¿Por qué algunas pantallas táctiles solo son sensibles a los dedos?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Alguna vez habéis intentado utilizar una pantalla táctil con algún objeto y no lo detecta? ¿Por qué solo la pantalla táctil obedece a mis dedos pero otras pantallas más antiguas reaccionan a todo?¿Por qué tengo que comprar guantes especiales, “lápices especiales” o stylus para manejar mi tablet? ¿Las pantallas táctiles antiguas eran mejores porque no necesitaba de guantes ni lapiceros especiales? Te contestamos a todas esas preguntas en este artículo con una breve explicación del funcionamiento de las pantallas táctiles.

En primer lugar, vamos a recordar el origen de las pantallas táctiles según la Wikipedia:

Las pantallas táctiles se han ido haciendo populares desde la invención de la interfaz electrónica táctil en 1971 por el Dr. Samuel C. Hurst. El HP-150 fue, en 1983, uno de los primeros ordenadores comerciales del mundo que disponía de pantalla táctil.

La gran mayoría de las tecnologías de pantalla táctil más significativas fueron patentadas durante 1970 y 1980 y actualmente han expirado. Este hecho ha permitido que desde entonces los diseños de productos y componentes que utilizan dichas tecnologías no estén sujetos a royalties, lo que ha permitido que los dispositivos táctiles se hayan extendido más fácilmente.

En la actualidad existen diversas tecnologías de pantallas táctiles, pero las más comunes son resistivas y capacitivas. Siempre que vemos las especificaciones de un smartphone, tablet o cualquier otro dispositivo con pantalla táctil podemos ver que el tipo de pantalla es capacitiva o resistiva. Hace unos 10 años las resistivas eran las más comunes en smartphones, tablets y PDA’s, pero en la actualidad las capacitivas son las más usadas en estos dispositivos electrónicos.

La primera diferencia entre ambas a simple vista es que las resistivas obedecen con cualquier material y las capacitivas solo con nuestros dedos. Pero también ocurren estas diferencias con los touchpad y ratones de los ordenadores portátiles, por ejemplo. Vamos a explicar a continuación con más detalles cómo son cada una de ellas.

Las pantallas resistivas

Han sido muy utilizadas en las PDA’s, smartphones y PDA-teléfonos hasta hace unos pocos años. Las pantallas resistivas están formadas por varias capas. Cuando presionamos sobre la pantalla, hay dos capas que cuando entran en contacto se detecta la pulsación. La necesidad de ejercer presión en una pantalla resistiva implica una respuesta del móvil que parece menos intuitiva, más lenta.

El funcionamiento es muy similar al de cualquier interruptor de luz. Solo que en la pantallas es mucho más pequeño y estaría compuesto por varios interruptores. Cuando pulsas uno de ellos se cierra el circuito solo en esa parte de la pantalla. Y el dispositivo ya sabe que, por ejemplo, has pulsado solo en el interruptor superior derecho, que se traduciría como la esquina superior derecha de la pantalla. Es por ello que la pantalla reacciona a cualquier evento en el que se cierre el circuito eléctrico, sin importar con qué objeto sea.

Puntos a favor:

  • Mejor resistencia al polvo o al agua

Puntos en contra:

  • El uso de múltiples capas hace que su brillo se reduzca. Pueden usarse con los dedos o el stylus, aunque los objetos afilados pueden dañarlas.

  • Se les atribuye a las pantallas resistivas la imposibilidad para detectar varias pulsaciones, el multitouch, o los gestos.

Las pantallas capacitivas

Este tipo de pantallas están diseñadas para detectar cualquier cambio de carga de energía que suceda en sus proximidades.

La pantalla esta recorrida por electrones y solo reacciona al tacto de un dedo, ya que los humanos tenemos carga eléctrica, o un aparato que disponga de dicha carga. Las pantallas táctiles capacitivas no se ven afectadas por elementos externos que no dispongan de dicha carga. Las pulsaciones o gestos no requieren presión, basta con deslizar el dedo para controlar la pantalla del dispositivo.

Smartphones HTC

Puntos a favor:

  • Pueden detectar varias pulsaciones simultáneas o gestos.
  • Aunque el dispositivo esté encendido, si este es introducido en un bolso, bolsa, bolsillo, etc… no hay peligro de efectuar acciones no deseadas, al no ser la pantalla sensible en este tipo de situaciones.

Puntos en contra:

  • Más caras de producir que las resistivas.

Como experimento para comprobarlo podéis probar con algún flexo metálico o electrodoméstico similar. Al encenderlo aseguraos de tocar la barra metálica con una mano de la estructura del flexo por ejemplo, y con la otra mano, muy próximas las yemas de los dedos a la pantalla de vuestro smartphone pero sin llegar a tocarlo. Cuando encendáis el flexo comprobaréis que la pantalla del smartphone reacciona. En lugar de usar la pantalla del smartphone, también podéis probar para encender a distancia sin tocar las típicas lámparas de mesilla o de noche que se encienden con el tacto.

La explicación científica es que siempre que encendemos algo, hay una subida de tensión. Esta la recibe el cuerpo al estar en contacto con el flexo por la zona metálica, que a su vez recorre nuestro cuerpo y se transmite por el aire hasta llegar a la pantalla del móvil o lamparita de noche.

Otro tipo de pantallas

Son las pantallas táctiles acústicas, ópticas y electromagnéticas. Vamos a comentar algunas cosas sobre algunas de ellas que nos han parecido curiosas.

Cada empresa usa en alguna ocasión otras tecnologías para las pantallas de sus productos. Así es el caso de HP, como en el HP TouchSmart 610es y similares. Los HP TouchSmart son una de las líneas de ordenadores todo-en-uno que comenzó a comercializar HP desde el 2007 e incluyen pantalla táctil.

HP TouchSmart 610

La pantalla del HP TouchSmart 610 del año 2011, por ejemplo, utiliza la tecnología de infrarrojos. Los sensores infrarrojos están colocados en los extremos y parte inferior de la pantalla, lo que provoca que este tipo de pantallas tenga un marco con bastante grosor.

El cuerpo como pantalla

Skinput es un proyecto perteneciente a la compañía Microsoft que emplea como interfaz entre el usuario y un dispositivo electrónico el sentido táctil usando como pantalla sensible el brazo. Se basa en un brazalete que consta de unos sensores que captan las ondas mecánicas de baja frecuencia que se propagan por el brazo cuando un elemento contacta con cualquier parte de él. Además, lleva incorporado un proyector que permite visualizar la interfaz gráfica en el antebrazo, por lo que actúa tanto como periférico de entrada como de salida.

Parece que en pocos años, todos interactuaremos con las máquinas de forma similar al proyecto que comenzó Microsoft por el 2009, mediante gestos y voz gracias a Kinect, pero combinado también con sensores táctiles para cuando se requiera mayor precisión.

Una vez aclarado el origen de las pantallas táctiles, su situación actual, y lo que podría ser en un futuro no tan lejano… ¿Cuál es tu opinión? ¿Cómo crees que serán en el día de mañana?

Archivado en Microsoft, PC, Smartphones, Tablets
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs de tecnología y videojuegos