Rescue Me: fuego, testosterona y alcohol, mucho alcohol

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La palabra rescate está de moda aunque bueno, en teoría se supone que no se puede pronunciar porque se abren las puertas del infierno o algo así. Pero como nos gusta el riesgo, y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, hemos decidido que es una buena ocasión como cualquier otra para hablar de una serie sobre el gremio de rescatadores por excelencia: los bomberos.

Rescue Me

Durante años, el cine y la televisión han contribuido a otorgarle al cuerpo de bomberos cierto aire de leyenda, pero los atentados del 11-S alzaron a la categoría de héroes a este grupo de hombres y mujeres que, en silencio, cada día arriesgan sus vidas por nosotros. Rescue Me (en España Rescue Me: Equipo de Rescate aunque en Cataluña se emite bajo el nombre de Bombers de Nova York) se centra en un grupo de esos héroes y nos muestra el día a día de una dotación de bomberos de una Nueva York todavía traumatizada por la tragedia.

Encabezando al grupo está Tommy Gavin (interpretado por Denis Leary, co-creador y productor de la serie), un bombero irlandés, mujeriego, alcohólico y aficionado al hockey que, a su pesar, sobrevivió al 11-S. El sentimiento de culpa le persigue y sus fantasmas (empezando por su primo Jimmy fallecido en las Torres Gemelas) se encargan cada día de recordarle que murieron miles de personas que merecían vivir más que él. Por eso no duda en entrar en edificios en llamas a punto de derrumbarse, vive de prestado y un día u otro le tiene que tocar a él, y si de paso puede salvar a alguien, mejor que mejor.

Rescue Me

Pero además de sus fantasmas, Gavin arrastra con una carga aún más pesada: su familia. Proviene de una larga estirpe de irlandeses alcohólicos de cuya tradición le es imposible escapar (aunque tampoco es que ponga demasiada resistencia), y además está rodeado de mujeres que le quieren tanto como le odian y que acaban enajenadas bajo su influjo. Porque si bien la relación más fiel y duradera de Gavin es la que mantiene con el alcohol, es incapaz de ver como sus mujeres rehacen sus vidas cuán perro del hortelano.

Aunque no lo parezca con lo comentado hasta ahora, Rescue Me no se centra (ni se ceba) únicamente en el drama, que lo hay y en ingentes cantidades, ya que hace gala de un humor cáustico (en ocasiones incluso macabro) con grandes dosis de mala leche que ayuda a desmitificar la tragedia a la que se exponen diariamente sus personajes. ¿Y cómo superan el duelo un grupo de hombres traumatizados encerrados durante horas en un parque de bomberos lleno de testosterona? Pues hablando de mujeres, claro.

Rescue Me pertenece a la gran cosecha del 2004 (la que Lost, House, Desperate Housewives) y finalizó el 7 de septiembre de 2011, en vísperas del décimo aniversario del 11-S. A lo largo de sus siete temporadas hubo de todo, como es natural en series tan longevas, pero acabó dejando un buen sabor de boca. Si tenéis oportunidad, no dudéis en rescatarla del olvido porque vale la pena ni que sea por el dúo cómico formado por Mike y Sean y las bromas que se gastan los unos a los otros. Y es que, como dice Gavin, no son héroes sino personas normales que quieren hacer su trabajo como lo hicieron aquel día.

Archivado en FX
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs