¿Por qué ocurren los Déjà Vu? Una curiosa explicación científica

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Es un día cualquiera, un momento cualquiera y en un lugar cualquiera. Sin embargo, algo ocurre. Parece que ya has estado ante esa situación antes, todo parece repetirse. Es más, llega un punto en el que incluso crees que puedes saber qué ocurrirá después, como si te adelantaras al paso del tiempo.

Todos nos hemos encontrado ante una situación más o menos parecida, lo que comúnmente conocemos como Déjà Vu –procedente del francés– pero, ¿por qué ocurre? ¿Es imaginación nuestra o de verdad ha pasado algo? Aquí te traigo una explicación científica para este curioso suceso.

CEREBRO

Para los más fantásticos…

Los expertos en el tema, proponen la existencia de tres tipos distintos de sucesos: el Déjà Senti (ya sentido), Déjà Vecu (ya vivido) y Déjà Visité (ya visitado). Dada la más que obvia similitud entre ellos los trataremos como un sólo concepto.

Como en todo, existen muchas teorías distintas acerca de por qué ocurre. Hay quien dice que se trata de acontecimientos de otras vidas, de abducciones extraterrestres o de extrañas teorías místicas.

La mayoría de gente también piensa que durante un Déjà Vu, hay unos segundos en los que puedes saber lo que va a ocurrir –nada más lejos de la realidad–. Creedme, cuando os ocurra, intentadlo; es inútil.

Como siempre, un poco de ciencia

Dejadas ya las teorías paranormales y premonitorias atrás, aquí tenéis la explicación más científica y, bajo mi punto de vista, más coherente. Es posible que más de uno se sienta algo decepcionado, ya que la causa de este misterioso suceso es más bien simple.

Debemos saber que encima de nuestro hipocampo –situado en la parte central del encéfalo– tenemos una estructura, la circunvolución dentada. Esta se encarga del control de la memoria episódica, es decir, de la memoria que permite diferenciar situaciones y lugares similares.

Pues bien, el fenómeno que tratamos se produce debido a un fallo de esta estructura –motivado a veces por el estrés–. Esta, envía la información del evento que estamos viviendo a la memoria una fracción de segundo antes que a la propia conciencia, causando nuestra confusión y haciéndonos creer que ya hemos vivido ese momento.

error

Ya sabéis…

Como podéis ver, saliéndonos de las teorías fantásticas, la explicación más coherente era sencilla, un fallo –que además es fácilmente reparable– reduciendo el estrés mientras haces deporte. Nada es perfecto, ni siquiera nuestro cerebro, que puede cometer errores haciéndonos sentir situaciones de lo más curiosas.

Archivado en Curiosidades
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion