¿Tarjetas de crédito de un solo uso? Privacy te lo pone fácil

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Seguridad Banca Online

Internet presenta tanto muchas ventajas como inconvenientes. Un tema muy complicado es la lucha contra el malware. De esta manera, los problemas de seguridad que suceden cada día en Internet nos hacen ser desconfiados a la hora de ceder nuestros datos bancarios.

Según un informe de 2014 de S21sec, una empresa de seguridad informática, España es el tercer país del mundo donde se producen más ciberataques, sólo por detrás de Estados Unidos y Reino Unido. El 22% de todos los ataques ocasionados por el malware bancario a nivel mundial se llevan a cabo en España, muy superior frente a países como Alemania o Rusia, que presentan cifras del 5% y 1% respectivamente.

No todo son datos negativos. Curiosamente mientras el ransomware sigue creciendo exponencialmente, los troyanos bancarios decrecen. Eso sí, ahora son mucho más potentes y por lo tanto peligrosos.

La firma Symantec asegura en un informe de 2015 que la presencia de los software maliciosos en referencia a la banca online han decrecido un 73% respecto al curso anterior. Aunque también afirma que ahora son mucho más sofisticados y difíciles de detener. De tal forma que, Dridex ya ha conseguido atacar a 315 instituciones, seguido de Citadel, Zeus, Snifula y Dyre como potenciales amenazas.

Es cierto que existen medidas para evitar estafas en relación con el e-commercer. Desde hace tiempo los bancos nos ofrecen tarjetas virtuales de prepago, pero todos sabemos que presentan ciertas limitaciones o más bien imposiciones que no siempre estamos dispuestos a aceptar.

Banca Online

¿No te fías de pagar en Internet? Privacy es la solución

Privacy nos da la posibilidad de crear tarjetas de crédito VISA cada vez que vayamos a efectuar un pago a través de la banca online. Estas tarjetas se destruirán inmediatamente efectuado la transacción.

Además, las tarjetas podrán tener el nombre y dirección que queramos, aunque eso sí el pago saldrá de nuestra cuenta. Además podremos establecer un límite de gasto para estas tarjetas, así como cancelar directamente la tarjeta para que no nos puedan cobrar más un determinado servicio.

privacy virtual cards

Crear una tarjeta virtual con Privacy es muy sencillo, solo tendremos que añadir la extensión a nuestro navegador –solo disponible para Chrome y Firefox (prometen que pronto añadirán soporte para Safari y Edge)– y desde ahí crear nuestra propia tarjeta. Una vez que la hayamos creado, será totalmente operativa en tiendas o servicios que acepten tarjetas VISA.

Otra magnífica ventaja de Privacy es que es totalmente gratuita, aunque solo está operativa en ciertos bancos de Estados Unidos, con la idea de expandir fronteras y llegar a más entidades. Sin embargo, si queremos usar el servicio deberemos cederle nuestros datos bancarios a la propia Privacy, un riesgo que deberemos asumir. Dinos, ¿tú que método de pago online prefieres?

Archivado en Bancos, Malware, Privacidad, Tarjetas de crédito, Visa
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs