes opciones de los menús hacia arriba.
  • SmartImage Lite/Bajar: es una de las ventajas de este dispositivo, su facilidad para cambiar la calibración de la imagen. Tiene tres opciones:
    • Standard (Estándar): para el uso cotidiano, como por ejemplo con procesadores de texto.
    • Internet: para navegar por la red de redes con un ajuste ideado para textos e imágenes.
    • Game (Juego): para cuando nos apetece jugar. Se adapta mejor que los anteriores a los cambios en el movimiento de la imagen.

Conexiones

Monitor Philips MHL, Conectores

  • HDMI-MHL: es la fundamental característica que hace a esta pantalla especial. Nos permite, mediante un cable HDMI-MHL a micro USB (que no incluyen con el monitor), conectar un móvil Android y a la vez que visualizamos el vídeo se recargará también la batería. Pero claro, para usar esta tecnología nuestro smartphone tiene que ser compatible con MHL (enlace de alta definición móvil).
  • HDMI: al igual que el puerto anterior, nos sirve para la entrada de vídeo usando un cable HDMI.
  • Conectores de audio: estos sirven para la salida de audio, para conectar al ordenador y usar los altavoces integrados o para enchufar unos auriculares.
  • VGA: este puerto es fundamental para conectar la pantalla a nuestro ordenador.
  • Entrada alimentación de CA/CD: para enchufar el monitor a la red eléctrica.

Altavoces integrados

Este monitor de Phillips dispone de altavoces integrados en la parte posterior del dispositivo que podemos habilitar conectando por medio de un cable de audio la pantalla al ordenador. Este elemento quizás sea el que menos destaca del aparato.

El sonido en comparación con unos altavoces externos se queda algo corto para la calidad de imagen que presenta el monitor. No obstante, en un momento dado estos altavoces pueden ser útiles.

Pantalla

Monitor Philips MHL, película HD

Es el principal elemento, pues lógicamente estamos hablando de un monitor. Sus dimensiones de 23 pulgadas panorámicas la hacen muy atractiva, sobre todo para los que necesitamos ampliar nuestro espacio de trabajo. Como ya hemos comentado en las especificaciones técnicas, tiene un grado de inclinación que nos permitirá colocar el monitor en nuestro escritorio adaptándolo mejor a nuestras preferencias.

Los amantes de alta resolución encontrarán en este monitor su aliado. Ya que su calidad de imagen es excelente, para la visualización de contenidos en alta resolución, como por ejemplo vídeos HD (High Definition) o videojuegos, donde la calidad gráfica es parte del atractivo.

Conclusiones

A nivel general es sin duda una gran pantalla. Un tamaño considerable, buena respuesta del color, alta resolución o el ajuste de pantalla rápido son sus mejores cualidades . Seguramente un usuario medio no sería capaz de apreciar todos los estupendos detalles de los que dispone para ofrecer la mejor calidad de imagen. Pero le impresionaría apreciar lo bien “que se ve”.

Monitor Philips MHL

En relación al modelo anterior con similares características que Philips ya tiene en el mercado, este monitor presenta la tecnología MHL, que aun siendo un recurso curioso y novedoso es probable que pocos podamos sacarle partido. Todo esto es porque la compatibilidad aún es limitada, pues son muchos los dispositivos móviles que todavía no integran esta tecnología. Sin embargo, valorándolo a largo plazo y teniendo en cuenta lo que evoluciona la tecnología móvil, puede que el listado de smartphone compatibles aumente considerablemente.

Personalmente, me parece el monitor ideal para el gamer o el profesional de la imagen. Pues para el primero, la experiencia de juego será mucho más satisfactoria que con otro tipo de monitor, ya no solo por la calidad de imagen sino por sus proporciones panorámicas que ayudan a sumergirte más en el juego. Para los que trabajamos con la imagen, es una delicia que nos permite tener un espacio cómodo de trabajo y una apreciación del color mucho más cercana a la real.

80

La pega que me he encontrado, por decir algo, es en relación a los botones que encontramos en la parte inferior derecha del monitor. Los controles táctiles suelen ser sinónimo de accesibilidad, pues con un ligero toque ya se activan. Pues bien, con el botón de encendido y apagado esto es así. Pero en el caso de los otros esto no es tan inmediato, y puede provocar que, por ser muy ansiosos, perdamos un poco el control intentando pasar de una opción a otra del menú correspondiente. No obstante, es algo que se soluciona no siendo tan impacientes y evitando darle sin parar. Por ello no dudamos en darle una buena nota a este producto en nuestra valoración.

Archivado en Alta Definición, Análisis, Monitor LCD IPS, Philips
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion