Cómo montar tu propio PC | La placa madre, el esqueleto del equipo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Este es el segundo volumen de la saga “Cómo montar tu propio PC”, con la que, como ya sabéis, queremos ayudaros a elegir y montar vuestro propio equipo. En este caso hablaremos sobre las placas base, el esqueleto del ordenador. Es un elemento fundamental, ya que si no lo elegimos bien, muy probablemente tendremos problemas para conectar algún componente a la placa. Ahora es el momento de empezar a familiarizarse con nuestros componentes del ordenador: memorias RAM, discos duros y tarjetas gráficas. ¡Al lío!

Cómo montar tu propio PC | La placa madre, el esqueleto del equipoDesde Xombit continuamos la saga de artículos que nos ayudarán a elegir las piezas de nuestro próximo equipo y a montarlo. En el volumen anterior explicamos cómo elegir el procesador. Hoy nos toca elegir la placa madre o placa base (en inglés motherboard), y como ya es tradicional, en primer lugar vamos a explicar qué es la placa base: la placa base es el elemento del ordenador que une todo el resto de componentes (como procesador, memorias RAM, discos duros y demás).

Este componente tampoco es muy fácil de elegir ya que, al igual que pasa con los procesadores, el abanico donde elegir es muy amplio, por eso haremos una pequeña guía de aspectos a tener en cuenta para elegir nuestra placa base.

Tipo de socket

Cuando elegimos el procesador tenemos que averiguar qué tipo de zócalo lleva. El socket es el tipo de conexión electromecánica que hay entre procesador y placa. Hay muchos tipos y son del tipo: 423, 370, 478, 775, 1155, 1156, 1366 y 2011 para Intel y 462, F, 939, 940, AM2, AM2+, AM3 y FM1 para AMD.

Los zócalos más comunes són 1155 y 1366 para Intel y AM3, AM3+ y FM para AMD.

Ranuras para RAM

Este es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. En un episodio futuro hablaremos de cómo elegir nuestros módulos RAM, por lo que tal vez la información que venga ahora os suene a chino. No hay que temer, cuando acabemos la saga todos los cabos sueltos desaparecerán.

En el apartado de las memorias RAM, tenemos que valorar los siguientes aspectos:

  1. Cantidad de ranuras
  2. Velocidad de las ranuras (en MHz)
  3. Capacidad máxima de las ranuras o de placa base (en GB)

Ranuras de expansión

En estas ranuras o slots conectaremos nuestros módulos de expansión como la tarjeta gráfica o tarjetas de red y amplificadores de puertos USB, Firewire y demás.

Debemos tener en cuenta qué tarjetas vamos a conectar y el tipo de slot que usan. El tipo de conexión más nuevo es el PCI-Express en su variante 3.0, pero también se usa actualmente el PCI clásico y la versión PCI-Express 2.0. Como en principio sólo vamos a conectar una tarjeta gráfica al equipo, tenemos que comprobar que tenemos como mínimo un puerto de ranura de expansión compatible con la expansión gráfica.

Conectores SATA

A través de estos conectores enchufaremos a nuestro equipo los discos duros. En general, el protocolo SATA3 es el más común y moderno de todos, pero el SATA2 se sigue usando. Por esto, al igual que las ranuras de expansión, nuestra placa base debe tener al menos un conector SATA compatible con nuestro disco duro. Generalmente las placas base traen conectores SATA3 y SATA2 en la misma placa, por lo que no habrá que preocuparse demasiado.

Otros aspectos a tener en cuenta:

  1. Tarjeta de red: hoy en día todas las placas base ya traen incorporada esta tarjeta, por eso deberemos comprobar que acepta nuestra velocidad de conexión, es decir, si tenemos una conexión de red de 100Mb/s y compramos una placa que solo acepte 10Mb/s, perdemos el 90% de la velocidad de Internet que tenemos contratada, así que debemos evitarlo.

  2. Puertos traseros: hay que tener en cuenta también los puertos de conexión traseros de nuestra tarjeta para poder conectar nuestros dispositivos: USB 2.0, USB 3.0, Ethernet, Firewire, VGA, etc.

  3. Conectores Input/Output internos: Hay muchos conectores menores que se deben enchufar a la placa, como por ejemplo los puertos USB y audio que estén integrados en la caja del ordenador o los botones de encendido y reset, así como los LEDs de aviso, por lo que deberemos asegurarnos de que la placa que elijamos traiga todos los puertos que necesitemos para enchufar nuestras piezas.

¿Cómo elijo la placa?

El proceso que debemos seguir para elegir la placa es muy sencillo: cuando sepamos qué piezas queremos, deberemos investigar todas las conexiones que he mencionado más arriba (socket, módulos RAM, tipo de conexión SATA y otras conexiones), una vez recopilada toda esta información, solo deberemos encontrar una placa que cumpla con nuestros requisitos.

Cómo montar tu propio PC | La placa madre, el esqueleto del equipoComo ya hice en el artículo de cómo elegir el procesador, voy a dar mi opinión sobre los fabricantes de placas y a recomendar algunas cosas. A mi parecer las dos marcas a tener en cuenta a la hora de elegir placa base son ASUS y Gigabyte, ¿por qué? porque son las dos marcas que he usado siempre y nunca he tenido ningún problema con estas marcas, es más, el soporte técnico que ofrece Gigabyte no lo ofrece ninguna marca, y la calidad de ASUS tampoco. Por esto, siempre he elegido una de estas dos marcas.

Os recomiendo busquéis una placa que admita hasta 16GB de RAM y que cuente como mínimo con 4 ranuras, así el día menos pensado, si necesitamos ampliar la memoria RAM, solo tendremos que comprar módulos nuevos, de otro modo, tal vez tengamos que cambiar la placa base íntegramente.

En el próximo artículo de la saga hablaremos de cómo elegir la memoria RAM, así que, como dicen los ingleses: stay tuned! (¡estad atentos!).

Cómo montar tu propio PC | La placa madre, el esqueleto del equipo

Archivado en Cómo montar tu propio PC, Ordenadores
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion