Con la nueva Microsoft Surface 3, ¿veremos un rival real para el iPad?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Microsoft Surface 3

¿Una Microsoft Surface compitiendo con el iPad? ¿Eso tiene sentido? Obviamente, hablamos de productos muy distintos, y veo complicado que Microsoft consiga ofrecer pronto una experiencia al nivel de la de Apple en lo que a consumo de contenidos se refiere. Pero lo que planteo es que, por primera vez, podríamos encontrarnos con una Surface capaz de atraer a un usuario de tabletas que quiera una experiencia completa a un precio razonable. La Microsoft Surface Pro 3 se trata de un ordenador de 12 pulgadas que ha convencido al público, y ahora se presenta este otro modelo más asequible con una diferencia clave frente a sus antecesores: cambia el procesador ARM por un x86, lo que le permite ejecutar cualquier aplicación clásica de Windows.

Así que, en primer lugar, vamos a conocer un poco mejor la Microsoft Surface 3, luego analizaremos sus puntos fuertes frente al iPad y, por último, echaremos un ojo a la política de precios de Microsoft, que puede representar el mayor impedimento para que su nuevo dispositivo alcance el éxito. Empieza nuestra análisis:

Microsoft Surface 3, características

Nosotros ya te hemos presentado la Microsoft Surface 3 con todo lujo de detalles, pero repasaremos sus puntos clave. Cuenta con una buena pantalla de 1.920 x 1.280 píxeles (de 10,8 pulgadas de tamaño), en un formato 3:2 que hace que se vuelva más fácil usar el aparato en formato vertical. El stand que soporta la tablet sólo tiene ahora tres posiciones, así que no es tan cómodo, pero el teclado opcional parece encontrarse al nivel de los anteriores.

Microsoft Surface 3

El procesador es muy humilde, un Intel Atom de última generación, que permite ofrecer una versión con conectividad 4G/LTE. El cargador ahora no es propietario, se usa un microUSB estándar, pero aun así disponemos de un puerto USB completo y de una salida de vídeo Mini DisplayPort, aparte de una ranura para tarjetas de memoria. El acabado externo se ha realizado en un lujoso magnesio, y el grosor de 8,7 milímetros no está mal para un aparato tan completo. En esta tabla hemos resumido las especificaciones de la Microsoft Surface 3:

Microsoft Surface 3
Pantalla 10,8 pulgadas con resolución 1.920 x 1.280 (formato 3:2)
Procesador Intel Atom x7-Z8700 (64 bits, cuatro núcleos a 1,6 GHz)
Memoria RAM 2 GB o 4 GB
Almacenamiento 64 GB o 128 GB
Conectividad Wi-Fi ac, Bluetooth 4.0, 4G/LTE opcional
Dimensiones y peso 267 x 187 x 8,7 milímetros y 622 gramos
Sistema operativo Windows 8.1 actualizable a Windows 10

No es un iPad, pero es un rival

Entiendo que pueda parecer un contrasentido comparar un iPad y una Surface, el primero está orientado a consumir contenidos (y es muy bueno en eso) y la segunda a crearlos, pareciéndose mucho más a un ordenador convencional. El motivo por el que creo que la Microsoft Surface 3 puede competir es porque representa un salto enorme frente a los modelos con Windows RT de los que es sucesora. Esos dispositivos anteriores sólo podían ejecutar las escasas aplicaciones Modern UI disponibles, no las clásicas de Windows. Aunque estas apps son mejores para usar con los dedos que las tradicionales, su cantidad y calidad es reducida a día de hoy.

La Microsoft Surface 3 lleva un Windows completo, y por eso puede rivalizar con el iPad: los modelos basados en Windows RT eran absurdos, nunca tuvieron éxito y no podían ni compararse con la tablet de Apple. En el pasado había que comprar una cara Surface Pro para contar con Windows completo, pero eso ha quedado en el pasado. La Microsoft Surface 3 representa una buena alternativa para quien quiera una tablet, pero le exija más de lo que el iPad ofrece. Y es que está mucho más pensada para la productividad o las tareas académicas, cuenta con un buen teclado opcional y dispone de características tan interesantes como un stand integrado o un puerto USB de tamaño completo.

Microsoft Surface 3

Por primera vez tienen algún sentido comprarse una Surface que no lleve la coletilla “Pro” (es decir, más barata), y eso me parece bueno para los usuarios. Su tamaño de 10,8 pulgadas hacen de este aparato un híbrido interesante, y el formato 3:2 lo vuelve cómodo de usar en sentido vertical. No está pensado para exactamente los mismos usos que un iPad o una tablet Android, pero ofrece una calidad que hace que un usuario de perfil avanzado se pueda plantear adquirir el dispositivo. Al final, Microosft ha acertado con la fórmula: hay que olvidarse de Windows RT y hacer énfasis en que este gadget es más que una simple tablet. Y de hecho, la Microsoft Surface 3 será actualizada a Windows 10, un sistema operativo que presta mucho menos atención a los dispositivos táctiles que su antecesor.

El precio… ¡ay, el precio!

Los dispositivos de la familia Surface nunca han apostado por el bajo coste, y su nuevo integrante no representa una excepción, a pesar de ser más barato que el modelo Pro. La versión básica parte de los 599 euros, e incluye 2 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. Es cierto que se trata de bastante almacenamiento, y que la pantalla ofrece una gran resolución, pero no podemos olvidarnos de que los procesadores Intel Atom tienen un rendimiento limitado. A esta precio hay que sumarle 129 euros del teclado (imprescindible, en mi opinión) y 49 euros si queremos un lápiz táctil para tomar notas a mano. Al final, se trata de un precio muy elevado, ya lo veamos como una tablet avanzada o como un pequeño ordenador.

Dispositivos como el HP Pavillion X2 son más sencillos (con menos almacenamiento y peor pantalla), pero se pueden adquirir desde… ¡329 euros! Y eso incluyendo un teclado. Desde luego, la Microsoft Surface 3 me parece bastante mejor pero, ¿es tan superior como para pagar más del doble? Un iPad Air 2 de 64 GB se comercializa por 589 euros, así que podría parecer son productos equiparables, pero lo cierto es que en la mente de los consumidores resulta complicado aceptar que un dispositivo de Microsoft cueste lo mismo que uno de Apple, la marca premium de moda.

Microsoft Surface 3

Así que, por primera vez, Microsoft tiene un producto que puede competir con el iPad. Y lo hace de manera inteligente, no intentando superar la experiencia de Apple (muy difícil de alcanzar), sino ofreciendo un híbrido que aporta ideas distintas. Anteriormente uno sólo podíamos comprar un iPad si queríamos una tablet sin pagar lo que costaba una Surface Pro, ahora existe una opción para los que creen que un dispositivo táctil sirve para algo más que para consumir contenidos.

¿Qué opinas de este tema? ¿Crees que la Microsoft Surface 3 puede competir con el iPad, o consideras que la comparativa justa sería con un miniportátil?

Archivado en Microsoft
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs