Descubren tres nuevos planetas potencialmente habitables

COMPARTIR 0 TWITTEAR

TRAPPIST-1 habitabilidad exoplanetas

El hecho de que la Tierra vaya en decadencia nos obliga a buscar alternativas a las que mudarnos en un futuro. No es algo fácil, y desde luego aún queda mucho para que podamos plantearnos la posibilidad real de que algo así suceda, pues no solo hay que encontrar opciones viables si no que además habría que plantearse la manera el la que esto se llevaría a cabo, algo que sin duda no es tarea fácil.

No por ello dejamos de indagar por el firmamento, y ahora sabemos que se han descubierto tres nuevos exoplanetas en los que aparentemente podríamos llegar a asentarnos, y es que un grupo de investigadores de la Universidad de Lieja, Bélgica, ha dado con ellos gracias al telescopio TRAPPIST, en Chile. Estos planetas podrían llegar a tener vida, y podrían también albergar la nuestra, dado que coinciden en tamaño y temperatura con la Tierra.

40 años luz no son nada para nosotros

TRAPPIST-1 exoplanetas habitables

Los exoplanetas se encuentran orbitando la estrella TRAPPIST-1, una enana marrón que se encuentra a 40 años luz de nosotros. Para que nos entendamos, un año luz es la distancia que la luz (que va a 300000 km/s, casi nada) recorre en un año, lo que equivale a casi 500 mil millones de kilómetros. Eso mismo 40 veces. La verdad es que son muchos kilómetros, aunque realmente en términos astronómicos no es la mayor locura que hayamos conocido.

Dos de los planetas están más cerca, orbitando a una distancia equivalente al 1,1% de la distancia de la Tierra al Sol, mientras que el otro está más alejado, lo hace al 1,5% de la misma distancia. Esto provocaría que encontremos un agua y condiciones ambientales algo calientes comparado con nuestro planeta, pero presentan una cara de oscuridad constante que sí podría albergar agua en estado líquido. Sin embargo el más interesante es el tercer planeta, el más lejano, pues pasa a ser el más idóneo para presentar agua en estado líquido dado que al estar más lejos de TRAPPIST-1, los niveles de radiación que presenta son menores, así como la temperatura del planeta, que podría ser oportuna para la creación de vida.

Estamos ante la primera ocasión en la que encontramos un planeta de dimensiones similares a la Tierra orbitando una estrella. Aún es pronto para decidir cuál es el tipo de superficie que presenta o la atmósfera que tiene. Esto lo conoceremos en profundidad en 2018 cuando comience a operar el telescopio espacial James Webb. Hasta que eso ocurra tendremos que conformarnos con observar los apagones de luz de la estrella al paso de los planetas por delante, lo cual nos dará ideas aproximadas de la órbita y atmósfera de cada uno de ellos.

Archivado en Descubrimiento, Espacio exterior, Exoplanetas, La Tierra, Sistema Solar
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs