IKEA no se conforma, ahora quiere un imperio hotelero

COMPARTIR 0 TWITTEAR

IKEA prepara su desembarco en el mercado de la hostelería europeo y no será una irrupción tímida. Invertirá en torno a 1.000 millones de euros. 100 hoteles céntricos, a buen precio y prácticos. El low cost no es exclusivo de las aerolíneas o de la telefonía móvil. De momento, España no está incluida en su lista. La filial del grupo, Inter Ikea, será la propietaria de los inmuebles, pero la gestión recaerá en grupos hoteleros. ¿Quién dijo crisis? ¿Tienes dinero para acompañar a esta gente en su aventura? ¡Bienvenido a la república independiente de tu hotel!

Muchos hombres odiamos IKEA. Es escuchar esa palabra, y salir corriendo. Ya sabes a lo que me refiero. Una mujer puede ser muy persuasiva, pero las esperas son muy largas, una mañana puede ser eterna, y no todo el mundo aprovecha ese tiempo perdido para escribir un libro, como Groucho Marx.

Los consejos de administración de las grandes cadenas hoteleras tienen estos días un nuevo punto en la orden del día, una preocupación que no esperaban. Ikea podría abrir en breve hasta 100 hoteles de bajo coste en distintos puntos del viejo y achacoso continente europeo. En estos tiempos de crisis, unos apuestan por los recortes y otros por la inversión. Un negocio de mil millones de euros. Vale, ya he conseguido que abras los ojos.

Low cost

Haral Müller, uno de los altos cargos de la compañía, ha revelado en una entrevista al periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, que la multinacional “sueca” está estudiando la posibilidad de crear una cadena hotelera a partir de 2013. Obviamente, no perdería la filosofía de la firma, contará con un diseño low cost. Me da un poco de reparo, la verdad. Da la impresión de que te encontrarás la cama desarmada al abrir la puerta de la habitación… ¿Te imaginas que te toque un “vecino” torpe? Toda la noche escuchando martilleos, gruñidos y paseos desesperados.

Repito. La inversión inicial de este disimulado plan será de mil millones de euros (¡Cierra los ojos! ¡Y la boca!), e incluiría la apertura de unos 100 hoteles en países de toda Europa, sobre todo en Alemania, Gran Bretaña, Bélgica, Holanda, Austria, Escandinavia, Polonia y las repúblicas bálticas. La valoración de la empresa alcanzó estos días los 9 mil millones de euros, una nimiedad para Amancio Ortega. Es curioso, al parecer los establecimientos no serán gestionados por la compañía. Tampoco aprovecharán su popular nombre, no veremos rótulos, “Hotel IKEA”, y el célebre logotipo no aparecerá resplandeciente con luces de neón. Vaya, he sentido un escalofrío.

En IKEA hemos buscando propiedades en toda Europa durante un tiempo y anunciaremos en unas pocas semanas la localización de nuestro hotel económico en Alemania. Además, estamos en conversaciones con operadores turísticos para poner en marcha rápidamente nuestro concepto.

No serán IKEA-hotel, son un desarrollo de nuestras actividades de inversión en el sector inmobiliario.

El lema de la iniciativa será “barato, pero guay” (cheap-but-cool). Ya me han convencido. No, en serio, es innegable que tienen mano en publicidad. Sus campañas publicitarias llaman la atención, destacan. Esta noticia no pasará desapercibida, llegado el momento de hacer caja. Y otra decisión que te sorprenderá: han decidido no utilizar sus propios productos para amueblar los hoteles. El gigante “sueco” lo tiene muy claro, la idea es ubicar hoteles de bajo coste en ciudades importantes de varios países europeos. Hoteles funcionales donde primará lo básico sobre el lujo. Si pides un Moët & Chandon, te subirán una cerveza del Carrefour. Los tentáculos del proyecto incluyen la posibilidad de merendarse residencias para estudiantes.

Intentaremos deshacernos de todo lo que no es necesario, como por ejemplo, restaurantes en el interior de los hoteles. En su lugar tendremos un buen desayuno, Internet de alta velocidad y una recepción eficiente, y ninguna formalidad cuando uno sale de la habitación.

Te voy a dar unos datos que podrían parecer insustanciales, pero no dejes de leer. Estos detalles tan frívolos podrían servirte para acertar la pregunta final en un concurso millonario de la televisión. Ahí van. La palabra IKEA está formada por las iniciales de su fundador Ingvar Kamprad (I.K.), más la primera letra de Elmtaryd y Agunnaryd, que son la granja y la aldea donde creció, respectivamente. Fue fundada el año 1943 en la provincia de Småland, Suecia. Todo muy clarito. ¿Todo? No pongas la mano en el fuego si no quieres que los antropófagos empiecen a salivar. No hace falta visitar foros conspiranoicos para leer comentarios acerca del secretismo de IKEA con respecto a sus resultados financieros. Buscas en Wikipedia y te encuentras esto:

La estructura organizativa de la empresa es opaca y confusa. La marca IKEA pertenece a una fundación con sede en los Países Bajos, bajo el control de la familia Kamprad, y que cobra un canon a cada tienda por su operación. A su vez las tiendas y algunas fábricas son propiedad de distintas empresas y fundaciones interrelacionadas entre sí y supuestamente también controladas por la familia Kamprad, pero cuya estructura societaria real no se ha desvelado completamente.

Has leído bien. La famosa corporación sueca, no es sueca, es neerlandesa. Y entonces, el caballo blanco de Santiago…

¿Te alojarías tranquilamente en un hotel de esta cadena? ¿Se venderán los muebles de la habitación, aunque no sean de IKEA? ¿Llegarán a España los hoteles nicho que triunfan en Japón? ¿Triunfará la empresa “sueca” con esta idea? ¿Deben preocuparse los Hilton? ¿Los Meliá? ¿Los NH Hoteles? ¿Te saldrá más caro pasar una noche en estos hoteles, si haces la reserva desde un Mac?

Archivado en Hoteles, IKEA, low-cost, Muebles, Suecia, Turismo
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Lorenzo Gama dice:

    Dejando de lado las bromas que puede provocar una noticia así, yo lo veo muy viable, IKEA construye rápido sus centros y si encima el mobiliario del hotel es de ellos eso que se ahorran ¡Al loro que no están tan mal!

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion