Cómo se creó y evolucionó La Luna hasta llegar a ser el satélite que es hoy en día

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Todos hemos visto alguna vez el típico documental de cómo se formó la Tierra, cómo luego llegaron las bacterias, los primeros peces y reptiles para dar paso finalmente los grandes monos… nosotros los seres humanos. Pero durante ese mismo tiempo, también se estuvo formando nuestro satélite, La Luna y evolucionando hasta llegar a ser el desierto gris lleno de cráteres que es hoy en día. Gracias a una recreación realizada por la NASA ya podemos ver el origen de nuestro astro más cercano y cómo quedó marcada su superficie para siempre.

Hace ya unas cuantas semanas os hablé de un pequeño documental realizado por la NASA dónde nos daban un paseo guiado por La Luna. Ese documental fue realizado gracias a los estudios llevados a cabo por la LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter), sonda que orbita al rededor del astro gris para conocer un poco más sobre su suelo, formación y evolución.

Recreación de la creación y evolución de La Luna

Hace unos días, la NASA ha publicado una recreación en vídeo, gracias a los datos recogidos en los últimos años, donde muestran cómo se formó La Luna y cuál ha sido su evolución en el tiempo hasta llegar a convertirse en el desierto polvoriento de color gris lleno de cráteres que es hoy en día.

Se estima que el origen de su formación comenzó hace unos 4.500 millones de años a consecuencia del choque de una roca estelar o meteorito contra la Tierra, cuyos fragmentos fueron despedidos y atrapados a cierta distancia por la gravedad de nuestro planeta formando así una gran roca incandescente.

Con el paso de miles de años esta roca incandescente se fue enfriando convirtiéndose en una gran esfera gris. Los primeros meteoritos y fragmentos de antiguas colisiones estelares de nuestro sistema solar en precipitarse contra La Luna acontecieron hace unos 4.300 millones de años en la región que comprendería su polo sur.

Más tarde, hace unos 4.100 o 3.800 millones de años sucedieron una gran cantidad de impactos contra la superficie lunar originando una gran actividad volcánica que duró más de 2.000 millones de años.

Casi a finales de este período nuestro satélite volvió a ser bombardeado por una gran cantidad de pequeños meteoritos que formaron los innumerables cráteres que hoy forman la cicatrizada superficie lunar.

Prácticamente, después de esta última lluvia de meteoritos, la superficie de La Luna había permanecido casi inalterada desde hacía unos 1.000 millones de años hasta que en 1969, el recién desaparecido Neil Armstrong dejara su huella allí, permaneciendo intacta en el suelo lunar como recuerdo de una visita que supuso “un gran paso para la humanidad”.

¿Qué os ha parecido la creación y evolución de La Luna? ¿Os imaginabais que podría haberse formado de alguna otra forma?

Archivado en La Luna, NASA
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs