Lo que el viento nos trae: Agua

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Un inventor francés ha conseguido “cosechar” la humedad del aire. Ha creado un prototipo de turbina eólica, capaz de condensar 1.000 litros de agua al día. ¡Hasta en el desierto! Su único motor es el viento. ¿Qué pasaría si se fabricaran estos molinos a gran escala? ¿Es una idea demasiado quijotesca? Imagínatelo durante unos segundos. Qué fácil es encontrar agua potable y qué difícil es limpiar las conciencias, ¿verdad?

Decía Séneca:

No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va.

Marc Parent, un ingeniero francés, ha desarrollado un aerogenerador que permite obtener agua a partir de la humedad del aire. Como lo oyes. O lees. Y al mismo tiempo, genera electricidad. Recoge el agua que se encuentra en el aire gracias a un condensador de humedad. Puede producir más de mil litros de agua diarios. Cierra la boca, que se te queda seca. Por supuesto, no hay riesgo de agotar los recursos. El Telediario no ha anunciado aún, el fin de las ventiscas, las galernas, los huracanes o el viento sur. Y no daña el medio ambiente.

Agua del viento Turbina

Al fundador de Eole Water, no le cayó una manzana en la cabeza, una voz del cielo le susurró el secreto al oído. Bueno, no mitifiquemos la historia. No fue inspiración divina, fue un simple razonamiento humano, una humilde asociación de ideas. Año 1997. Marc trabajaba en la isla caribeña de San Bartolomé, el mismísimo infierno.

¿Qué pasó? ¿En qué piensas, si tienes la mala suerte de vivir en un sitio así? ¿Qué estarías haciendo tú?

Nuestro protagonista de hoy estaba mosca, una sospecha revoloteaba por su cabeza. En casa, nada de playas. Notó que siempre había agua en su aparato de aire acondicionado cuando recogía el aire. No te rías.

¿Y qué hizo? ¿Lo que hacemos el resto de mortales? ¿Secarlo y volver al sofá? ¿Cambiar de canal, para que no digan que no mueves un dedo?

No. Empezó a pasear con las manos a la espalda, dándole vueltas y más vueltas al problema, hasta que se le encendió la bombilla. Hay personas que ven oportunidades en los contratiempos. Al principio, pensó que podría reutilizar ese agua para ducharse o lavar la ropa. Pero no paró ahí… ¿qué pasaría si… si fusionara una fuente de energía verde, y… todo lo que sea necesario para condensar agua directamente del aire?

Unos pocos años de I+D (investigación y desarrollo) más tarde, tenemos ante nosotros, la turbina eólica WMS1000.

Mide 34 metros de alto. Su generador tiene una potencia de 30 kW. Pero el dato más importante, el que deben mirar todos los interesados, es que precisa de vientos de 15 mph (24 km/h) para poder girar el rotor de 13 metros de diámetro. Aunque soporta vientos de hasta 180 km/h.

Eole Water

Te explico cómo funciona. Fíjate en el dibujo si quieres entenderlo mejor.

El aire es absorbido a través de unos orificios que hay en la nariz de la turbina mientras el generador se calienta, produciendo vapor. ¿Has encontrado la nariz? Ese vapor circula por un compresor de refrigeración, para que se produzca la condensación del agua. Enfriamos el vapor para conseguir agua, vamos. A continuación, esta agua es filtrada hacia un tanque de almacenamiento en la base de la turbina, y tratada para volverla potable.

El único requisito para que funcione correctamente y de forma autónoma, repito, el detalle esencial, es la velocidad del viento. Su único motor. Podría almacenarse agua en grandes cantidades, en algunas de las zonas más áridas del planeta. ¿Te imaginas qué podría suponer eso? No es moco de pavo. No es un capricho. En regiones con temperaturas de hasta 35 grados centígrados y una humedad ambiente del 30%, la producción ronda los 350 litros diarios de agua, mientras que en tierras costeras con temperaturas de 30 grados y una humedad ambiente del 70%, puede llegar a producir 1.800 litros.

Agua Marc Parent

Marc Parent inició en el año 2008 el desarrollo de esta turbina en las montañas de Alta Provenza, en Francia. Ha costado 2,1 millones de euros, aportados por un fondo francés de capital riesgo. Eole Water cuenta, además, con el apoyo de las empresas Danfoss, Emerson, Siemens, Carel y Arcelor Mittal. Hace unos meses se instaló un prototipo en Abu Dhabi, en el desierto. Produce 800 litros de agua al día. Prueba superada.

Un estudio de hace un año, advirtió del impacto que produciría el cambio climático. Y eso, añadido a los problemas demográficos en las ciudades de los países en desarrollo, iba a dejar más de mil millones de personas viviendo con escasez de agua en el 2050. Otro estudio actual, de la ONG The Nature Conservancy (TNC), indica que casi 2700 millones de personas sufren escasez de agua al menos un mes al año. Y por último, el informe más crudo, el de la OMS (Organización Mundial de la Salud): 90 millones de personas sufren escasez de agua de forma continua o interrumpida, y más de 1.000 millones no tienen un saneamiento adecuado.

En las emergencias humanitarias, el agua, el saneamiento y la higiene constituyen prioridades absolutas.

La prevención es esencial, no malgastar el agua. Yo desde luego, no creo que este invento sea la solución definitiva, pero es un paso adelante. Una buena noticia. Podría salvar muchas vidas. Agua y electricidad. Sobre todo, agua; para no ahogarnos.

Eole Water, que tiene su sede en la pequeña localidad francesa de Sainte Tulle, planea construir modelos capaces de producir entre 5.000 y 10.000 litros de agua.

¿Qué te parece? ¿Crees que deberían impulsarse este tipo de proyectos?

Archivado en Agua, Electricidad, Energías renovables, Francia, Sociedad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion