Xbox One Elite, ¿tiene sentido esta revisión de la consola?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Videoconsola Xbox One Elite

No se trata de ninguna novedad que una videoconsola vea su hardware rediseñado tras unos años en el mercado. Ocurrió con Xbox 360 y PlayStation 3: salieron varias versiones, cada vez más pequeñas, con un consumo menor y unos costes de fabricación inferiores. En ocasiones se aprovechó para añadir características, otras veces se recortaron las prestaciones originales con el objetivo de reducir el precio de venta. Pues bien, Microsoft piensa lanzar la Xbox One Elite a principios de noviembre por 499 dólares, lo que en España se traducirá en 499 euros, o puede que un poco más.

Me parece una cifra elevada, porque el pack básico de 500 GB se vende por 369 euros junto a un juego interesante como Gears of War: Ultimate Edition. No sabemos si este precio de 499 dólares será real (las rebajas de los packs de Xbox resultan muy frecuentes), pero en principio lo que se nos ofrece por esa cantidad se reduce a una Xbox One con un disco duro híbrido de 1 TB y un mando especial llamado Xbox Elite. ¿Estamos ante una buena oferta?

El disco híbrido, una incógnita

Sabemos que la Xbox One Elite trae un nuevo disco duro convencional con algo de almacenamiento flash adicional. La memoria flash rinde muchísimo más que un disco tradicional, pero Microsoft no ha concretado la cantidad incluida, por lo que hemos de pensar que es muy baja. Respecto a su funcionamiento, la multinacional indica que allí se almacenan los datos que usamos con más frecuencia. La verdad, parece una implementación un tanto descuidada y genérica, porque en los juegos siempre se están accediendo a grandes cantidades de datos diferentes.

Mando Xbox Elite

Lo lógico sería instalar el sistema operativo en la memoria flash, pero quizá el espacio no alcance, o este cambio resulte complicado de poner en práctica. Microsoft no ha presumido demasiado de las ventajas del disco duro híbrido, el pobre ejemplo que pone de sus capacidades es que permite a la consola encenderse desde el estado de reposo un 20% más rápido. Así que yo esperaría pocas mejoras en la fluidez del sistema, y prácticamente ninguna en los juegos. Eso sí, pasar de los 500 GB de almacenamiento básico a 1 TB representa una gran ventaja dado el considerable tamaño de los juegos actuales.

Un mando genial… pero no para todos

El mando Xbox Elite no se trata de una novedad, fue presentado en el pasado mes de junio. Nos encontramos con un controlador avanzado, pensado en especial para los juegos online competitivos. Desde luego, es un accesorio increíble, al que se le pueden cambiar los sticks analógicos, la cruceta, y añadir unas levas en la zona inferior para un control más preciso. Los gatillos tienen un bloqueo que permite accionarlos más rápido, y se pueden reasignar botones, además configurar la sensibilidad. Incluso existe la opción de crear varios perfiles de control y alternarlos con un botón de acceso rápido.

Obviamente, estamos ante un producto de muy alta calidad, que se venderá por 149,99 dólares de forma individual. Considerando este precio, el pack con la consola ya no parece tan caro. Pero el caso es que no todo el mundo necesita un mando tan avanzado. Es más, la inmensa mayoría de los jugadores no quieren para nada este controlador. En esta ocasión, el término “élite” se utiliza de forma apropiada.

Faltan novedades de más calado

Aunque con dos años en el mercado resulta un poco pronto para rediseñar una consola, lo cierto es que a la Xbox One le vendría bien un ligero lavado de cara. No se trata de un tipo de producto que movamos mucho, pero siempre se agradece un tamaño compacto, así que hubiera sido una buena idea hacer la Xbox One (y su fuente de alimentación) un poco más pequeña. ¡Una Xbox One resulta enorme comparada con una PlayStation 4!

Por otro lado, la Xbox One ha sido criticada por su elevado consumo en modo reposo, un tema que no estaría de más solucionar. Tampoco vendría mal añadir compatibilidad con el estándar Wi-Fi ac. Dado que las ambiciones de transformar la Xbox One en un centro multimedia total se han esfumado debido al desinterés de los consumidores, tal vez se deban ahorrar costes eliminando la entrada HDMI que sirve para conectar decodificadores de televisión. Puestos a pedir, sería genial que la rumoreada Xbox One Mini se hiciera real: una versión sin lector de discos, destinada a los que prefieren las copias digitales.

Un pack para un público concreto

¿Tiene sentido la Xbox One Elite? Sí, y mucho, pero para un público muy determinado. Sólo para aquellos que deseen un mando Xbox Elite, es decir, para los que compitan en títulos multijugador online al más alto nivel. Claro que este tipo de aficionados suelen encontrarse más interesados en el PC, así que no sabemos si realmente este modelo despertará la atención de demasiados consumidores. Habrá que mantenerse atentos al recibimiento del pack, aunque está claro que con su precio de 499 euros no va a convertirse en un superventas.

Consola de juegos Xbox One Elite

Así que a principios de noviembre disfrutaremos de una “nueva” Xbox One. La verdad, yo hubiera dejado de lado el disco híbrido, parece una excusa pobre para justificar el precio. Y creo que incluir una copia de Halo 5: Guardians hubiera representado un añadido perfecto. Pero, en lineas generales, la Xbox One Elite me parece una buena idea. No se trata un producto para todo el mundo, pero a determinados aficionados entusiastas les encantará.

¿Qué opinas de esta consola? ¿Piensas hacerte con una para disfrutar de todos los grandes juegos de Xbox que llegarán estas Navidades o crees que la Xbox One Elite será un fracaso?

Archivado en Microsoft, Videoconsolas, Videojuegos, Xbox One
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion