Polémica en un restaurante de Seattle por el uso público de Google Glass

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Los que apuntaban a que Google Glass iba a representar una amenaza para la privacidad y que eso produciría rechazo social parece que han acertado, porque ya han comenzado los incidentes cuando el proyecto aún no está más que en fase de pruebas. Un ingeniero de redes de Seattle visitó un restaurante durante este mes con sus gafas inteligentes, y se le pidió que se quitara el accesorio. Aunque no estaba conforme con esta exigencia, el personal no cedió, y finalmente tuvo que abandonar el local, lo cual le provocó un enfado bastante considerable.

imagen promocional google glass

Ya había hablado de que uno de los retos de Google Glass se trataba de volverse más discreto, con una estética menos futurista y que no llame tanto la atención. Porque si no va a provocar los recelos de las personas que encuentran el uso de este dispositivo un ataque a la privacidad. Puesto que, en determinadas ocasiones, el disfrute de la tecnología en espacios públicos no resulta demasiado bienvenido. Hay unas normal sociales que todos hemos de cumplir, pero el problema surge cuando un nuevo aparato provoca que tenga que generarse consenso respecto a la forma en que debe emplearse.

Nick Starr, un ingeniero de redes de Seattle, fue a comer a Lost Lake Cafe, donde asegura que ya había estado anteriormente con sus Google Glass. Pero en esa ocasión se le pidió que se quitara las gafas inteligentes o se marchara. Solicitó ver esa norma por escrito, ya que no resulta normal especificar todos los comportamientos incorrectos en ningún lugar, pero se le insistió en que así no se podía quedar, y finalmente se fue. Se tomó la decisión como algo personal y malintencionado de la camarera, puesto que en su Facebook solicitaba que se le dedujera de su nómina (o finiquito) el dinero que había hecho perder al dueño.

Sin embargo, David Meinert, el hostelero propietario, fue el que puso en práctica esa política, debido a temas de privacidad. Ya que desea que sus clientes “se sientan cómodos, no como si fueran vigilados“. Starr dice que el Lost Lake Cafe anima a sus visitantes a sacarse fotos para Instagram, y no ve mucha diferencia con Google Glass, aunque los dueños piensan que uno se puede apartar del campo de visión de un móvil con una facilidad que no permiten las gafas inteligentes. Sin duda, en los próximos meses sabremos de muchas otras polémicas de este tipo.

¿Qué opinas del tema? ¿Crees que Google Glass debe ser prohibido en establecimientos públicos, o que se trataría de una medida arbitraria?

Archivado en Google, Google Glass, Sociedad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Eduardo dice:

    Si una persona esta en un lugar publico esta consciente de las consecuencias. En todos esos locales hay cámaras filmando constantemente, celulares y otros dispositivos de imagen sonido.. (hoy en día un inocente bolígrafo, puede esconder una filmadora, por ejemplo) y el uso del Google Glass, significa solo una mas en la jauría de dispositivos portátiles… No veo por que tanto esmero en limitar uno, (en lugares públicos) cuando hay un mundo lleno de esos dispositivos por todas partes… lo considero ridículo

    • JD dice:

      Y q consecuencias son esas? Q t graben, fotografíen o filmen sin dar tu consentimiento o cuenta de ello? Yo no estoy de acuerdo. En todos locales q dices q hay cámaras, están puestas por y para seguridad y siempre bajo normativas y avisando a los usuarios de esos locales. El resto de dispositivos como bolígrafos o relojes con cámara deberían estar prohibidos porque el uso, q por desgracia se les da, no es el adecuado.

  • […] de las Google Glass. Su pequeño juguete que por otro lado está levantando no pocas suspicacias y polémicas entre un gran número de usuarios, dudas y recelos originados en la falta de privacidad que su uso […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion