¿De verdad los pagos en el móvil pueden triunfar? Analizamos un sector en alza

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Apple Pay

En los últimos tiempos los pagos móviles se han puesto de moda: gracias a los chips NFC abonar una compra en una tienda física resulta tan sencillo como acercar nuestro smartphone al terminal de venta. Parece una buena idea, pero lo cierto es que tiene ventajas y desventajas. Por ahora estos sistemas no resultan muy populares en España. Los de las grandes empresas tecnológicas no nos han llegado, sólo los de bancos y operadoras de comunicaciones locales. Pero nosotros vamos a echar una ojeada a las propuestas con más futuro.

Conoceremos las iniciativas de Google, Apple y Samsung, analizando sus distintas características, y comprobando que no resultan tan novedosas como parecen. Por último, comprobaremos qué nos aportan los pagos móviles y los retos que plantean. Empieza nuestro análisis de un sector en plena expansión:

Los antecedentes

Si piensas que los pagos móviles son lo último de lo último, te equivocas por completo: en 1997 se desarrolló en Japón un chip para transacciones similar a los NFC, que en 2004 se integró en los móviles. En el país del sol naciente los pagos sin contacto llevan diez años formando parte de la vida de muchísimos ciudadanos, y la mayoría de las tiendas los aceptan. Pero lo cierto es que pasó mucho tiempo antes de que las compañías se plantearan llevar esta novedad a Occidente.

Pago NFC en Japón

Antes del concepto de pasar nuestro móvil por un terminal físico para pagar surgieron otras propuestas. Los operadores de comunicaciones llegaron a permitir utilizar SMS premium o realizar cargos en las facturas, pero estos métodos nunca se popularizaron. Y es que las telecos, con su deficiente atención al cliente, nunca generaron suficiente confianza para que los usuarios les encargaran sus pagos. Desde luego, era necesario replantear por completo esta aproximación.

Las distintas alternativas

Ahora mismo todo el mundo parece querer unirse a la moda de los pagos sin contacto, incluso se rumorea que Microsoft dará el paso pronto. Pero, a día de hoy encontramos tres alternativas mas o menos “serias” en el mercado. Obviaremos las propuestas tanto de bancos españoles (BBVA y La Caixa) como de las operadoras nacionales (Movistar y Vodafone), que ahora mismo son las que tenemos disponibles, pero que pronto quedarán obsoletas frente a nuevos rivales mucho más interesantes. Vamos a conocer lo que nos proponen las grandes firmas tecnológicas:

Google Wallet, el pionero

Google Wallet, sistema de pagos móviles por NFC

A finales del 2011 Google ya empezaba a permitirnos hacer nuestras compras del día a día con el móvil. Para ello los móviles con Android integraron conectividad NFC, y la empresa llegó a acuerdos con las principales firmas emisoras de tarjetas de crédito. Como le pasa muchas veces a la marca del buscador, fue ambiciosa pero pronto se rindió. Sus pagos por NFC nunca salieron de los Estados Unidos, y al principio pocos móviles los soportaban. A pesar de todo, sí que hubo bastantes tiendas con terminales de compra compatibles, y la app de Google Wallet ofrecía la posibilidad de guardar tarjetas de fidelización. Nosotros ya te presentamos a fondo Google Wallet, y tampoco es que nos sorprendiera.

Google no cobra una comisión por este servicio, pretendía monetizarlo a través de la publicidad, pero a día de hoy podemos considerar que Google Wallet ha representado un gran fracaso, ya que su tasa de adopción ha sido muy baja. El mes pasado se confirmó que la empresa trabajaba en Android Pay, una nueva plataforma de pagos, que suponemos que nace inspirada por el éxito de Apple Pay. No tenemos muchos detalles de ella, pero es de imaginar que saldrá en 2015.

Apple Pay, la estrella

Apple Pay en un iPhone

Donde Google Wallet fracasó estrepitosamente, Apple Pay, que hace poco analizamos, parece estar triunfando. Es sabido que la marca de la manzana genera una gran fidelidad, y que sus usuarios siempre están más dispuestos a gastar dinero con el móvil que los de otros ecosistemas. Apple Pay también funciona con NFC, pero añade la capa extra de seguridad del sensor de huellas dactilares del iPhone. Por otro lado, el sistema es compatible con el Apple Watch, el reloj inteligente de moda, que además está enfocado a consumidores con un poder adquisitivo alto.

Por ahora el servicio se ofrece en ciertas tiendas de Estados Unidos, y funciona con los terminales de compra NFC disponibles actualmente, no hace falta renovarlos. Parece que tanto comerciantes como compradores están mostrando bastante interés en Apple Pay, una plataforma que hace que la marca de la manzana se lleve una comisión por cada transacción. Apple lo ha logrado de nuevo: ha cogido una tecnología que ya existía, la ha mejorado un poco, y la ha puesto de moda gracias a su enorme influencia sobre los consumidores.

Samsung Pay, el imitador

Samsung Pay, sistema de pagos móviles por NFC

Samsung se ha labrado una fama de copiar a Apple en todo lo posible, y en el tema de los pagos móviles no se quería quedar atrás. Samsung Pay fue presentado hace poco, llegará en unos meses tanto a Estados Unidos como a Corea del Sur, y planea expandirse internacionalmente. Por ahora funcionará sólo con los Samsung Galaxy S6, ya que se basa en una tecnología muy especial: no necesita un terminal de pago con NFC, se puede pasar el móvil por un TPV convencional para que sustituya a la tarjeta bancaria.

La verdad es que parece difícil que Samsung saque adelante un proyecto tan ambicioso por sí sola, aunque cuente con una tecnología avanzada. Probablemente en unos años este sistema caerá en el olvido, o acabará absorbido por una propuesta de Google. En cualquier caso, se trata de una apuesta valiente de la firma surcoreana.

Existen ventajas…

Desde luego, estos sistemas me parecen cómodos. Nos evitan tener que llevar dinero encima, y parecen resultar más seguros que una tarjeta bancaria física. En el caso del Apple Pay, entra en juego un factor más difícil de cuantificar: muchas personas estarán encantadas de sacar su iPhone para realizar un pago y distinguirse de los demás.

Pero, la verdad, creo que el número de ventajas es limitado, porque no encuentro tan molesto meter unos billetes en el bolsillo o una tarjeta. En lo que si nos ayuda es con los programas de fidelidad, ya que en vez de tener una tarjeta para cada tienda en la cartera, lo llevaremos todo junto en el móvil. Pero, siendo realistas, tampoco resulta muy común acogerse a uno de estos programas promocionales a día de hoy.

Pago móvil por NFC en un smartphone

…pero también desventajas

El primer problema es que, con la autonomía de los smartphones actuales, en cualquier momento nos podemos quedar sin medio de pago. Además, tal vez que recurrir al NFC sea seguro y cómodo, pero tanto el metálico como las tarjetas funcionan bastante bien a día de hoy. Por otro lado, el hecho de que estos sistemas hagan que las marcas de tecnología se lleven una comisión no me parece nada bueno, lo último que necesitamos son más intermediarios aprovechándose de los comerciantes.

También debemos tener en cuenta que los establecimientos más pequeños o tradicionales pueden tardar mucho tiempo en adoptar estos estándares. Desde luego, el tendero que la esquina se va a sorprender mucho cuando le digas que quieres pagar una barra de pan con tu iPhone. Quizá parezca una anécdota, pero esto representará un impedimento para el despegue de la tecnología, y sin despegue no hay futuro… Por no hablar de que no todo el mundo se siente cómodo al confiar sus datos financieros a su smartphone, por muy objetivamente seguros que resulten.


Así que esta es la situación de los pagos móviles a día de hoy. Un sector que va avanzado, pero que se encuentra lejos de la consolidación. En mi opinión, su éxito depende por completo de Apple Pay, pues pertenece a la única empresa con capacidad para cambiar la mentalidad de los consumidores. La tecnología es interesante, sí, pero no aporta ninguna ventaja importante, así que tampoco está claro que vayamos a dejar de lado los medios de pagos tradicionales en los próximos años.

¿Qué opinas de este tema? ¿Te gustaría olvidarte del efectivo y pagar todo por NFC, o no te agrada la idea de depender de una forma tan extrema de las máquinas?

Archivado en Apple Pay, Google Wallet, NFC
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Buenas tardes. Buen análisis de la situación, pero falta añadir, como empresa que realmente está revolucionando el sector, a Momo Pocket EDE. Una entidad de dinero electrónico, regulada y supervisada por el Banco de España, que facilita a través de una app gratuita los pagos móviles, el envío de dinero entre usuarios, compras anticipadas y programas de fidelización de la manera más cómoda y segura del mercado. Para ello, usa sistema NFC o lectura de QR para compras en comercio y alfanumérico o QR para internet. Una empresa andaluza con proyección internacional a la que habría que prestar más atención desde los medios. Muchas gracias.

  • […] Android Pay (¿o quizá Google Pay?) será la nueva propuesta de la marca del buscador. Ya hemos analizado el sector de los pagos móviles, y no está claro que puedan triunfar, pero cada vez más empresas se unen, como hizo recientemente […]

  • […] Android Pay (¿o quizá Google Pay?) será la nueva propuesta de la marca del buscador. Ya hemos analizado el sector de los pagos móviles, y no está claro que puedan triunfar, pero cada vez más empresas se unen, como hizo recientemente […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion