¿Un único monitor como centro de nuestra vida digital?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Un estilo de vida digital puede ser complicado si no tienes un centro de mando desde el que sincronizar y conectar todos tu gadgets. Comparamos las nuevas Central Station de Samsung con los Apple Cinema Displays.

De entrada puede sonar como un concepto un tanto curioso del que hemos oído relativamente poco, especialmente si eres usuario de PC con Windows (Apple hace ya bastante tiempo que viene comercializando soluciones de este tipo). Pero, lo primero de todo, ¿qué es eso de vida digital? Básicamente es el ecosistema en el que nos movemos cada uno de nosotros a nivel tecnológico. Es decir, nuestros gadgets electrónicos (ordenador portátil, smartphone, reproductor de música y vídeos, tablet, cámara de fotos o vídeo) y el modo en en que están interconectados y relacionados con nuestra propia vida.

"Digital Life", por Chris Locke

"Digital Life", por Chris Locke

En función de nuestros propios intereses cada uno tenemos un estilo de vida digital absolutamente diferente. Mientras que hay gente que se basta con un ordenador portátil y una cámara de fotos para las vacaciones, otros tenemos toda una auténtica legión de aparatos que usamos para compartir esas mismas fotos de modo intensivo (las editamos, las subimos a redes sociales, creamos presentaciones para ver en el salón con amigos y familia). Es por ello que para este segundo grupo de usuarios intensivos acaba llegando un punto en el que surge la necesidad de un centro de mando desde el que controlar todos nuestros aparatos, conectarlos para cargarlos y sincronizarlos con nuestro ordenador y evitarnos un lío de cables y cosas por toda la casa.

Precisamente es a este problema creciente al que quiere dar solución Samsung con la presentación ayer de su nuevos modelos de Central Station, dos series de monitores que se componen de una peana con múltiples conectores a modo de docking station (para el ratón y teclado, un iPod, un disco duro externo o un pendrive) y un panel LED de alta calidad con el que expandir el tamaño de nuestra reducida pantalla de ordenador portátil.

El concepto se torna especialmente interesante en el caso de la Serie 7, que a diferencia de su compañera la 5, cuenta con capacidad de conexión de ordenador y monitor mediante un pequeño adaptador wifi que se conecta a un puerto USB de nuestro portátil, enviando el contenido de la pantalla de éste al monitor siempre que nos mantengamos dentro de un radio de 1,5 metros. En caso de abandonar esta distancia, la Central Station entiende que nos hemos ido con el portátil a otra parte y automáticamente entra en reposo.

Central Station de Samsung

La Serie 5, en cambio, precisa de conectar portátil y monitor mediante un cable USB. Ambas series están disponibles tanto en 23″ como 27″, las dos en formato panorámico 16:9, y cuentan con reconocimiento de la resolución de pantalla del portátil y autoconfiguración del monitor en la misma, sin importar que estén conectados mediante USB o wifi.

Como comentamos, el concepto es brillante en sí mismo, aunque no sea del todo original ya que viene inspirado en los Apple Cinema Displays que la compañía de la manzana viene comercializando desde hace años, si bien estos sólo ofrece conexión USB/miniDVI y son exclusivos para Mac. A cambio, incluyen un muy mejor diseño en materiales durables como el acero y el vidrio frente al plástico negro brillante que hace que los Central Station de Samsung mantengan la misma estética endeble que sus nuevas pantallas 3D de las que hablábamos ayer.

Hay que reseñar que, mientras que la Serie 7 provee de carga al portátil, la S5 requiere su propio cable aparte. En cambio, los Apple Cinema Display (27″ y formato panorámico 16:9) proveen de conector MagSafe para cargar el ordenador, al tiempo que también incluyen una webcam HD y micrófono incrustado en el marco superior.

Apple Cinema Display

Sobre la compatibilidad de los monitores con diferentes tipos de ordenadores, Samsung provee de drivers para Windows mientras que en la presentación de estos se nos comentó que “no saben si son compatibles con Mac”. Por lo visto parece que habrá que esperar a que lo descubran y nos lo cuenten.

La Central Station estará disponible en España hacia el mes de junio y se comercializará a un precio de 429 € para la Serie 7 (wifi) y 359 € para la Serie 5 (USB), precios bastante razonables que compiten directamente con los 1.099 € del monitor de Apple que se ve encarecido por su buenísimo diseño e inmejorables especificaciones técnicas.

Si necesitas tener la pantalla grande de un ordenador de sobremesa sin renunciar a tu portátil, y además convertirlo en tu centro de vida digital, tanto las pantallas de la compañía coreana como las de la de Cupertino pueden ser una muy buena opción.

Archivado en Apple, Samsung
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion