bq, o cómo hacer smartphones usando el sentido común

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Smartphones bq Aquaris M

El ascenso de bq ha sido meteórico, a pesar de que la marca lleva más años de los que parece en el mercado. En el 2003 un grupo de 6 estudiantes la creó para vender memorias USB, y desde 2009 hasta 2012 consiguió un hueco en el mercado diseñando lectores de libros electrónicos, principalmente vendidos bajo otras marcas. En el 2012 la compañía comenzaría el desarrollo de smartphones, el campo en el que ha logrado el éxito. Primero lanzó modelos chinos renombrados, pero pronto empezó a realizar el trabajado de diseño y personalización por cuenta propia.

A día de hoy, la firma también comercializa tablets con cierto éxito, e impresoras 3D, un campo prometedor, pero aún bastante minoritario. Sin embargo, son sus buenos teléfonos móviles los que la han hecho destacar, así que vamos a dedicar este artículo a explicar cómo una empresa puede hacerse un nombre en el duro mundo de Android, compitiendo con gigantes como Samsung, LG o Sony. Veremos cómo bq hace smartphones usando el sentido común.

bq, orgullo español

Muchas veces alabamos a las empresas españolas sólo por pertenecer a nuestro país, pero lo cierto es que hay motivos para enorgullecerse de bq. Está claro que su origen español le ha ayudado a conseguir ventas en nuestro país, e incluso la firma destaca donde ha nacido. Pero también es verdad que nadie ha regalado nada a bq, y que su éxito proviene del trabajo bien hecho. La firma tiene presencia en España, Portugal, Francia y Alemania, y con el reciente bq Aquaris A4.5 que hace poco analizamos puede presumir de haber colaborado con Google en su proyecto Android One.

Smartphone bq Aquaris M5

La marca no apuesta por la publicidad ni los grandes gastos en marketing, ya que cree que esto le ayuda a mantener los precios bajos. Sin embargo, sus diseños han madurado mucho. Sus primeros smartphones no eran más que modelos de una marca china, con el logotipo cambiado. Poco a poco la empresa ha ido mejorando en este aspecto: ahora se encarga del diseño externo, escoge los componentes que considera adecuados y se montan los terminales para ella en exclusiva, que llevan una versión de Android (ligeramente) personalizada por la propia empresa.

Especificaciones sin estridencias

Si echamos un vistazo a la actual familia Aquaris M, podemos encontrar el motivo del éxito de bq: la apuesta por una gama media sin complejos. Aunque los modelos que ofrecen son diversos, todos destacan por un precio contenido, encontramos gama media-baja y gama media-alta, pero no modelos demasiado básicos ni otros de tipo premium.

bq usa la cabeza, y se da cuenta de que no necesitamos una pantalla con resolución 2K, ni el procesador más avanzado del mercado. Se decanta por productos aptos para todo tipo de consumidores, aunque con distintos rangos de precios. En el pasado apostaba más por el bajo coste, pero ahora se ha percatado de que no se puede competir con las marcas chinas sólo con el low cost. Es mejor hacerlo en satisfacción, y eso se consigue con productos de calidad a precios justos.

Smartphone bq Aquaris A4.5

Es más, bq incluso ha ido apostando por el término medio en las pantallas. Ha dejado de lado los modelos de 4 pulgadas porque no ofrecen lo que un consumidor actual espera, y también se ha deshecho de su modelo de 6 pulgadas. Ahora mismo, su familia Aquaris M dispone de pantallas de 4,5 pulgadas, 5 pulgadas y 5,5 pulgadas, unas cifras razonables y comunes. Además, bq nunca se ha especializado en los absurdos móviles ultradelgados, prefiere un grosor medio a cambio de ofrecer duraciones de baterías excelentes. Sin lugar a dudas, un factor diferencial importante.

Android puro, el triunfo de la razón

Muchas marcas piensan que crear una versión personalizada de Android aporta valor al usuario y hace que sus productos se distingan de sus competidores. Realmente lo que consiguen es gastar dinero en empeorar la experiencia de sus clientes, y dificultar las actualizaciones a nuevas versiones de Android, algo que los consumidores aprecian mucho. bq está por encima de esos errores de las grandes empresas, e incluye una versión casi pura de Android en sus terminales.

Eso sí, la firma se toma unas pocas libertades y modifica algunos detalles, una forma de decir que les gusta Android tal y como lo diseñó Google, pero aportando sus ideas. En general son pequeñas cosas que Android no soporta para son comunes en el mercado, como un gestor de permisos de aplicaciones avanzado, el doble toque para encender la pantalla o alguna app adicional útil, como una cámara propia. Por otro lado, la firma cree en los botones físicos, y no se ha rendido a la moda de integrarlos en pantalla. Habiendo probado varios Android personalizados por bq, creo que la firma cada vez realiza un mejor trabajo.

Barato, pero no demasiado

bq estuvo en un principio asociada al bajo coste, pero poco a poco la firma ha intentado subir los precios y la calidad. Siguen muy lejos de las cifras de la gama alta, pero tampoco tienen interés en vender modelos de 99 euros. Al final, eso se nota en muchos detalles, como que las cámaras son muy dignas, los acabados cuidados y los paneles de las pantallas no decepcionan. Se podrían bajar más los precios, pero el producto final se resentiría.

Android en bq

No podemos decir que la fiabilidad de los bq sea la mejor del mercado, pero tampoco hemos de negar que su servicio técnico da la talla. Al final, vale la pena pagar un poco más y contar con la garantía de que la marca responderá ante un problema. bq siempre ha apostado por un buen servicio técnico, y eso le ha ayudado a ganarse la confianza de los consumidores.


Así que esto es bq, o cómo hacer smartphones usando el sentido común. La firma ha tomado muchas decisiones que van contra las prácticas comunes de las grandes marcas (Android puro y terminales gruesos con buena autonomía) y también de las de bajo coste (precios un poco altos y servicio técnico premium), pese a lo cual ha encontrado una peculiar fórmula del éxito. Y eso sin tener miedo a aventurarse en experimentos como los nuevos dispositivos con Ubuntu Phone. Está caro que bq se trata de una marca clave en el mundo del smartphone español y, en los próximos años, es de esperar que también destaque mucho en Europa.

¿Qué opinas de este tema? ¿Te gustan los criterios de bq a la hora de diseñar sus teléfonos, o prefieres el estilo de compañías como Samsung, LG o Sony?

Archivado en Android, bq, Smartphones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion