El MIT acaba con el sufrimiento de las inyecciones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) desarrollan un dispositivo de alta precisión que emite una pequeña corriente de medicamento a través de la piel sin la necesidad del uso de agujas. El nuevo invento, que tiene como objetivo principal mejorar el cumplimiento de los tratamientos por los pacientes y evitar los pinchazos accidentales por parte del cuerpo médico, puede ser programado para ofrecer una gama de dosis a distintas profundidades dérmicas.

Imagen cortesía del Laboratorio del MIT Bioinstrumentación

El nuevo dispositivo desarrollado por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) evita el uso de agujas sustituyéndolas por la administración del medicamento a través una corriente de alta precisión.

El MIT prevé que en un futuro no muy lejano recibir inyecciones en el consultorio médico deje de ser doloroso, además ayudará a aquellos pacientes que tengan que auto administrase medicamentos a través de inyecciones como la insulina, asegurando un mejor seguimiento del tratamiento gracias a la eliminación del eterno miedo a las agujas.

Entre los beneficios de la nueva tecnología, puede ayudar a reducir el potencial de lesiones por pinchazos con agujas del equipo médico, ya que según estimaciones del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades en los hospitales los trabajadores sanitarios se pinchan accidentalmente con agujas 385.000 veces al año. Un dispositivo sin aguja reduce a cero las posibilidades de pinchazo y el consiguiente contagio de cualquier enfermedad. Catherine Hogan, científica investigadora en el MIT del Departamento de Ingeniería Mecánica y miembro del equipo de investigación, ha declarado:

Si tienes miedo a las agujas y que con frecuencia tienes la obligaciones de auto inyectarte, el cumplimiento puede ser un problema. Creemos que este tipo de tecnología hace reducir las fobias que el paciente pueda tener respecto a las agujas.

En el siguiente vídeo podéis ver de forma bastante gráfica el funcionamiento del nuevo dispositivo.

Pero este no es el primer intento de evitar los incómodos pinchazos, en las últimas décadas, los científicos han desarrollado varias alternativas para agujas hipodérmicas. Por ejemplo, los parches de nicotina liberan lentamente fármacos a través de la piel. Sin embargo, estos parches sólo pueden liberar moléculas de la sustancia lo suficientemente pequeñas para pasar a través de los poros de la piel, lo que limita el tipo de medicamento que se puede administrar.

En cuanto se enfrentan a la administración de otros medicamentos más grandes a base de proteínas, en la evolución de estos dispositivos, se han desarrollo nuevas tecnologías capaces de transportarlos, parecidos a los recién presentados por el MIT que producen una corriente de alta precisión de los medicamentos bajo la piel.

Si bien es cierto que en el mercado actual, ya están disponibles distintos modelos, Hogan señala las desventajas de estos dispositivos, dado que los mecanismos que utilizan, concretamenten resortes de diseño son esencialmente “explosión o nada”, es decir, que la bobina expulsa la misma cantidad de fármaco a la misma profundidad en todo momento.

Sea como fuere, el MIT acerca el momento en el que la visita al médico para la molesta vacuna anual se convierta en algo mucho menos desagradable para los pacientes.

Archivado en MIT
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion