Microsoft Surface Pro 4, ¿qué nos espera en el evento del 6 de octubre?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Windows 10 en una Microsoft Surface

Se acercan las Navidades y las marcas hacen sus propuestas de cara a la época más consumista del año. Microsoft ha anunciado un evento para el próximo 6 de octubre con el objetivo de enseñarnos nuevos dispositivos Windows 10. Podemos dar por hecho que veremos los smartphones Lumia 950 y Lumia 950 XL junto con una versión final de Windows 10 Mobile, y hasta hay quien apuesta por la Microsoft Band 2, una renovación de esta pulsera inteligente que no ha llegado a España ni a Latinoamérica de forma oficial.

Pero la estrella del evento a buen seguro será la nueva Microsoft Surface Pro 4, que genera mucho interés después de que su antecesora encontrara el tamaño perfecto de pantalla: con 12 pulgadas es mitad tablet y mitad ordenador, al tiempo que resulta fácil de transportar y cómoda para trabajar. Microsoft no va romper ese equilibrio (de hecho ha garantizado compatibilidad de accesorios), pero con toda seguridad aportará cosas nuevas.

Así que, viendo que Apple ha imitado a la Surface al presentar su iPad Pro, vale la pena analizar qué es lo que puede tener que decir el creador del formato.

Intel Skylake, seguro… ¿pero cuáles?

Procesador Intel Core M

Las actuales Microsoft Surface Pro 3 usan procesadores Intel Core i de cuarta generación, ya que no fueron actualizadas a principio de año con chips de quinta generación. Son procesadores de 15 watios, lo que se traduce en un consumo ajustado, pero en modo alguno el más bajo posible. Eso supone que necesitan un ventilador para funcionar (lo que aumenta el grosor del dispositivo) y que pueden acabar con la batería en poco tiempo ante circunstancias adversas. Por otro lado, se trata de un procesador con una potencia suficiente para un “ordenador de verdad” que trabaje de forma fluida en tareas de un cierto nivel de exigencia.

Así que Microsoft debe decidir si quiere seguir usando procesadores de la gama Core i de consumo ultrabajo, o pasarse a los nuevos Core m, siempre de la familia Skylake. Los Core m no necesitan ventilador, así que el dispositivo podría ser mucho más ligero, y además consumen menos. Pero su rendimiento ha sido muy criticado, y no parecen la mejor opción para un dispositivo con bastante orientación profesional. No está claro qué va a hacer Microsoft pero, aunque prefiera mantenerse con los Core i, sí que notaremos ciertas mejoras de rendimiento y autonomía.

Lo que está claro es que se va ofrecer la posibilidad de llamar al asistente de voz Cortana desde el estado de reposo, con la pantalla apagada. Se trata de una nueva funcionalidad de Skylake, y parece obvio que se va a aprovechar.

Mejores accesorios

Tabletas vs PC

El teclado plano, cuyas teclas no se podían pulsar, fue un desastre en la primera Microsoft Surface. Desde entonces la empresa ha ido mejorando este accesorio, ya que resulta una parte clave de la experiencia que propone. Pero aún dista mucho de ser perfecto, así que sólo podemos desear que salga una nueva versión (con conectores compatibles) con avances de algún tipo.

Otro tema diferente es el lápiz táctil de la Microsoft Surface Pro 3. Para el último modelo se ha sustituido la tecnología de la experta Wacom por la de N-Trig. Esto ha permitido rebajar costes y adelgazar la tablet, así que el gran público ha salido beneficiado. Ahora bien, los que usan este aparato para dibujo o diseño gráfico han notado que responde bastante peor. Así que se trata de un campo en el que existe margen de mejora.

Por otro lado, Windows 10 permite la identificación biométrica, por lo que parece lógico que se integre. Un lector de huellas dactilares sería lo más sencillo de implementar, pero tal vez se opte por una cámara Intel RealSense, que nos permite iniciar sesión reconociendo nuestro rostro. Eso sí, se trata de un sensor que ocupa un poco, así que quizá Microsoft no le haya encontrado un sitio en el nuevo dispositivo.

¿Un modelo de 14 pulgadas?

Microsoft Surface 3

Los rumores apuntan a que podríamos ver una Microsoft Surface Pro 4 de unas 13 o 14 pulgadas acompañando al modelo normal. La verdad, sería un movimiento inteligente tras el lanzamiento del iPad Pro de 12,9 pulgadas. El dispositivo híbrido se acercaría más que nunca al segmento de los portátiles ligeros, y quizá eso sea lo más apropiado si Microsoft quiere reforzar la orientación de su producto a los profesionales.

Con un tamaño mayor es probable que se pudiera añadir un procesador más capaz y una batería que ofreciera mayor autonomía. También se podría mejorar el teclado, y ponerle un trackpad más amplio y cómodo. No podemos dar este rumor como seguro, pero lo cierto es que la idea resulta bastante interesante, así que quizá el 6 de octubre aparezca un modelo de mayores dimensiones.

Surface Pro 4, una apuesta continuista

Está claro que Microsoft, después de tardar tres generaciones en encontrar una fórmula que funciona a nivel comercial, no la va a modificar mucho . Es más, ha afirmado que el nuevo modelo va a ser compatible con los accesorios del actual, con el objetivo de animar a las empresas a invertir en su hardware. Así que la Microsoft Surface Pro 4 será un dispositivo que refine el concepto de su predecesor, pero sin alterarlo en exceso.

Microsoft Surface 3 Pro con Windows 10

Eso sí, seguro que las novedades de la Microsoft Surface Pro 4 son interesantes, seguramente no para quien ya tenga la versión anterior, pero sí para quien necesite renovar su viejo PC. Esta tablet nunca ha destacado por un precio especialmente competitivo, aunque lo cierto es que se trata de un producto de calidad, y de una de las mejores formas de sacar todo el partido posible a Windows 10.

¿Qué opinas de la Microsoft Surface Pro 4? ¿Esperas grandes sorpresas en el evento del próximo 6 de octubre, o más bien una renovación menor?

Archivado en Microsoft, Microsoft Surface, Tablets, Windows 10
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion