Nanotecnología: cuando la ciencia deja de ser ficción

COMPARTIR 0 TWITTEAR

A lo largo de la historia los relatos de ciencia ficción nos han presentado un mundo dominado por los adelantos tecnológicos y científicos, algunos de ellos inimaginables hace sólo unos pocos años. En la actualidad los avances en algunos campos de la ciencia, han convertido en realidad, y superado en muchos casos lo que algunos se aventuraron a baticinar. Este es el caso de la nanotecnología, el dominio de la materia a escalas tan diminutas que parecen irreales, sólo posibles cuando la ciencia deja de ser ficción.

El pasado 1 de marzo se clausuró la edición 2012 de la Conferencia NanoSpain, celebrada este año en Santander. Esta conferencia congrega, desde el año 2004, a los diferentes grupos de trabajo y especialistas a nivel mundial en esta ciencia, basada en la capacidad para observar, caracterizar, manipular y organizar la materia a escala nanométrica. En esta escala, disciplinas como la física, química, ciencia de los materiales, teoría computacional e ingeniería convergen hacia los mismos principios teóricos y resultados experimentales basados en las leyes que gobiernan la Mecánica Cuántica.

Nanotecnología. Guitarra nanométrica

Bueno, después de leer esto, que a simple vista parece un galimatías puede que te preguntes ¿por qué motivo tendría que interesarme la nanotecnología? Empecemos por el principio ¿qué es realmente la nanotecnología? Digamos que es un campo de la ciencia dedicado al estudio y manipulación de la materia a una escala súper minúscula, es decir, un nanómetro. Un nanómetro es una medida que proviene del prefijo nano y que equivale a la milmillonésima parte de un metro o 10^-9. Normalmente en nanotecnología se trabaja en un rango de entre 1 y 100 nanómetros.

Este campo de las ciencias aplicadas, es decir, aquellas que se caracterizan por su aplicación práctica, es interdisciplinar y abarca áreas como la física, la química, la electrónica, la informática, las matemáticas y la medicina (entre otras).

El estudio de la materia ha permitido descubrir que a niveles tan pequeños, sufre alteraciones en sus propiedades y presenta comportamientos no conocidos a otras escalas. Los científicos, a través de la manipulación directa de átomos individuales, aprovechan estas nuevas características de la materia o bien para crear materiales que de otro modo no se encontrarían en la naturaleza, o bien manipular materiales ya existentes pero dotándolos de características y comportamientos avanzados.

Un ejemplo claro es el denominado material del futuro y que se conoce como “Grafeno”. El grafeno es una estructura plana de sólo una lámina de átomos de carbono estructurados en una red cristalina en forma de panal de abeja. Algunas de las propiedades que hacen tan interesante a este material son su alta resistencia (se dice que hasta 200 veces más resistente que el acero), su flexibilidad y su alta conductividad.

En la actualidad la nanotecnología está presente en campos tan diversos como la cosmética, tratamientos y estrategias en la lucha contra el cáncer mediante nanopartículas magnéticas, aplicaciones farmacéuticas, almacenamiento de datos en dispositivos de altísima densidad, plásticos autoregeneradores, superficies anti grafitis, pinturas con nanopartículas que cambian de color, etc…

Os recomiendo visualizar la serie de 6 vídeos del programa 405 de Redes, presentado por Eduardo Punset y dedicado a la nanotecnología.

La pregunta que dejo para vuestra consideración es: ¿Dónde termina la ciencia y empieza la ciencia ficción?

Archivado en Ciencia ficción, Física, Grafeno, nanotecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs