3D Touch: una pequeña mejora, no una revolución

COMPARTIR 0 TWITTEAR

3D Touch en el iPhone 6s

Hace algo más de un mes que Apple presentó el nuevo iPhone 6s que, como todas las versiones que no cambian su número principal, aporta mejoras de distinto calado conservando el diseño anterior. En esta ocasión se ha añadido una cámara más avanzada, se ha usado un mejor material de construcción, se ha cambiado el procesador… y se ha incluido una pantalla con 3D Touch que detecta distintos niveles de presión y responde mediante la vibración refinada del sistema Taptic Engine.

Se trata de un concepto que nació para ofrecer más posibilidades de interacción en la diminuta pantalla del Apple Watch, y que luego se añadió de una forma un tanto caótica en los trackpads de los Mac. Ahora llega al iPhone 6s, y mi opinión es que 3D Touch representa una pequeña mejora, pero no una revolución. Vamos a analizar los motivos:

¿Cómo funciona 3D Touch?

3D Touch se han implementado en el sistema operativo iOS 9 y necesita que las apps sean adaptadas a él, pero no se trata de un truco de software. Realmente la pantalla del iPhone 6s lleva componentes especiales que permiten esta funcionalidad. Un vidrio protector más flexible hace que el panel de la pantalla contacte en mayor o menor medida con el recubrimiento posterior táctil, lo que posibilita determinar la presión aplicada.

Esquema de funcionamiento de 3D Touch

Además, se ha incluido el Taptic Engine, un motor que ofrece una vibración más inmediata y precisa. Todo esto ha supuesto aumentar el peso y el grosor del iPhone 6s y ha limitado el tamaño de la batería. Sin embargo, Apple parece considerar que el compromiso vale la pena, ya que 3D Touch se ha promocionado como la característica estrella del nuevo modelo, y los desarrolladores de apps están empezando a aprovecharla a un ritmo bastante rápido.

Realmente, no cambia tanto la experiencia

Lo cierto es que en el Apple Watch y en los Mac no resulta obvio saber qué va a ocurrir con una pulsación fuerte, pero en el iPhone 6s se ha cambiado por completo de sistema. Todo es más intuitivo y necesita muy poco aprendizaje, pero eso limita las posibilidades. Básicamente, con 3D Touch podemos pulsar “un poco” más fuerte para previsualizar elementos (una foto, un enlace…) en una acción llamada peek. Si soltamos la pantalla volvemos a donde estábamos, si apretamos más hacemos pop y entramos en el nuevo contenido.

El sistema resulta cómodo, y con un poco de práctica se vuelve sencillo diferenciar un peek de una pulsación larga, a pesar de la similitud entre los conceptos. Pero la verdad es que 3D Touch no cambia mucho iOS. En la pantalla de inicio podemos hacer peek para revelar unos accesos rápidos a funciones de las apps, pero poco más. Algún programa sí que le saca partido, como aquellos en los que pintamos con los dedos y simulamos la presión de un pincel.

iPhone 6s, el smartphone de Apple

3D Touch y los juegos

Está claro que Apple no se ha parado mucho con los juegos en la presentación del iPhone 6s, sólo mostró una demo, prometedora pero no revolucionaria. Sin embargo, 3D Touch tiene mucho sentido en los juegos, porque enriquece los controles. Las pulsaciones fuertes se puede usar como botones de acción, para acelerar en un juego de carreras, para realizar zoom, para disparar un arma… Sin embargo, a día de hoy los títulos de la App Store no lo aprovechan.

Aunque algún desarrollador ya haya implementado 3D Touch de forma básica, para que los juegos se diseñen alrededor de este sistema necesitaremos muchos dispositivos en el mercado con la tecnología incluida. Mi opinión es que se podría aprovechar muy bien, porque en un juego resulta posible crear un control completo y profundo, dado que parte de la diversión consiste en aprender cómo manejarlo. Así que 3D Touch brillará mucho en los juegos si le damos un tiempo.

iPhone 6s

¿Tiene futuro 3D Touch?

Ahora mismo, se leen todo tipo de opiniones sobre la forma en la que 3D Touch va a revolucionar por completo las pantallas táctiles, y los fabricantes del ecosistema Android parecen más que dispuestos a “tomar prestada” la idea. La verdad, el sistema me parece cómodo, aunque tampoco algo extraordinario. Ahora bien, no está claro que vaya a ser utilizado a largo plazo. Los gestos de peek y pop resultan interesantes, pero no sabemos si pasados los primeros meses los usuarios los van a segur usando.

Al final, puede pasar como con Siri. Está muy bien, pero la mayoría de nosotros apenas la consultamos en nuestro día a día. 3D Touch tiene que llegar al iPad, así que le esperan unos años de protagonismo. No sabemos si después Apple se olvidará de la tecnología y, en un momento que ahora parece lejano, terminará por descontinuarla. Me atrevo a aventurar que irá perdiendo importancia de forma acelerada, a no ser que Apple comience a crear nuevos gestos en las siguientes versiones de iOS.

Lo que ya no puedo decir es si 3D Touch caerá en el olvido o realmente se mantendrá durante muchos años como una discreta característica que forme parte del sistema. Ahora mismo se trata de una pequeña mejora, no de una revolución, y a Apple le espera muchísimo trabajo por delante si quiere que se vuelva un elemento clave de iOS.

¿Qué opinas tú de este tema? ¿Para ti 3D Touch representa una prestación que va a cambiar nuestra forma de interactuar con las pantallas táctiles, o no ves nada claro que a largo plazo nos resulte tan interesante como ahora?

Archivado en Apple, iPhone 6S, Smartphones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion