El fantástico mundo de Roald Dahl (II): Matilda

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Matilda es una de las obras más conocidas del polifacético escritor Roald Dahl, un libro que desborda imaginación y creatividad capaz de hacer disfrutar tanto a niños como a adultos. Una de las grandes obras del gran maestro de la literatura infantil.

Matilda es, sin lugar a dudas, el más claro ejemplo de la dedicación y el respeto que Roald Dahl sentía por la literatura infantil, cuidando cada detalle: desde la caracterización de los personajes a los escenarios o el vocabulario, y convirtiéndolo en un libro imprescindible en cualquier biblioteca.

Matilda es una niña increíble con una inteligencia tal, que con un año y medio domina el vocabulario similar al de cualquier adulto y, al cumplir los cuatro, comienza a leer sin la ayuda de nadie. Su familia no le presta la menor atención y, lejos de valorar el enorme potencial de Matilda, la consideran poco menos que un grano en el culo. Como en cualquier relato de Dahl, no podía faltar un elemento fantástico para completar la magia de la historia: Matilda adquiere la capacidad de mover objetos con la vista.

No es de extrañar el éxito de este libro entre los lectores más jóvenes pues, al igual que sucede en La maravillosa medicina de Jorge, Dahl quiere transmitirles un mensaje a los niños, les dice que no son estúpidos y los mayores no siempre tienen por qué tener razón, y eso es algo que a todos les gusta oír.

Matilda, portada del libro de Roald Dahl

Matilda, fuente:http://bibliotecanestor.blogspot.com/

Es un libro de contrastes y, frente a la inteligencia de Matilda, desfilan toda una serie de personajes opuestos a ella en uno u otro sentido, como sus padres y su hermano que representan la estupidez, la carencia total de inquietudes intelectuales y formación o la señorita Trunchbull, que escenifica la crueldad y la incomprensión más absoluta hacia los niños. En contraste a estos personajes mezquinos e indeseables emerge la figura de la señorita Honey, una maestra dulce y comprensiva que ayudará a Matilda a dar lo mejor de sí.

Este libro cuenta con una versión cinematográfica del año 1996 bastante dulcificada (pues a pesar de ser una obra dirigida al público infantil y juvenil, el desarrollo de la historia es bastante oscuro) y un musical basado en él del 2010, pero para disfrutar a Dahl en su totalidad, su fino humor, sus crueles comentarios y sus sorprendentes e imaginativas descripciones nada como elegir un sillón cómodo, prepararse un té y leerlo tranquilamente: nunca se es demasiado mayor para disfrutar de una buena historia.

Archivado en Literatura, Matilda, Roald Dahl, Willy Wonka
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs