Tu estado de ánimo modifica el sabor de lo que comes

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La emocionalidad humana es algo realmente complejo e impresionante. Las distintas emociones que podemos sentir modifican de alguna manera la forma en la que vemos el mundo. Modifican la forma en la que actuamos y pensamos, además de muchas otras cosas.

Hoy en Xombit hablaremos de emociones. De cómo estas modifican nuestra realidad, y concretamente, de cómo son capaces de alterar el sabor de los alimentos que tomamos. Continúa leyendo y descubre cómo ocurre.

Fruta

Todo depende

Lo que realmente modifica el sabor de los alimentos no son las emociones, sino nuestro estado de ánimo. Por ello comenzaremos distinguiendo estos conceptos. Mientras que las emociones son cambiantes y de corta duración, hablamos de estado de ánimo cuando se produce un estado concreto durante un periodo más largo. Por ejemplo, si llevamos varios días tristes, tendremos un estado de ánimo depresivo.

Según un estudio publicado en la revista Food Quality and Preference, alimentos como la fruta, el chocolate y el café, pueden tener un sabor distinto dependiendo de nuestro estado de ánimo. La investigación ha sido realizada por científicos de la Universidad de Granada y la Universidad Católica de Argentina, con un total de 59 participantes.

El experimento comenzó con la división de los participantes en dos grupos. En un grupo los que habitualmente consumían alimentos amargos, en el otro los que no. Tras llevar a los sujetos a distintos estados emocionales gracias al uso de imágenes, comprobaron si existían cambios en su percepción del sabor.

Como leemos en Muy Interesante, probaron café, cerveza, chocolate y zumos de distintas frutas. ¿Cuáles fueron los resultados? Además de confirmarse la hipótesis inicial, entre otros resultados, el estrés disminuye el sabor amargo del café y el sabor del chocolate gusta menos cuando se está preocupado por el peso.

Gracias al trabajo de estos investigadores podemos conocer otra de las influencias de nuestras emociones en la vida. Somos seres emocionales, y estas juegan un papel realmente importante en cada cosa que hacemos.

Y a ti, ¿qué te ha parecido este curioso estudio? No olvides dejar tu opinión.

Archivado en Curiosidades, Psicología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion