Crónica de Marea en Málaga 26/11/11 Sala París 15

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Crónica del concierto de marea el 26 de Noviembre del 2011 en la Sala París 15 en Málaga. Os contamos como fue la noche, algunas de las canciones que tocaron y las impresiones de nuestro redactor.

Este sábado, tras muchos años, conseguí ver a uno de los grupos que han marcado mi adolescencia y al que le tengo un cariño especial, Marea. Los conocí hace más o menos 11 años, no recuerdo bien si con su disco La Patera de 1999 o con Revolcón del 2000 pero desde eso han formado parte de mi vida y no creo que vayan a salir de ella nunca.

Quise ir a este concierto de la gira En mi hambre mando yo Tour desde que me enteré que venían a mi ciudad, Málaga, pues demasiadas veces me los había perdido y esta vez no podía permitírmelo. A pesar de todo, hasta la semana pasada viví con miedo. No estaba seguro de si podría ir o no pero… las aguas llevaron a buen puerto ¡¡Y vaya puerto señores!!

Crónica de Marea en Málaga 26/11/11 Sala París 15

La apertura de puertas era a las 20:30 y Marea empezarían a las 22:00. Sabiendo esto, yo no estaba dispuesto a hacer cola y decidí presentarme en la Sala París 15 a las 21:30. Nunca había estado en la sala y tengo que decir que me sorprendió por lo grande que era.

Había mucho movimiento por los alrededores, y a pesar de la hora, mucha gente seguía aún fuera de la sala. Según he podido leer en el twitter de Marea se vendieron todas las entradas por lo que el concierto fue todo un éxito. Cuando yo entré la sala estaría a la mitad y decidí colocarme en el centro del recinto, delante de la mesa de sonido.

Estaba hablando con unos amigos cuando, a los 10 minutos de estar dentro, se apagaron todas las luces y escuchamos el latido de un corazón. Al instante el sonido paro y sonaban las primeras notas de Bienvenido al secadero la primera canción del nuevo disco de Marea, En mi hambre mando yo. Después de esta sonó otro tema del nuevo álbum, La majada para dar paso después a Duerme conmigo de Revolcón.

Habló Kutxi por primera vez y nos dijo que esa noche tocarían temas de este siglo y del pasado y que estaban muy contentos de estar en Málaga. Nunca sabes si esas cosas se dicen del todo en serio o no, pero desde luego esa noche parecían estar felices en el escenario y lo dieron todo.

Fueron intercalando temas de su último disco con temas más antiguos, dando tiempo para respirar a los que aún no conocíamos al completo el nuevo disco. Demostraron que saben hacer buen rock n’ roll también en directo con canciones como Petenera, Manuela canta saetas o Canaleros. Sonaron muy frescos, potentes y definidos, algo que se valora mucho en un grupo de este estilo.

Muy especiales en esta primera parte del concierto fueron para mí Corazón de mimbre y Mierda y cuchara canciones que vinieron seguidas la una de la otra y que siempre han sido de mis favoritas. Tras estos dos temazos llegó Ojalá me quieras libre. Tras esta canción, Kutxi se retiró para dejar paso a un “nuevo cantante”, Edu Beaumont “El Piñas”, bajista del grupo, que cantó Alfileres, canción que no esperaba, y Trasegando, un himno de su primer disco.

Crónica de Marea en Málaga 26/11/11 Sala París 15

Cuando volvió Kutxi siguieron mezclando canciones con unas grandes Ciudad de los gitanos, Barniz, La rueca o Como los trileros. En esta segunda parte del concierto dedicaron una canción a Rockberto, el cantante de Tabletom que falleció este mismo año. Junto con esta dedicatoria se pintó en directo un cuadro con la cara de Rockberto que, según dijeron, permanecería en la sala hasta El día que lluevan pianos.

Terminada esta última parte del concierto se fueron al backstage, pero todos sabíamos que no era definitivo, aún quedaban Perro Verde y Marea. Tras unos 5 minutos volvieron al escenario y dieron agradecimientos tanto al público como a los técnicos. Kutxi presentó al grupo y tuvo lugar el extasioso final, colaborando el guitarrista de Tabletom en la canción Plomo en los bolsillos. La sopresa de la noche me llegó con Como el viento de poniente tocada entre Perro verde y Marea, un punto y final para un concierto maravilloso.

La noche tuvo momentos muy emotivos como en Ciudad de los gitanos o Corazón de mimbre, y momentos muy potentes y macarras como con Alfileres, Trasegando o En tu agujero.

Tengo que destacar la gran labor de los técnicos. Se escuchaban a la perfección todos los detalles, desde el bajo y la batería hasta las guitarras y la voz, de la que pude entender las letras de las canciones que no conocía (de las que conocía ya me encargué yo de chillarlas).

Lo único malo del concierto es, cómo no, que me faltaron canciones como Latido jondo, El hijo de la Inés o A la mierda primavera pero como dicen, nunca llueve a gusto de todos.

Mi conclusión es: LOS VOLVERÍA A VER SIN NINGUNA DUDA ya que son un grupo muy cercano, que suena bien y que transmiten energía y buen rollo.

Archivado en Málaga
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion