Analizamos la NAS My Book Live Duo de Western Digital, 8 TB conectados directamente a la red

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Estas últimas semanas en Xombit hemos tenido la oportunidad de probar un producto de la firma Western Digital, concretamente el WD My Book Live Duo, un dispositivo que nos ofrece la posibilidad de compartir archivos tanto dentro de nuestra red local como fuera de ella de una forma muy fácil. Con un dispositivo así te puedes olvidar de Dropbox y cualquier otro servicio de cloud computing. Si quieres descubrir más, ¡no dudes en seguir leyendo!

Contenido del paquete

A lo largo de estas últimas semanas en Xombit hemos tenido la oportunidad de probar una NAS de Western Digital. Concretamente la WD My Book Live Duo, un dispositivo con dos bahías para discos de 3.5″ tipo “hot swap”, que nos permite introducir y sacar discos de una forma francamente fácil.

Seguramente muchos de vosotros os preguntéis qué demonios es una NAS, así que vamos a aclararlo antes de continuar con el análisis. Las siglas NAS responden a Network Attached Storage, lo que en la lengua de Cervantes quiere decir Almacenamiento Adjunto a la Red. Una NAS es, básicamente, un disco duro conectado por Ethernet a un dispositivo de red, ya sea un router, switch, o módem, por lo que el dispositivo queda accesible a todos los equipos que puedan conectarse a ese dispositivo de red.

En este caso, Western Digital nos ha mandado un dispositivo con dos discos de 4 terabytes cada uno, por lo que hemos tenido en nuestras manos un dispositivo con 8 terabytes de capacidad del que, sin más dilación, vamos a ver el análisis.

Primeras impresiones

Frontal de la unidadNada más abrir la caja, lo primero que nos llama la atención es el peso de la unidad, 2.25 Kg en total. Un peso considerable, pero al ser un dispositivo totalmente estático esto no nos debería preocupar. Lo segundo que llama la atención es el acabado de la unidad, se nota que Western Digital ha utilizado materiales de gran calidad para fabricar esta unidad, y es que, pese a tener todo el exterior de plástico, se nota un material muy bueno y agradable al tacto.

El interior de la unidad es todo de metal, por lo que los discos y la base se mantienen en su posición con una fijación metálica que añade robustez al producto final.

Especificaciones

Elemento Característica
Procesador 800 MHz
Interface Ethernet Gigabit
Transferencia 10/100/1000 Mb/s
Tamaño 165 x 157 x 99 mm
Bahías 2
Tipo de bahía Hot Swap
Capacidad máxima Dos discos de 4 TB cada uno
Puertos Ethernet y USB IN

Disponibilidad y precios

La unidad Western Digital My Book Live Duo está disponible desde hace ya varios meses en tres versiones, una de 8 TB (la que hemos probado), otra de 6 TB y otra de 4TB.

Los precios de estas unidades en la tienda oficial de Western Digital son de 654,41 euros la unidad de 8 TB, 398,65 euros la unidad de 6 TB y de 322,15 euros la unidad de 4 TB.

Análisis físico

Tal y como ya he comentado en el apartado de “Primeras impresiones”, el exterior de la unidad está fabricado íntegramente de plástico de alta calidad, mientras que en el interior tiene un chasis de metal que fija de forma sólida la placa base de la unidad y ambos discos.

Montaje del discoEl sistema de montaje de los discos es extremadamente sencillo. Dos tornillos, uno a cada lado del disco, y una abrazadera de plástico son los elementos que tendremos que añadir a cada disco que queramos meter en la unidad. Es el proceso más sencillo de montaje que he visto en una NAS hasta ahora, y me ha encantado, la verdad.

Los discos se introducen en la unidad por su propio peso, y para sacarlos tan sólo tenemos que tirar de la anilla que tiene cada disco atornillada. Para que los discos no se muevan y para disipar el calor que originan, tenemos que montar una cubierta de aluminio que, bajo mi punto de vista, es algo incómoda de montar, pues a veces es complicado que encaje a la primera.

RAID

Esta unidad nos ofrece la posibilidad de montar un RAID 1 con nuestros discos. El RAID 1 lo que hace es copiar todos los archivos en ambos discos, de forma que si uno de los dos falla, tan sólo tenemos que sacarlo y poner uno nuevo y nuestros archivos seguirán estando intactos.

De otro modo, en caso de tener el sistema en modo de máxima capacidad, si perdemos un disco, no podremos recuperar los archivos de forma tan sencilla.

Nosotros hemos puesto la unidad al límite, y hemos simulado un error de disco, y, sin duda alguna, el dispositivo, configurado con RAID 1, ha seguido ofreciendo todo el contenido perfectamente, y al introducir de nuevo el disco y reiniciar la unidad, el sistema automáticamente ha empezado a trabajar para copiar todos los archivos en ambos discos.

Análisis del sistema

Según hemos podido comprobar, la unidad nos ha ofrecido velocidades de transferencia de hasta 68 MB/s, lo que nos permite, por ejemplo, mover archivos de 1 GB en unos pocos segundos. Para alcanzar esa velocidad es necesario contar con una red de 1000 Mbps.

Panel de control de dispositivoPara acceder a los archivos lo podemos hacer añadiendo el dispositivo de red a nuestro equipo mediante el asistente que nos ofrece nuestro sistema operativo o mediante el CD que incluye Western Digital en la caja del producto.

Toda la unidad se gestiona accediendo desde el navegador a la unidad mediante la dirección IP. El panel de control es muy visual, completo y sencillo, y podremos cambiar infinidad de parámetros para que la unidad quede configurada a nuestro gusto.

El dispositivo cuenta con protocolo DLNA, por lo que podremos reproducir nuestro contenido (música, vídeos, fotos, etc.) en red, sin necesidad de descargarlo previamente. La reproducción de contenido es extremadamente rápida, incluso con vídeos de alta definición hemos podido disfrutar de una experiencia verdaderamente satisfactoria.

Por otro lado, la NAS de WD nos ofrece la posibilidad de acceder al dispositivo desde un lugar que esté fuera de nuestra red local, por lo que podremos usar el dispositivo en sustitución de Dropbox o Google Drive, gracias esto, que podremos disfrutar de todo nuestro contenido siempre que tengamos conexión a Internet. Además, existen aplicaciones para móvil y tablet para poder sacar el máximo partido a esta utilidad.

Conclusiones

85

Pocos inconvenientes se le pueden encontrar a un dispositivo así, la verdad es que personalmente me he quedado muy satisfecho con todo el conjunto. Como crítica, y por poner algo, voy a comentar que la tapa que cubre los discos duros es bastante incómoda, y que no se ofrece la posibilidad de montar un sistema RAID 0 mejorando las velocidades de lectura y copia, que ya de por sí son muy buenas.

La rápida velocidad en la reproducción de contenido en streaming, la posibilidad de activar el modo RAID 1, la facilidad de cambiar los discos con tan sólo dos tornillos y la gran velocidad de transferencia de archivos son los que le dan a la Western Digital My Book Live Duo esta puntuación final.

Archivado en Análisis, NAS, Western Digital
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion