Reconocimiento facial: pesadilla de la privacidad

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Facebook facial

El sistema de reconocimiento facial de Facebook cada día se hace más exacto. Personas que apenas han subido fotografías a la red son igualmente etiquetadas al instante de manera automática, casi como una imposición al usuario. Una anécdota rápida que puede alertar sobre el peligro del reconocimiento facial: un amigo subió las fotos de su sobrino y la novia, y resultó que nuestras facciones son similares. El muchacho no posee cuenta de Facebook, y automáticamente la red social me etiquetó, dando por sentado que si el rostro era morfológicamente parecido al mío, debía ser yo. Al instante aparecieron las preguntas al estilo de “¿Y tu novia?” o “¿Esa quién es?”.

La enseñanza de esta breve historia personal es que el reconocimiento facial es una manifestación contra cualquier derecho a la privacidad, y que la red social ha tomado como un requisito prácticamente obligatorio. Por ello, sería bueno hacer una guerra al reconocimiento facial. El primer paso para evitar que Facebook logre encontrarte en cualquier foto, incluso en tercer plano, desenfocado y con sombrero —historia real— es no etiquetarte exactamente en las fotografías. Es decir, cuando subas una imagen en que quieras etiquetarte, o a tus amigos, etiqueta un elemento del paisaje. Si en cada imagen señalamos como nuestro rostro algo diferente, a Facebook le costará reconocernos con tanta facilidad, pues los cálculos se basan en elementos matemáticos del área que señalamos con la etiqueta.

También podríamos etiquetar los rostros de otras personas como los nuestros y siempre decir que no cuando pide etiquetar automáticamente a alguien. La tecnología de reconocimiento facial que utiliza Facebook podría ser DeepFace, que crea modelos 3D con las facciones de los usuarios para, de esta forma, encontrar la identidad de la persona en cualquier posición que se tome la instantánea. La pesadilla de esta tecnología para los usuarios se ha señalado en varias ocasiones. De acuerdo con datos publicados hace unos meses por Times, la NSA recolecta millones de imágenes, de las que unas 55.000 son utilizadas para programas de reconocimiento facial.

Asimismo, Intel desarrolla un algoritmo que además determina la edad y género del sujeto que aparece en las imágenes tomadas por sus cámaras. Voceros del gobierno estadounidense recomiendan a las páginas que utilizan el reconocimiento facial que pregunten a sus usuarios si les permite hacerlo, aunque a estas alturas ya no recuerdo si Facebook me pidió hacerlo para siempre…

Archivado en Facebook, NSA, Privacidad, Reconocimiento facial
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion