Bob’s Burgers y el encanto de lo cotidiano

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La cadena FOX desde hace años tiene arreglado los domingos con su Animation Domination, un bloque animado que incluye series como The Simpsons, Family Guy, American Dad y The Cleveland Show. Entre esos pesos pesados suelen colocar otras series como Allen Gregory, Napoleon Dynamite o Sit Down, Shut Up, que normalmente no pasan de su primera temporada y a las que la gente no suele hacerles mucho caso. Pero Bob’s Burgers es diferente. En casi todo.

La serie se centra en los Belcher, una familia modesta y bastante peculiar que regenta una pequeña hamburguesería situada entre un crematorio y un local que parece maldito ya que no hay negocio que cuaje. A simple vista, Bob’s Burgers podría pasar por un clon más de The Simpsons o de las múltiples (y calcadas) series de Seth MacFarlane, con su familia disfuncional y sus situaciones surrealistas, pero no, no lo es ni lo pretende. Y es que su tipo de humor, mucho más costumbrista, va por otro lado.

¿Quién no ha sentido celos de un hermano y ha tramado un plan como el de Louise para llamar la atención de sus padres? ¿Quién no ha hecho el tonto como Tina para que el chico que le gusta le haga caso? ¿Qué mujer no se ha quejado alguna vez a su marido de que ya no hacen cosas juntos y le ha obligado a puntarse a clases de baile de salón? ¿Y quién no se ha sentido alguna vez tentado de esconderse en su propia casa para huír de algún familiar o amigo pesado? Pues a Bob no se le ocurre otra cosa que esconderse entre las paredes de su casa huyendo de sus suegros. Pero, claro, se le va de las manos.

Los problemas que tienen Bob Belcher y su familia son los mismos con los que nos encontramos los espectadores en nuestro día a día, con la diferencia de que seguramente nosotros no los resolveríamos de la misma manera. Bob, como la mayoría de nosotros, tiene problemas económicos, pide un préstamo y no se lo dan (también como a la mayoría de nosotros). Vale que después de se envuelto en un loco robo de bancos pero Bob sigue siendo más pobre que una rata. Y es que, dentro de lo que cabe, sus tramas son absolutamente coherentes y sus personajes entrañablemente realistas, algo nada habitual en el género de la animación televisiva.

Su modesta (y honesta) primera temporada fue todo un soplo de aire fresco entre tanta serie de animación con intenciones de subvertir pero que después se quedan en nada. Pero es que con su segunda temporada, actualmente en emisión, nos están demostrando que Bob’s Burgers es algo más que una serie simpática y entrañable. Si es que hasta se han atrevido con un episodio homenaje a The Goonies para el que contaron con la mismísima Cyndy Lauper cantando una versión de ’R’ Good Enough transformada para la ocasión en Taffy Butt!, con eso os lo digo todo. Humor simple, efectivo y muy, muy recomendable.

Archivado en Animación, FOX
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs