7 pequeños hábitos olvidados, pero que hacen que una pareja perdure en el tiempo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Matrimonio de figuras de LEGO

Al final, el amor es pura química, y llega un momento en el que nuestro cerebro apaga todos esos sentimientos… ¿qué queda entonces? Pues depende de cómo hayamos construido nuestra relación. En algunos casos, cuando la pasión se enfría, cada uno empieza una vida por su cuenta, se rompa la pareja o no. Pero otros crean lazos duraderos, son capaces de hacer de sus compañeros sentimentales sus amigos. Y no lo veo tan difícil, si nos tomamos unas pocas molestias todos los días por la otra persona.

Hoy conocemos, gracias a Lifehack, una serie de pequeñas cosas que podemos llevar a cabo para conseguir que nuestra relación se prolongue en el tiempo… ¡manteniéndose sana, claro! Toma buena nota:

  • Tener intereses comunes: no sólo hay que procurar preocuparse por las cosas que le gustan el otro, sino cultivar las aficiones comunes. Al final, esto une mucho, no hay nada como pasar tiempo juntos haciendo actividades que apasionan a ambos miembros de la pareja, y ayuda a tener siempre un tema de conversación.

  • Irse a la cama a la vez: ya hemos visto que la posición al dormir dice mucho de una pareja, y muchas personas creen que la intimidad que proporciona meterse en cama juntos ayuda a su relación. Desde luego, que uno se duerma a las 9 de la noche y otro vea la televisión hasta las 3 de la madrugada no me parece aconsejable…

  • Darse un beso al empezar el día, y otro al acabarlo: no hay que dejar que la rutina enfríe nuestros sentimientos, y el contacto físico resulta importante. Una pequeña muestra de cariño diaria puede hacer que una pareja mantenga la llama encendida por mucho más tiempo.

  • Mantener la confianza: es doblemente importante, porque la falta de confianza puede dar lugar a los celos, y porque no compartir las cosas con la pareja sólo acaba por causar problemas. Aunque se trata del punto más obvio de la lista, creo que todos sabemos que la sinceridad y la confianza son temas clave, ¿no?

  • Alegrarse de los éxitos del otro: veo muy sano en una relación sentirse orgulloso del ser querido, apoyar sus objetivos vitales y entender su felicidad como una extensión de la propia. Ya sabemos que el trabajo siempre supone una fuente de problemas, pero lo último que deberíamos hacer es ver un ascenso profesional de nuestra pareja como algo no deseable.

  • Hacer pequeñas cosas por el otro: no importa si es llevar una flor (¡o una cerveza!) cuando vamos a recoger a nuestra pareja, o prepararle un desayuno sorpresa el domingo. Esas “minucias” importan mucho más de lo que parece, y demuestran que seguimos dándolo todo por la relación.

  • Mantener el sentido del humor: el día que nos dejemos de reír con la otra persona, podemos declarar el amor oficialmente muerto. La vida es demasiado dura para tomarla en serio, y eso se aplica también a la pareja. Nunca debemos dejar de reírnos juntos de las cosas del día a día.

Y, si puedo añadir un consejo de bonus, recomendaría no dejar de disfrutar de buenas canciones de amor con tu pareja. Al final, estos pequeños detalles son los que van a marcar la diferencia a largo plazo entre que dos personas pasen toda la vida juntas o vayan de relación en relación sin conseguir centrarse. Y lo mejor, son todas ideas sencillas de poner en práctica, baratas y agradables.

¿Qué te parecen estos consejos? ¿Los encuentras interesantes, o no te aportan mucho, porque llevas años siguiéndolos?

Imagen | Ale Art

Archivado en Amor, Relaciones de pareja
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion