La sobreexplotación de los productos, ¿hay límites en la publicidad?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

colonia burger king

Las técnicas de publicidad conocidas como marketing existen desde que empezaron a comercializarse los primeros productos para subsistir. Durante las transacciones entre comprador y vendedor de la edad media, ya existían técnicas para satisfacer a ambas partes en un intercambio, y este procedimiento sigue hasta hoy en día.

Lo único que ha cambiado es que actualmente hay muchas más técnicas y facilidad de comunicación entre las partes, por lo que los trucos utilizados han cambiado hasta llegar a lo que conocemos en la actualidad como Marketing 3.0. Este último incluye las relaciones entre consumidor y empresa, pero están más centradas en las personas y sus preocupaciones de hacer el mundo un lugar mejor.

No obstante, hay personas a las que les gusta sentir un sentimiento de pertenencia a una marca. Es el caso de muchas personas aficionados a Harley Davidson, que deciden tatuarse su emblema y así mostrar al mundo su admiración por la marca. Es un caso extremo — respetable, eso sí– , pero el otro día, Burger King en Japón decidió sacar una colonia con olor a Whooper.

Admiración por la marca

Puede que seas un fan extremo de Burger King y que te encanten tanto sus hamburguesas como su filosofía de marca que transmiten. No encuentro mal que se declare en público, pero tenemos que pararnos a pensar en las externalidades que provocamos con nuestra decisión. Hay que tener en cuenta las otras personas, ya que no todo el mundo tiene los mismos gustos y puede no sentirse cómodo con ello.

El tema de la colonia de Burger King ha resultado ser un poco polémico, ya que es un olor que puede percibirse como desagradable. Es imposible que a todo el mundo le guste el olor que desprende una hamburguesa, por lo que llevándolo estaremos molestando a las personas de nuestro alrededor que se sientan incómodas.

colonia burger king agotada

Pero a parte de esto, que puede ser más o menos discutible, deberíamos pararnos a pensar en qué punto una empresa debería dejar de sacar más productos. Hay ejemplos muy claros como algunas sagas de videojuegos explotadas hasta más no poder o merchandising de películas que son la única manera de seguir consiguiendo beneficios después de que hayan pasado muchos años.

¿Cuáles son los límites?

Hay gente que está lo suficientemente loca por probar cualquier cosa que una marca decida sacar al mercado. No obstante, tanto consumidores como empresas deberían tener claro hasta que punto se puede llegar con las acciones promocionales.

Actualmente, como consumidores estamos saturados de publicidad y tratamos de evitarla a toda costa de cualquier manera posible y a cualquier precio. Lo que mucha gente pide es intentar buscar otras formas de promocionar una producto o servicio sin que ello afecte demasiado al conjunto de personas que no quieren ser molestadas. Dicho de otra forma, hay que innovar.

Un tema a tener en cuenta es que una empresa de comida rápida no puede sacar una colonia. Cada unidad de negocio de una empresa debe estar perfectamente diferenciada si no queremos despistar al futuro consumidor. Es como si Samsung empezara a comercializar bebidas refrescantes, a la par que productos electrónicos. Como no tiene ningún tipo de reputación comercializando refrescos, la imagen de marca se vería alterada.

Con esto no estoy diciendo que las empresas no diversifiquen su cartera de productos, al contrario, creo que es una buena manera para mejorar como empresa. Lo único que pienso es que quizá habría que crear otra marca o división especializada en comercializar el producto diferente, además de tener muy claro el punto de distribución de ese producto. Un restaurante de comida rápida quizá no sea el mejor lugar para vender una colonia, pero eso es bastante obvio.

productos unilever

Creo que es tarea de las empresas determinar lo que se quiere hacer e intentar hacer el mensaje lo más claro posible, para así evitar malentendidos. Sin embargo, a veces los consumidores tendemos a reaccionar en exceso por cualquier tontería que nos haga sentir ofendidos. A veces un poco de humor no viene mal y si tenemos a alguien a nuestro lado con olor a Whooper, lo que podemos hacer es recordar ese momento con humor, por muy extraño que pueda parecer al principio.

Archivado en Burger King, Curiosidades, Internet y redes sociales, Marketing, Publicidad, Sociedad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion