Terriers y los pequeños detalles sin importancia

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Los espectadores de series se suelen dividir en dos grupos: los que ven las series sólo cuando su continuidad está asegurada o que han sido canceladas pero tienen un final cerrado y los que disfrutan de lo que están viendo sin pensar en cómo será el final o de si ni siquiera lo tendrá. Yo, en general, pertenezco al segundo grupo y me he llevado muchos disgustos pero también me ha permitido disfrutar de joyas como Terriers.

Terriers en FX

Terriers fue una de las grandes apuestas de la cadena FX para la temporada 2010-2011 (la otra fue Lights Out, de la que hablaremos también próximamente). Que uno de sus creadores fuese el gran Shawn Ryan (The Shield) parecía indicar que íbamos a ver un drama policial de altura, pero que el otro fuese Ted Griffin (guionista de Ocean’s Eleven) descolocaba bastante. ¿Qué podía salir de la unión de los dos? Sin duda algo diferente, aunque al principio no lo pareciese.

El piloto de la serie nos presentó a los protagonistas, Hank Dolworth (Donal Logue) y Britt Pollack (Michael Raymond-James), un ex-policía y un ex-convicto que un buen día decidieron unirse y trabajar como investigadores privados sin licencia realizando trabajillos de poca monta que apenas les dan para subsistir hasta que, de repente, se ven envueltos en un lío monumental del que no podrán escapar. A partir de ahí, se ven obligados a, al menos, intentar salir del lío pero sin olvidar que tienen que seguir apañándolas para ganarse la vida con otros casos menores.

En un principio Terriers se mostró como un procedimental puro y duro, con toques de humor y con una pareja protagonista con una química excelente, pero que se podría haber emitido perfectamente en USA Network, toda una experta en series de este tipo. Entonces, ¿qué hacía FX emitiendo algo así? y, sobre todo, ¿cómo puede ser que Shawn Ryan hubiese creado esta serie?

Terriers de FX

Muchos fueron los que abandonaron la serie tras el primer episodio porque, definitivamente, Terriers no era la nueva The Shield. No lo era ¡ni lo pretendía ser! y es que los pocos que nos mantuvimos fieles pronto descubrimos que Terriers era un dramedia cercano en el que primaban los personajes y sus pequeños detalles. Claro que había casos autoconclusivos cada semana y la gran trama de fondo, pero lo que más importaba era conocer cada vez mejor a Hank y a Britt. Y a sus mujeres.

Porque sin Gretchen, la ex-mujer de Hank, ni Katie, la novia de Britt, o incluso Maggie, la amiga abogada de Hank, la serie no hubiese sido igual, por no hablar del magnífico personaje de Steph, la trastornada hermana de Hank (interpretada por Karina Logue, hermana de Donal Logue en la vida real), gracias al cual pudimos ver y emocionarnos con su lado más tierno.

Si bien el final de la serie no es cerrado, sólo quedan algunos hilillos suelos ya que las tramas importantes se resuelven. De hecho, hay series cerradas que acaban bastante peor así que no lo pongáis cómo excusa para no darle una oportunidad porque la merece. Además, FOX Crime la estrena el próximo 20 de abril en España. Yo no la dejaría pasar.

Archivado en FX
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • santibone dice:

    Es una serie de perdedores de todos los colores luchando contra el resto del mundo. Me encantó. Cuando me acuerdo de ella me viene un poco de melancolía; me dejó un poso de amargura, pero del tipo agradable.

  • Cèlia Gallego dice:

    Son unos perdedores adorables y sí, da pena pensar que se acabó mientras otras series se eternizan incomprensiblemente

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion